FINANCIAL TIMES

Estados Unidos - China: Biden promueve reuniones de alto nivel con funcionarios de Beijing

El involucramiento con China será criticado por los halcones que han apoyado la severa postura del presidente.

El presidente Joe Biden está listo para lanzar la próxima fase de su política hacia China con un impulso para que se realicen reuniones de alto nivel con funcionarios de Beijing después de cinco meses de adoptar una postura de línea dura.

Según tres personas informadas sobre las conversaciones, Estados Unidos y China están discutiendo una posible reunión entre Antony Blinken, el secretario de Estado, y Wang Yi, el ministro de Relaciones Exteriores chino, en una reunión del G20 en Italia la próxima semana.

La administración Biden también le ha dicho a Beijing que le gustaría enviar a Wendy Sherman, la subsecretaria de Estado, a China durante el verano.

La Casa Blanca está considerando una llamada con Xi Jinping, la cual representaría el segundo encuentro de Biden como presidente estadounidense con su homólogo chino.

FMI: en América latina los ricos tienen que pagar más impuestos 

Durante los primeros meses de su presidencia, Biden enfatizó que adoptaría una estrategia paciente hacia China conforme se enfocaba en fortalecer a Estados Unidos a nivel nacional y en reforzar las alianzas.

La decisión de significativamente intensificar el involucramiento con China se ha producido después de que Washington logró un enorme progreso abordando la pandemia de Covid-19 y siguiendo meses de conversaciones con los aliados que produjeron severas declaraciones conjuntas sobre Beijing durante las cumbres, incluyendo la del G7.

La Casa Blanca también ha conducido discusiones internas preliminares acerca de enviar a Blinken o a Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional, a China este año, lo cual pudiera sentar las bases para que Biden y Xi celebren una cumbre bilateral al margen de la reunión de líderes del G20 en Roma en octubre.

Sin embargo, un funcionario del Departamento de Estado dijo que "no había ninguna reunión planeada" entre Blinken y Wang en Italia.

"La administración desde el principio planeó secuenciar sus políticas enfocándose primero en revitalizar a Estados Unidos, en controlar la pandemia, y en rejuvenecer nuestras alianzas y asociaciones", indicó Bonnie Glaser, una experta en China del Fondo Marshall Alemán (GMF, por sus siglas en inglés).

"Ahora ellos creen que éste es el momento de recurrir al involucramiento, aunque probablemente no lo llamarán así, y de comenzar el diálogo con China".

Los contactos provocarían críticas por parte de los halcones con respecto a China que han elogiado a Biden por adoptar una postura inesperadamente severa en relación con Beijing. Pero serán bienvenidos por la comunidad empresarial, la cual ha estado preocupada por el deterioro de las relaciones entre las dos economías más grandes del mundo.

Una reunión entre Blinken y Wang marcaría el primer compromiso de alto nivel desde que Blinken y Sullivan se reunieron con sus homólogos en Alaska en marzo. Un funcionario estadounidense dijo que una reunión sería una oportunidad para continuar las conversaciones sobre temas que se plantearon en Anchorage a puerta cerrada después de un intenso comienzo en público.

Al final de esa reunión, Blinken le dejó en claro a Yang Jiechi, el principal funcionario de política exterior chino, que él no estaba preparado para viajar a China para participar en discusiones de seguimiento a pesar de recibir una invitación.

No estaba claro si Beijing estaría de acuerdo con las reuniones. El funcionario estadounidense dijo que China no había indicado si recibiría a Sherman, quien sería el único funcionario de alto nivel de la administración Biden en realizar una visita al país, aparte de John Kerry, el negociador climático que se reunió con su homólogo en Shanghai en abril.

"Estas interacciones bilaterales, si se realizan, son de extrema importancia porque son esenciales en la construcción de una estrategia de competencia sostenida", señaló Evan Medeiros, un experto en China de la Universidad de Georgetown. "El diálogo y la interacción con China habilitan y facilitan la competencia, no la socavan. Hace que los esfuerzos estadounidenses parezcan más predecibles para los aliados a la vez que destacan las artimañas, el engaño y el subterfugio general de los chinos".

Cómo la China de Xi llegó a parecerse a la Rusia zarista

Enfatizando los retos a la relación, China ha seguido ignorando una solicitud del Pentágono para que Lloyd Austin, el secretario de Defensa, hable con el general Xu Qiliang, el más importante oficial militar de China. El Financial Times informó el mes pasado que China había rechazado tres solicitudes de una llamada. Un funcionario de Defensa estadounidense dijo que la situación no había cambiado.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado no realizaron declaraciones sobre las negociaciones para el logro de un mayor involucramiento diplomático. Pero Sullivan sugirió la semana pasada que Biden pronto hablaría con Xi tras la cumbre del presidente estadounidense en Ginebra con Vladimir Putin, el líder ruso.

Sullivan señaló que Biden estaba comprometido a hablar con Xi "para evaluar" la relación. "Ahora es sólo una cuestión de cuándo y cómo", agregó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios