Inversiones personales

Oportunidades en Cedear: bancos elevan su expectativa para las acciones de Wall Street

Si bien los índices se ubican cerca de sus máximos, muchos sectores de EE.UU. operan con caídas de dos dígitos. Proyectan mayores subas para el mercado americano y dicha corrección puede aprovecharse

¡Siga siga! Los bancos de inversión en Wall Street elevaron sus objetivos para el S&P500, por lo que el bullmarket podría seguir teniendo recorrido alcista. Tanto JP Morgan, Goldman Sachs como Credit Suisse aumentaron sus números esperados para el S&P500 tanto para este año como para 2022. 

Al mercado le cuesta encontrar activos que le ganen a la inflación debido al contexto de tasas ultra bajas, lo cual coloca a las acciones como las únicas que podrían ofrecer esa clase de retornos. 

Las acciones caen 3% desde sus máximos, aunque hay sectores dentro del mercado que acumulan perdidas de hasta 26% y dicha baja puede ser una oportunidad de compra.

La dinámica alcista en Wall Street sigue siendo muy importante. El S&P acumula una ganancia en lo que va del año de 19,5%, el Dow Jones sube 16,8% y el Nasdaq sube 17%. Prácticamente el mercado no generó ninguna baja importante, mayor al 5% en todo el año.

El mercado alcista está resultando muy fuerte y salvo en el caso del Nasdaq, tanto el Dow Jones como el S&P500 no muestran un retroceso mayor al 5% desde octubre de 2020. El Nasdaq supo caer poco más del 5% en abril del 2021.

Para los analistas de JPMorgan, el S&P 500 seguirá con su racha alcista y subirá otro 8% este año ya que los temores de un crecimiento más lento son exagerados

El director de estrategia de renta variable estadounidense de JPMorgan, Dubravko Lakos-Bujas, aumentó su precio objetivo del S&P 500 de fin de año a 4.600 desde 4.400, lo que representa un potencial alza del 8% respecto de los valores actuales. 

Con una visión similar, desde el banco de inversión Credit Suisse también elevaron sus objetivos para el S&P500 este año en casi un 9% para fin de 2022.

Credit Suisse mantuvo sin cambios su objetivo de fin de año de 2021 de 4.600, una ganancia del 3,7% aunque ampliaron el objetivo hacia 2022.

Finalmente, Goldman Sachs también aumentó el objetivo del S&P 500 tanto para este año como para el próximo, citando ganancias mejores de lo esperado y tasas de interés más bajas de lo esperado.

El banco de inversión elevó su objetivo de fin de año S&P 500 a 4700 desde 4300, lo que implica un avance del 7% hasta fines de 2021, y movió su objetivo para 2022 a 4900 desde 4600. Según Bloomberg News, ese es el objetivo más alto en Wall Street.

Según Factset, el promedio de los analistas en Wall Street tiene un precio objetivo de 4.949 para el S&P 500 dentro de los próximos 12 meses, lo que implica una suba adicional del 10% respecto de los valores actuales.

Manuel Carpintero, portfolio manager de Nash Inversiones, explicó que si bien comienzan a aparecer cada vez mas temores, existen factores que indican que el bull market podría continuar. 

"Estamos neutrales en exposición a acciones en la cartera moderada del exterior y levemente sobre-ponderados en acciones en la cartera agresiva del exterior. Uno de los factores explicativos mas fuertes de las valuaciones del mercado americano es el exceso de liquidez. Es decir el diferencial entre crecimiento interanual de la oferta monetaria y el cambio interanual en el PBI nominal. Si comparamos esto contra el cambio interanual del PE promedio del S&P500, vemos que todavía las valuaciones (a pesar de estar entre las mas altas del mundo) podrían seguir creciendo", estimó.

¿Esta baja es una oportunidad?

Si bien el S&P500 sube 19,5% en lo que va del año, hay sectores ganadores y perdedores. 

Dentro de los que muestran una dinámica mejor que el índice se destacan el  energético que gana 29% y el financiero que sube 30%. El de salud sube 21% en lo que va del año, mientras que el de ocio y hotelería sube 20,5 por ciento.

En cambio, debajo del índice general se encuentran el tecnológico que sube 19%, el industrial y materiales suben 18,4%, mientras que el sector de consumo gana 9,5% y el aerocomercial muestra una caída del 1% en lo que va del 2021.

En un escenario en donde el S&P500 sube más del 100% desde el piso de marzo, los riesgos correctivos de corto plazo son mayores.

Si bien las subas en lo que va del año son abultadas, el mercado ha iniciado una pausa en el corto plazo. 

El S&P500 acumula una baja del 2% desde sus máximos recientes mientras que el Nasdaq cae 2,5 por ciento. 

Sin embargo, tomando distintos sectores, el sector industrial pierde 3%, el financiero cae 5,5% desde sus máximos, el energético pierde 18%, el aerocomercial retrocede 24% y el de extracción de petróleo un 26 por ciento.

Este escenario en donde los bonos no le ganan a la inflación, la cual muestra su mayor nivel en 13 años, genera un contexto en el que el atractivo por las acciones se mantendrá, pudiendo ser una baja del mercado, una oportunidad de compra.

Camilo Cisera, estratega de Cohen, afirmó que poner un objetivo al S&P 500 no es un ejercicio necesario, sumado a que considera que en el corto plazo el mercado es impredecible, más ahora con la incertidumbre que generan los rebrotes de Covid.

"A mediano plazo estimamos un juego de fuerzas entre compresión de múltiplos por tapering de la FED y mejoras en fundamentos por recuperación económica. Nos inclinamos por que el crecimiento de ventas y ganancias sobre compense la compresión de múltiplos y en base a esto surgen nuestras recomendaciones de priorizar empresas sólidas y consolidadas, por sobre las tecnológicas incipientes que cotizan a ratios elevados", explicó.

Ante las chances de ver un ajuste, analistas recomiendan pasarse a sectores más conservadores y con menor volatilidad, tales como el de salud y consumo discrecional.

Martin Salvo, head portfolio manager de Industrial Asset Management del Grupo Bind Inversiones, explicó que el mercado se mantendrá atento a posibles cambios en la política monetaria de la Fed, tanto en lo que respecta al futuro de la tasa de interés, así como el inició del Tapering. En este contexto, el especialista ve oportuno rotar la cartera hacia sectores defensivos.

"Sectores de servicios públicos, bancos, proveedores de servicios de pagos suelen ser algunos de los sectores defensivos que mencionamos. Por el contrario, las grandes apuestas de crecimiento podrían sufrir un poco si las revisiones de estimaciones son a la baja", advirtió.

Por su parte, Camilo Cisera, estratega de Cohen, resaltó que, dentro de las empresas defensivas que cuentan con Cedear en Argentina,  ven valor en Walmart, Pfizer y Johnson & Johnson, entre otras.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios