Panorama sombrío: la guerra de Rusia-Ucrania y la estanflación amenazan la economía mundial

Se espera que el FMI rebaje las previsiones a medida que aumentan las presiones sobre los precios y disminuye la confianza.

Los peligros gemelos de la desaceleración del crecimiento y la alta inflación, o estanflación, afectarán a la economía mundial este año, conforme la guerra de Rusia contra Ucrania exacerba la desaceleración en la recuperación de la pandemia de coronavirus, según una investigación del Financial Times.

Las crecientes presiones sobre los precios, la disminución de la expansión de la producción y la caída de la confianza serán un lastre para la mayoría de los países, según el último índice de seguimiento de Brookings-FT.

Como resultado, los formadores de políticas se enfrentarán a "dilemas sombríos", según Eswar Prasad, investigador principal de la Institución Brookings.

Petróleo: el mercado podría salvarse de un déficit "agudo" este año, según la AIE 

Se espera que el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebaje esta semana sus pronósticos para la mayoría de los países, conforme los ministros de finanzas y los banqueros centrales atienden las reuniones de primavera del Fondo y el Banco Mundial para discutir cómo responder al cada vez más sombrío panorama económico.

Los formuladores de políticas deben decidir cómo abordar el rápido aumento de los precios y los riesgos de aumentar las tasas de interés cuando los niveles de deuda ya son altos.

El jueves, Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, describió a la guerra en Ucrania como un "retroceso masivo" para la economía mundial.

Prasad dijo que existía el riesgo de que 2022 se convirtiera en "un período tenso de realineamientos geopolíticos, interrupciones persistentes del suministro y volatilidad del mercado financiero, todo en el contexto de crecientes presiones inflacionarias y un espacio limitado para maniobras políticas".

El Índice Brookings-FT Tiger (que rastrea los índices para la recuperación económica global) compara indicadores de actividad real, mercados financieros y confianza con sus promedios históricos, tanto para la economía global como para países individuales, capturando la medida en que los datos en el período actual son mejores o peores de lo normal.

En la serie semestral, el índice compuesto muestra una marcada pérdida de impulso de crecimiento desde finales de 2021 tanto en las economías avanzadas como en las emergentes, con una caída de los niveles de confianza desde sus puntos máximos y una reciente reducción pronunciada del desempeño de los mercados financieros.

Para frenar la inflación, la Reserva Federal reducirá u$s 95.000 millones mensuales de su balance

Cada uno de los tres grandes bloques económicos del mundo enfrenta dificultades considerables, según Prasad. Si bien el gasto sigue siendo fuerte en Estados Unidos y el mercado laboral ha vuelto a las condiciones previas a la pandemia, la inflación plantea graves dificultades para el mandato de estabilidad de precios de la Reserva Federal. El ritmo de crecimiento de los precios aumentó a un máximo de 40 años del 8,5% en marzo.

Primero, en Estados Unidos, "la Reserva Federal corre un riesgo real de perder el control de la narrativa de inflación y podría verse obligada a endurecer aún más agresivamente de lo que ha señalado, aumentando el riesgo de una marcada desaceleración del crecimiento en 2023", dijo Prasad.

Segundo, los problemas de China se derivan de su deseo de seguir con su estrategia de cero Covid después de un aumento en los casos de la variante Ómicron. Los confinamientos, como las severas restricciones en Shanghái, amenazan el gasto de los consumidores, la inversión y la producción, mientras que la posibilidad de relajar nuevamente la política monetaria amplificará los riesgos a largo plazo para la estabilidad financiera.

Tercero, Europa es la más expuesta al conflicto de Ucrania y está luchando por reducir la dependencia de las importaciones energéticas rusas. Dentro del bloque europeo, los niveles de confianza han disminuido drásticamente.

Prasad dijo que no había soluciones políticas fáciles y que la voluntad de actuar parecía escasa.

"Mantener la economía global en un camino de crecimiento razonable requerirá acciones concertadas para solucionar los problemas de raíz, incluyendo medidas para limitar las interrupciones inducidas por la pandemia, pasos para reducir las tensiones geopolíticas y medidas específicas como el gasto en infraestructura para impulsar la productividad a largo plazo en lugar de solo fortalecer la demanda de corto plazo", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios