Fed: el ambiguo mensaje que confundió a los mercados, ¿hasta cuándo seguirá la suba de tasas?

El banco central estadounidense subió la tasa de referencia en 0,75 puntos porcentuales por cuarta vez consecutiva, y ahora se ubica en un rango objetivo de entre el 3,75% y el 4%, desde casi cero en marzo.

Jay Powell señaló que la Reserva Federal estaba preparada para ralentizar el ritmo de su campaña de endurecimiento de la política monetaria, pero advirtió que, en última instancia, las tasas de interés tendrían que subir a un nivel más alto de lo previsto.

En conferencia de prensa luego de que el banco central estadounidense aumentara su principal tasa en 0,75 puntos porcentuales por cuarta vez consecutiva, Powell dijo que la Fed no necesitaba ver una serie de informes mensuales de menor inflación antes de cambiar a subas más pequeños.

"Necesitamos ver que la inflación baja de forma decisiva y una buena evidencia podría ser una serie de informes mensuales a la baja", dijo el titular de la Reserva Federal tras la última reunión de la entidad. "Pero nunca he pensado que eso sea la prueba adecuada para frenar el ritmo de alzas".

Estados Unidos: qué tan grave es la recesión que se viene, y por qué la Fed sigue subiendo las tasas

Sin embargo, Powell advirtió que el banco central todavía tiene "algunos caminos por recorrer" en su búsqueda para domar los precios y señaló una serie de informes económicos que sugieren que la Fed ha tenido un efecto mínimo sobre la inflación hasta ahora.

"Los datos desde nuestra última reunión sugieren que el nivel definitivo de las tasas de interés será más alto de lo esperado", dijo.

Los comentarios de Powell sugieren que los responsables de la política monetaria están dispuestos a contemplar la posibilidad de optar por una suba menos agresiva en la próxima reunión de la Fed. "Ese momento se acerca, y puede llegar tan pronto como la próxima reunión, o la siguiente", dijo.

En un comunicado antes de que Powell hablara, el banco central dijo que "tendría en cuenta el endurecimiento acumulado" aplicado hasta ahora, así como los "desfasajes con los que la política monetaria afecta a la actividad económica y a la inflación".

Los mercados se esforzaron por interpretar la postura del banco central, y las acciones saltaron tras la publicación de la declaración, antes de hundirse después de que Powell advirtiera en su conferencia de prensa que las tasas alcanzarían su máximo a un nivel "final" más alto.

Habló después de que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) votara unánimemente a favor de aumentar la tasa de los fondos federales hasta un rango objetivo de entre el 3,75% y el 4%.

Frenar la inflación ¿a cualquier costo? Los bancos centrales doblemente presionados por los precios y la recesión

El banco central dijo que serían necesarios "aumentos continuos" de la tasa de interés de referencia para tener un efecto "suficientemente restrictivo" en la economía y devolver la inflación a la meta de 2% fijado por la Fed desde hace tiempo.

La decisión de la Reserva Federal de seguir adelante con una nueva alza de 0,75 pp. se produce en un contexto en el que cada vez hay más pruebas de que el problema de la inflación - el más grave de las últimas décadas- no está remitiendo.

Todo esto a pesar de los indicios de que la demanda de los consumidores está empezando a enfriarse y de que el mercado inmobiliario se ha ralentizado considerablemente bajo el peso de las tasas hipotecarias, que la semana pasada superaron el 7%.

Estados Unidos: la inflación se convierte en un difícil problema electoral para Joe Biden

Los datos publicados desde septiembre han mostrado que el crecimiento de los precios al consumo se ha acelerado nuevamente en una amplia gama de bienes y servicios, lo que sugiere que las presiones inflacionarias subyacentes [o core] se están afianzando. El mercado laboral también sigue muy ajustado, con un fuerte crecimiento de los salarios y el resurgimiento de las ofertas de empleo.

La decisión de este miércoles hizo que la tasa de interés de los fondos federales se sitúe aún más en territorio "restrictivo", lo que significa que frenará con más fuerza la actividad económica.

Teniendo en cuenta lo mucho que ha subido la Fed las tasas -desde casi cero en marzo-, los altos funcionarios y los economistas están debatiendo cada vez con más urgencia cuándo debería el banco central ralentizar el ritmo de sus alzas, sobre todo porque los cambios en la política monetaria tardan en filtrarse en la economía.

La 'fusión de crisis' que amenaza a la economía mundial

La Fed introdujo por en julio primera vez la noción de ralentizar "en algún momento", y las previsiones publicadas en la reunión de septiembre sugieren el apoyo a esa medida en diciembre. En la reunión de septiembre, la mayoría de los funcionarios proyectaron que la tasa de los fondos federales llegaría a 4,4% a fines de año, lo que indica que el mes que viene habrá una suba de tasas de medio punto.

A los economistas les preocupa que, al prolongar su agresivo programa de endurecimiento, la Fed corra el riesgo de desencadenar una recesión económica más pronunciada de lo necesario, así como la inestabilidad de los mercados financieros. Algunos observadores de la Reserva Federal advierten que los recientes episodios de tensión en el mercado de deuda pública del Reino Unido, que obligaron al Banco de Inglaterra a intervenir, constituyen un ejemplo de advertencia.

Los legisladores demócratas también han pedido a la Reserva Federal que dé marcha atrás en su enfoque agresivo.

No obstante, Powell se verá obligado a tranquilizar a los economistas e inversores, y explicar que reducir el ritmo de las subas de tasas no significa reducir el compromiso de acabar con las presiones sobre los precios. Para ello, muchos economistas esperan que la Fed acabe respaldando subas de tasas que superen el nivel máximo del 4,6% previsto en septiembre. Ahora se espera que sea necesario una tasa de interés de referencia de al menos el 5% para controlar la inflación.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios