Mercados

Avalancha bajista: los bancos de inversión Wall Street se tornan negativos y arrastran a bonos locales

Los bonos argentinos caen arrastrados por la mala jornada en EEUU. Crecen los riesgos recesivos y el mercado ve la necesidad de que la Fed siga actuando para bajar la inflación.

En esta noticia

Otra jornada negativa para la deuda argentina. En las últimas jornadas sufre la volatilidad global.

Los bonos hacen una pausa después de un rally que llevó a los precios a máximos desde junio pasado.

Wall Street cae en medio de temores de una Fed más hawkish hacia adelante, luego de datos macro mejor de lo esperado. Hay una avalancha de mensajes bajistas por parte de los directores de los bancos de inversión americanos.

Crecimiento anémico y más inflación: el jefe mundial de BlackRock enumeró sus preocupaciones y algunas sorprenden

Los bonos argentinos tienen en la mira a Powell y dejan de lado los factores locales

Bonos en negativo

Todos los tramos de la curva argentina vuelven a caer. Los Globales a 2029 y 2030 retroceden, con bajas de 1,3% y 0,93% respectivamente.

Lo mismo ocurre en el tramo medio que retrocede 1,8% en el Global 2035 y 1,5% en el Global 2038. Finalmente, los bonos más largos, a 2041 y 2046 operan con caídas de 1,3% y 1,4% respectivamente.

Pese a la baja de hoy, el balance de las últimas semanas sigue siendo positivo. Los bonos más cortos suben más de 21% en el último mes, mientras que la deuda de los tramos más largos opera con ganancias de entre 12% al 19% en el mismo periodo.

La deuda local sigue prestando mayor atención a lo que ocurre a nivel global, más que a factores domésticos.

La debilidad en la renta fija argentina viene de la mano de un mal día en el mundo de renta fija internacional, con la deuda de mercados emergentes perdiendo 0,45 por ciento.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) agregaron que el frente externo es el principal driver a la hora de analizar los movimientos en los bonos soberanos.

El rally que depositó a los bonos hasta los valores actuales fue el hecho de que el mercado comenzó a especular con una Fed más laxa en cuanto a la suba de tasas hacia adelante.

Según explican desde PPI, la expectativa de cambio en la agresividad de la política monetaria de la Fed repercutió de lleno sobre el crédito emergente, cuyos índices principales subieron significativamente en las últimas ruedas. Esto terminó favoreciendo también a la Argentina.

"Son buenas noticias para la deuda argentina, cuyo performance desde la restructuración se explica alrededor de 72% por factores ajenos al riesgo idiosincrático. En otras palabras, para la evolución de los bonos argentinos fue mucho más relevante lo que sucedió a nivel internacional que en el plano local", comentaron.

Por su parte, Mariano Calviello, head portfolio manager de FIMA, coincide con los analistas de PPI que el sesgo más dovish de Powell fue festejado por los bonos locales, previo al recorte actual.

"Es una buena noticia para todos los activos de renta fija, que han sido fuertemente castigados de manera acelerada por el nuevo contexto de tasas de interés, generando un contexto bastante más amigable para sus valuaciones. Esta sensación de que es probable que estemos muy cerca de alcanzar el techo de la tasa es favorable para las cotizaciones", sostuvo Calviello.

En cuanto al futuro de los bonos, Ignacio Sniechowski, head de Research de Grupo IEB, considera que, mirando hacia adelante, el upside que le ve en los bonos soberanos comienza a ser limitado.

"A medida que los valores se acercan a u$s 30 entramos en una zona en la que comienza a ponderarse el valor de recupero de una futura reestructuración, que hace difícil pensar en valores mayores a los u$s 35", advirtió

Wall Street en rojo

Las acciones en Wall Street abrieron a la baja mientras que el mercado sigue incorporando los riesgos recesivos y de mayor debilidad económica hacia adelante, en medio de un contexto inflacionario persistente y que podría derivar en mayores subas de tasas de la Fed.

El Dow Jones cae 0,73%, seguido por el S&P500 que pierde 1,11% y el Nasdaq que baja 1,53 por ciento.

En Europa las acciones también retroceden, con el Stoxx50 cayendo 0,65%. El FTSEMIB de Milán y el DAX30 de Alemania son las bolsas que más bajan, perdiendo 0,9% y 0,87% respectivamente.

Los bancos de inversión americanos se tornan cada vez más bajistas en medio de un contexto de mayores riesgos recesivos a causa de una política monetaria de la Fed contractiva.

Los últimos datos macroeconómicos oscurecieron el panorama monetario ya que sigue quedando en evidencia que las presiones inflacionarias provenientes de la economía real y del mercado laboral siguen latentes.

Además, los bancos de inversión alertan sobre los riesgos recesivos hacia adelante y un eventual impacto negativo en las acciones.

El mercado viene incorporando los riesgos recesivos a través del mercado de bonos del Tesoro americano. El diferencial de tasa entre los bonos a 10 y 2 años se ubica en -82 puntos básicos, el nivel más negativo desde 1981.

Cada vez que la curva se invirtió, este fue un indicador que la economía americana se dirige hacia una recesión en el mediano plazo.

El pesimismo en el mercado de hoy es una continuidad de las bajas que se dieron en el día de ayer.

Las debilidades recientes de ayer y hoy se deben a que se dieron datos mejor de lo esperado en la macro americana, alejando las chances de ver un menor ritmo de suba de tasas de la Fed de cara a las próximas reuniones.

Los analistas de Cohen explicaron que las pérdidas de hoy se extienden en el día de hoy.

Según explican desde la compañía, ayer se conoció el nivel de actividad de Estados Unidos (ISM) correspondiente al sector de servicios, el cual registró un resultado mejor al esperado -56,5 vs 53,3- apoyado por un aumento en los pedidos de fábrica, superando así al registro de 54,4 de octubre.

"Esto fue tomado como un resultado negativo por Wall Street ya que, luego del sólido informe de empleo, un nivel de actividad al alza daría mayor margen a la Fed para continuar con su política de suba de tasas", dijeron.

Además, agregaron que, con la reunión del 13 de diciembre en la mira, las mayores expectativas se ubican en un alza de 50 pb llevando que las tasas cierren el año en 4,5 por ciento.

"En caso de confirmarse, las tasas superarían las últimas estimaciones de la Fed: finalizarían el año en 4,4% mientras que para el 2023 sólo aumentarían hasta 4,6%", dijeron.

Hoy la probabilidad de ver una suba de 50 puntos básicos es de 80% contra un 20% de ver un hike de 75 puntos básicos.

Avalancha bajista 

En el corto plazo, un conjunto de directores de bancos de inversión americanos advirtió sobre los riesgos recesivos y el impacto macro en las acciones. 

El jefe de Goldman Sachs, David Solomon, escribió una nota pesimista sobre la economía y le dijo a Bloomberg Television que "debe asumir que tenemos algunos tiempos difíciles por delante".

Por su parte, el jefe de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, dijo a la cadena CNBC, que una "recesión leve a fuerte" podría golpear el próximo año.

Ayer, el banco de inversión Morgan Stanley advirtió que nuevamente está apostando a la baja del mercado americano.

Deutsche Bank AG prevé que el S&P 500 se recupere en el primer trimestre, pero luego proyecta una baja de hasta un 33% en el tercer trimestre antes de tocar fondo.

"Todavía no hemos tocado fondo en los precios de las acciones", alertó esta mañana en Bloomberg, Lauren Goodwin, estratega de cartera de New York Life Investments.



Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.