Expectativa

Anticipo: cuánto subirán los plazos fijos para enfrentar al dólar blue y a la inflación

El Banco Central subirá la tasa de los depósitos tras el dato de inflación para contener a la brecha cambiaria, a los precios, al blue y a los dólares financieros.

En esta noticia

El Banco Central prepara para este jueves una nueva suba de tasas. Por estas horas la autoridad monetaria estaría considerando un incremento de 500 puntos básicos, aunque la decisión final se tomará una vez que el Indec informe el dato de inflación de julio, al que el Gobierno estima entre 6,8% y 6,9%.

Reservas en alerta roja: cuánto deberá pagar el BCRA para que le presten dólares

Cuáles son los billetes que saldrán de circulación en septiembre

Nueva tasa

La idea del nuevo gabinete económico es que los plazos fijos minoristas pasen del 61% al 66%. De esta manera, la tasa efectiva anual, que implica la renovación mensual del depósito, alcanzaría el 90%, empatando así la inflación anual que estimaron los participantes del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA.

Pero en caso de que el IPC de un número más cercano al 8% que al 7%, la suba deberá ser todavía mayor para así evitar que el dólar blue y los financieros superen los $ 300. Es que la premisa es achicar la brecha cambiaria por debajo del 100%, al menos en esta primera instancia.

La idea del nuevo gabinete económico es que los plazos fijos minoristas pasen del 61% al 66%. De esta manera, la tasa efectiva anual, que implica la renovación mensual del depósito, alcanzaría el 90%, empatando así la inflación anual que estimaron los participantes del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA.

Ojo al REM

De todas formas, hay quienes no se conforman con igualar al REM, ya que argumentan que el relevamiento viene corriendo hace meses detrás de la inflación. Además, si la inflación es del 7%, sostienen que un depósito a 30 días debería rendir lo mismo, que lo importante es la TNA y no la TEA.

En igual proporción subiría la tasa de política monetaria. De esta manera, la Leliq continuaría un punto por debajo de los plazos fijos. La idea, por lo visto, sería mantener esta diferencia para que los bancos vayan a financiar al Tesoro, que ofrece tasas más atractivas.

En alerta

Los banqueros se quejan que el rendimiento de las Leliq vaya a seguir estando por debajo de la de los plazos fijos: "Eso es malo. Desafío a cualquiera que me traiga un país que tenga esa regla", protesta el presidente de una de las entidades líderes del sistema.

"Es el sesgo cuantitativo del Central para incentivarnos a los activos del Tesoro", admite el CEO de otra de las grandes entidades.

BCRA Hawkish

"La Leliq seguirá rindiendo más que los depósitos, ya que se deben tomar los mayoristas, de más de $ 10 millones", se defienden en el Gobierno, que le darán al BCRA un nuevo tono hawkish, como se denomina en la jerga a la política monetaria contractiva, con suba fuerte de tasas de interés para tratar de controlar el alza de precios e impulsar la apreciación del tipo de cambio.

En igual proporción subiría la tasa de política monetaria. De esta manera, la Leliq continuaría un punto por debajo de los plazos fijos. La idea, por lo visto, sería mantener esta diferencia para que los bancos vayan a financiar al Tesoro, que ofrece tasas más atractivas.

Pases y caución son coeficientes contra la referencia de Leliq, por lo tanto, con 65% que rindan las letras del BCRA, la repo a un día pasará al 59% y la caución a un día al 49%.

Expectativas

La suba de tasas planeada por el "nuevo" BCRA, aseguran en la City, no se guiará tanto en base al dato de inflación de julio si no por el aumento de las expectativas mensuales de acá a fin de año y por la dinámica del MULC y de la brecha cambiaria.

Es que la nueva premisa, agregan, es precisamente achicar la brecha y engrosar reservas a partir del mes próximo. En este sentido, el objetivo a corto plazo es que alcancen hasta fin de mes, y para agosto tienen proyectado un ingreso adicional de u$s 1000 millones.

"El problema es de descalce en las reservas, porque el flujo hacia adelante es positivo, ya que en octubre se acelera la liquidación. Si bien este fue un buen año en lo liquidado por la soja, fue el peor año si tomamos el porcentaje del total de lo liquidado, ya que especulan con una devaluación", se defienden desde el Gobierno.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.