Sector complicado

Casas de cambio en crisis: le piden al BCRA poder operar dólares financieros

Estimaciones primarias indican que durante la pandemia habrían cerrado más del 40% de los establecimientos que existían. Si bien una normativa reciente de la autoridad monetaria les permitió volver a trabajar como lo hacían antes de la pandemia, desde el sector continúan los pedidos de mejoras.

Las casas de cambio atraviesan un momento crítico a partir de las heridas que dejó la pandemia. A pesar de algunas flexibilizaciones normativas que les permitieron volver a operar dentro de un marco de normalidad, no se pueden aún recuperarse. 

Según estimaciones de Mario Mochetti, presidente de la Cámara Argentina de Casas y Agencias de Cambio de la Argentina, el rubro vio extinguirse a más de 100 operadores durante la pandemia, sobre alrededor de 230 que existían previo a la irrupción del coronavirus. 

"Cada operador tiene, en promedio, dos establecimientos. En este tiempo se habrán perdido unos 2500 o 3000 puestos de trabajo, aunque no tenemos números finos", amplió Mochetti.

El ejecutivo afirmó que le vienen solicitando al Banco Central (BCRA) que les permita operar algún tipo de cambio competitivo para turistas, teniendo en cuenta que las casas de cambio siempre fueron el lugar natural para vender divisa al llegar a un país de visita. 

Sin embargo, la brecha en torno al 100% desalienta a los extranjeros a liquidar sus billetes en los lugares habilitados

Por el momento, la autoridad monetaria no viene autorizando el pedido. Ello pese a que el año pasado la entidad impulsó, con escaso éxito, una medida para que los  bancos pusieran a disposición de los turistas cuentas bimonetarias, de modo que pudieran liquidar sus divisas a previos de dólar MEP.

El contexto 

El 11 de noviembre del año pasado, el BCRA lanzó una comunicación que pasó desapercibida incluso para las casas de cambio. Por aquellos días, el país tenía sus ojos posados en las elecciones de medio término que se celebrarían tres días más tarde. 

Aquella comunicación, la A7398, permitió que los bancos vuelvan a atender a sus clientes sin turno previo. Pero también autorizó a las casas de cambio a que puedan volver a vender dólares y euros, siempre dentro de las restricciones vigentes (por ejemplo, el tope de u$s 200 mensuales). 

Esta situación trajo algo de alivio a las empresas de cambio oficiales, que durante toda la pandemia tan solo podían comprar dólares o bien vender moneda extranjera de países limítrofes, un servicio insuficiente en un contexto de turismo prácticamente nulo. 

Esto último dañó severamente el modelo de negocio de las casas de cambio, que también sufrió de sobremanera la falta de presencialidad en los momentos de confinamiento. 

"Previo a la pandemia, la atención presencial era más del 90% del trabajo. Cuando se instaura el escenario de Covid, muy pocas entidades tenían aplicaciones virtuales. Después, de a poquito, las fueron desarrollando", indicó Mochetti.

mecanismos de supervivencia

Por fuera del marco formal, algunos operadores de cambio fueron reciclándose y comenzaron a ofrecer servicios alternativos, por fuera de las regulaciones.  

Algunas agencias comenzaron a incursionar en el mundo cripto, vendiendo monedas digitales u oferciendo inversiones en el mundo blockchain. 

Mochetti aclaró en ese sentido que no se trata de actividades que estén dentro del marco regulatorio, que no están autorizadas para las casas formales y que, por ende, no comprenden a la órbita de la Cámara.  

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • ES

    El Sapo

    09/01/22

    Todavía existen?

    0
    0
    Responder