En lugar de hacer el billete de $ 5000, Casa de Moneda renovará su logo

Al menos hasta después de las elecciones no habrá otro billete de más de $ 1000 para no convalidar la inflación actual y para que no afecte el consumo.

La decisión está tomada, impulsada por Cristina Fernández de Kirchner. La Casa de Moneda (CMA) no imprimirá un billete de $ 5000, ni tampoco de $ 2000 ni de $ 10.000, al menos hasta después de las elecciones. 

CFK tiene la teoría de que un billete de mayor denominación convalidaría la alta tasa de inflación, y a la vez, frenaría el consumo. Por una cuestión psicológica, la gente gasta los billetes de $ 100 porque no valen mucho, pero uno de $ 5000 lo guardaría más tiempo en la billetera.

Esta decisión excede lo ya anunciado por el presidente Alberto Fernández, el 16 de junio pasado en ocasión de un homenaje a Martín Miguel de Güemes. Y el Banco Central confirmó luego que está trabajando en una familia que regresará al histórico esquema de patriotas, en reemplazo de la de animales autóctonos que dispuso en su momento el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger.

"Hasta después de las elecciones de medio término no harán nada, pese a las presiones de los bancos y del sector de retail. Sólo piensan hacer de $ 5000, pero Cristina y La Cámpora no estarían totalmente de acuerdo.

De todos modos, para este año no hay tiempo; seria recién para el 2022 y se harán todos acá, en nuestra Casa de Moneda", revela una fuente conocedora del sector.

CFK tiene la teoría de que un billete de mayor denominación convalidaría la alta tasa de inflación, sino que, a su vez, frenaría el consumo

Por lo pronto, en CMA se jactan de estar dispuestos a hacer frente a los nuevos desafíos tecnológicos del mundo digital. Por esta razón, la empresa aprobó un plan estratégico y de inversiones 2020-2023.

El objetivo es modernizar la planta productiva, en tren de mejorar la calidad y seguridad para la puesta en valor de la capacidad productiva de la empresa.

La premisa que persiguen es que puedan salir a producir billetes para otros países, en la medida en que primero se satisfaga la demanda interna, claro está.

El objetivo reside en poder presentarse a licitaciones de nuevos billetes, empezando por los países de Sudamérica. Aunque, en realidad, las Casas de Moneda recién se enteran de las licitaciones cuando los países lo demandan, no antes. 

Cambio de logo

En este marco les pareció evidente la necesidad de generar un cambio en relación a su marca corporativa e isologo.

Desde el primer momento, tuvieron en claro que el rediseño de su marca corporativa debía responder a las necesidades y estilos del mundo digital actual, tanto en su morfología como en sus aplicaciones.


Esta nueva marca debía representar el salto al terreno digital y a un nuevo paradigma organizacional y productivo; sin olvidar sus 145 años de trayectoria como empresa del Estado argentino y su compromiso por la excelencia en el diseño, la creatividad y la seguridad.

La idea, el diseño y la coordinación de este proyecto fue llevado a cabo enteramente por los equipos de CMA.

NUEVO PARADIGMA

Lo novedoso en este proceso fue que su comunidad, de trabajadores y trabajadoras, votó en forma digital y en urnas, en ambas plantas (Retiro y Don Torcuato) tres variantes posibles del nuevo isologo con el objetivo de presentar y fortalecer el sentimiento de pertenencia. De esa elección surgió el logo que presentaron ahora.

CMA también imprime diplomas de universidades, que tenía varias como clientes, pero ahora sólo le quedaron tres. La idea es volver a tener más, que confíen en ellos por la autenticidad que puedan darle a los diplomas con las marcas de agua, para evitar falsificaciones, como en el caso de los billetes. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios