FINANCIAL TIMES

Farmacéuticas en guerra contra la suspensión de patentes, ¿qué alegan?

Los laboratorios de medicamentos sostienen que la medida de liberar las patentes atenta contra sus derechos de propiedad intelectual, desalentará la innovación en EE.UU. y hará que puestos de empleo sean trasladados al extranjero.

Las utilidades de la industria farmacéutica están protegidas por una fortaleza de patentes que garantiza a los laboratorios de medicamentos un flujo de ingresos hasta que expiran. El miércoles, Joe Biden rompió con décadas de ortodoxia estadounidense y abrió una grieta en el muro.

La decisión de su administración de apoyar la suspensión de las patentes de vacunas contra el Covid-19 provocó de inmediato indignación en el sector farmacéutico, que argumenta que la medida atenta contra sus derechos de propiedad intelectual, desalentará la innovación en EE.UU. y hará que puestos de empleo sean trasladados al extranjero.

"La propiedad intelectual es la sangre vital de la biotecnología, es como el oxígeno de nuestra industria", dijo Brad Loncar, un inversor en biotecnología. "Si la eliminas, no tenes sector de biotecnología".

La principal asesora comercial de Biden, Katherine Tai, dijo que, aunque el gobierno estadounidense sigue "creyendo firmemente" en hay que proteger la propiedad intelectual, respalda la suspensión de las patentes de vacunas contra el Covid-19 para ayudar a elevar la producción mundial de dosis.

El respaldo que brinda Washington supone un paso fundamental para hacer realidad la propuesta de suspender las patentes contra el Covid-19

La medida se produce en un momento en que algunos países, como India, se esfuerzan por lidiar con nuevos brotes del virus, mientras otros pusieron en marcha exitosas campañas de vacunación que están reduciendo los contagios, las hospitalizaciones y las muertes.

La propuesta de liberar las patentes se presentó ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en octubre y desde entonces ha recibido el apoyo de más de 60 países que afirman que la producción mundial de vacunas debe aumentar drásticamente. 

El respaldo que brinda Washington supone un paso fundamental para hacer realidad la propuesta, y Tai dijo que Estados Unidos participará en las negociaciones para definir los detalles en la OMC.

Vacunas: el gobierno de Biden apoyó la liberación las patentes

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, declaró a Financial Times que la decisión constituye un "momento trascendental" en la lucha contra el Covid-19. "No me sorprende este anuncio. Es lo que esperaba de la administración del presidente Biden".

Sin embargo, la industria farmacéutica no lo esperaba. En las disputas comerciales Estados Unidos solía proteger con firmeza los derechos de propiedad intelectual de las empresas nacionales. 

Los líderes del sector describieron la decisión como un duro golpe a la innovación que no ayudará a impulsar la producción mundial porque hay falta de plantas fabriles y empleados capacitados.

En un anuncio de resultados, Stéphane Bancel, CEO de Moderna, dijo que una exención de patentes "no ayudará a abastecer al mundo con más vacunas ARNm con mayor rapidez en 2021 y 2022, que es el momento más crítico de la pandemia".

Stéphane Bancel, CEO de Moderna

"No hay capacidad de fabricación ociosa de ARNm en el mundo", agregó.

"Las medidas de la administración en este caso son muy innecesarias y perjudiciales", señaló Jeremy Levin, presidente de la cámara empresaria de biotecnología Bio. 

"No se logrará garantizar vacunas rápido, y lo que es peor, establece el principio de que las compañías que invirtieron en nuevas tecnologías corren el riesgo de que se las quiten".

Tras el anuncio se vieron golpeadas las acciones de los grandes fabricantes de vacunas contra el Covid-19. Los papeles de BioNTech, que cotizan en Fráncfort, cerraron el jueves con una caída del 12%, mientras que Moderna y Novavax recortaron sus pérdidas después de haberse hundido el miércoles en Nueva York, cotizando a 2,4% y 1% menos, respectivamente.

CanSino Biologics, una compañía privada china que ha desarrollado una vacuna de vectores de adenovirus de una sola dosis con investigadores militares chinos, retrocedió 14% el jueves. Fosun Pharma, que tiene un acuerdo para suministrar vacunas de BioNTech en China, perdió 9%.

Vacunas Covid: qué significa liberar las patentes 

Sven Borho, socio director de OrbiMed Advisors, una firma que invierte en el área de Salud, afirmó que los ejecutivos farmacéuticos temen que la medida de la administración siente un precedente que facilite las suspensiones de patentes en el futuro.

"Les preocupa que a largo plazo esto sea un pie en la puerta: 'Bueno, lo hicimos con Covid-19; hagámoslo con la siguiente crisis, y con la siguiente'", continuó. "Y de repente se trata de una patente de un medicamento contra el cáncer que hay que anular. Tienen miedo que sea un mecanismo que prepare el terreno para acciones en el futuro".

Están los que consideran que la suspensión de las patentes ayudará a ampliar la producción mundial de vacunas contra el Covid-19

"Si esta medida permite un mayor acceso y que más personas salven sus vidas hoy en 2021 y la consecuencia es que más adelante podríamos no tener una nueva terapia genética para 100 niños; entonces esa es la disyuntiva que vale la pena discutir", dijo Peter Bach, director del Centro de Política Sanitaria del Memorial Sloan Kettering, refiriéndose a que los fabricantes de medicamentos quizás se vuelvan más cautelosos a la hora de invertir en terapias pioneras en el futuro.

La batalla por los derechos de propiedad intelectual es la primera gran disputa internacional sobre patentes desde que se produjo el enfrentamiento por los costosos tratamientos contra el VIH entre los laboratorios de medicamentos y varios países, entre ellos Brasil y Sudáfrica, a fines de la década de 1990.

Los países con problemas para contener la epidemia querían fabricar sus propias versiones genéricas de los fármacos para el VIH, pero las compañías que los desarrollaban interpretaban esas medidas como un incumplimiento de los acuerdos de patentes, lo que dio lugar a un cúmulo de litigios que frustró los esfuerzos por generar una oferta de píldoras baratas.

Los miembros de la industria farmacéutica argumentan que suspender las patentes de las vacunas contra el Covid-19 para elevar la producción en el extranjero será perjudicial para el empleo en el sector biotecnológico estadounidense. La administración de Donald Trump se opuso firmemente a la exención el año pasado.

La tecnología de ARNm utilizada en las vacunas de BioNTech/Pfizer y Moderna se está probando para tratar otras enfermedades como el cáncer y las cardiopatías, y los grupos de lobby farmacéutico afirman que una suspensión de sus patentes permitiría a otros países aprovechar los avances de la investigación estadounidense.

La suspensión de las patentes contra el Covid será perjudicial para el empleo en el sector biotecnológico estadounidense, afirman las farmacéuticas .

Las consecuencias a largo plazo no están claras. Umer Raffat, analista de Evercore ISI, señaló que la suspensión no era permanente y que otros actores influyentes, como la UE y el Reino Unido, aún no habían apoyado la medida del gobierno de Biden.

Borho, de OrbiMed, afirmó: "Se trata de una circunstancia única. Creo que en última instancia esto se limitará a las vacunas contra el Covid-19. No creo que la administración Biden quiera socavar las patentes generales para la biotecnología o la industria farmacéutica".

Los partidarios de la suspensión de las patentes aplaudieron la decisión del gobierno estadounidense considerándolo un paso importante para ampliar la distribución mundial de vacunas contra el Covid-19.

"La industria farmacéutica ha dicho que la pandemia no es un momento para conducirse como siempre", dijo Zain Rizvi, especialista en acceso a los medicamentos de Public Citizen. "Financiados con miles de millones de dólares de los contribuyentes, [los fabricantes de vacunas] tienen el imperativo moral de dejar de oponerse a los esfuerzos destinados a ampliar... la producción".

Traducción: Mariana Oriolo

Comentarios

  • CAA

    Carlos Angel Arce

    08/05/21

    Qué falta de sentido común, carajo!!!!!!! Obtener beneficios económicos es lo que motiva a los capitales a tomar riesgos, emprender y producir lo que es necesario para la sociedad. Si se les quitan los beneficios económicos, dejarán de EMPRENDER. El Estado solo puede regular un poco con los impuestos pero no impedir las ganancias de las empresas.

    0
    0
    Responder