Elecciones en EE.UU.: las chances de Donald Trump para volver a la Casa Blanca en 2024

El expresidente parece no haber cambiado a pesar de los problemas legales y el asalto al Capitolio.

Ha vuelto. Veintiún meses después de dejar la Casa Blanca y volar a Florida, Donald Trump ha reaparecido en escena, como si su reciente ausencia hubiera sido sólo un parpadeo.

En los últimos días antes de las elecciones de mitad de término en Estados Unidos, el expresidente ha ido de acto en acto, insultando a cualquier republicano que se interponga en su camino y especulando públicamente con la posibilidad de volver a aspirar a la Casa Blanca.

Los líderes republicanos instaron a Trump a esperar hasta después de la elección de medio término. La preocupación era que pudiera opacar la lista de candidatos al Senado y la Cámara de Representantes, diseñada para darle una paliza a Joe Biden y los demócratas, en el contexto de una economía floja, la alta inflación y el malestar post-pandemia.

Elecciones en Estados Unidos: qué se vota este martes y por qué es la 'madre de todas las batallas' 

Trump acordó esperar hasta después de la votación de mañana para apretar oficialmente el gatillo. Pero el jueves pasado ya estaba en Iowa anunciando que "muy, muy, muy probablemente lo haría de nuevo. ¿De acuerdo?" El sábado, en Pensilvania, admitió que "le gustaría hacer" el anuncio allí mismo, pero que se estaba conteniendo, por respeto a los dos republicanos a los que debía apoyar.

Según Axios, Trump ahora está pensando en el 14 de noviembre para hacer una declaración formal, es decir, ese momento vacío y con pocas noticias entre las elecciones y el Día de Acción de Gracias.

El cálculo para este anuncio es sencillo. Las últimas encuestas indican que es probable que los republicanos tengan una buena noche mañana, con el partido a punto de recuperar una, si no ambas, cámaras. ¿Quién mejor que Trump para aprovechar el éxito del partido?

A lo largo del ciclo electoral de 2022, Trump ha apoyado a más de 200 candidatos republicanos de todo el país. Para algunos que habían tenido problemas en sus primarias, el sello de aprobación de Trump tiene un efecto Midas, ayudando a docenas a ganar las nominaciones. Cuando llegue enero, es probable que muchos de ellos sean legisladores activos.

Los apoyos han ido acompañados de un desembolso tardío -pero no insignificante- de dinero del superpacto Make America Great Again de Trump, que ha repartido más de u$s 16 millones, mientras guarda la mayor parte del dinero para su candidatura en 2024.

Estados Unidos: qué tan grave es la recesión que se viene, y por qué la Fed sigue subiendo las tasas

En la campaña del pasado fin de semana, Trump parecía estar cerca de su viejo yo, otorgando un nuevo apodo a su exprotegido, ahora convertido en potencial rival republicano, Ron DeSantis y promocionando encuestas que mostraban al expresidente liderando la carrera por la nominación republicana con un 71% de apoyo.

Veintiún meses, el asalto al Capitolio e innumerables problemas legales después, el expresidente parece no haber cambiado nada. La pregunta es: ¿lo hicieron los votantes?

La "terrible" semana de Donald Trump: los problemas legales del expresidente se están acumulando

Cuando Trump dejó la Casa Blanca hace casi dos años, se le había prohibido el acceso a Twitter, sus aliados estaban asediados y la dirección de su partido estaba ansiosa por acabar con él. Ahora, un año y medio después, el mundo puede volver a inclinarse a su favor.

Mientras prepara su esperado anuncio, el nuevo titán de Twitter -Elon Musk- está en proceso de moldear la red social para que vuelva a ser el tipo de plaza pública virtual en la que prosperó Trump, libre de un ejército de moderadores de contenidos contratados para bloquear la difusión de fake news. Musk ha planteado la posibilidad de permitir al expresidente volver a la plataforma.

El costo de enfrentarse a Trump: el fiscal general de Estados Unidos, en el centro de la tormenta política

Que Trump decida presentarse o no es realmente lo de menos. Incluso antes del anuncio, se ha filtrado de nuevo en la conciencia pública y en la arena pública.

Es difícil no pensar en otros exdirigentes que han resurgido victoriosos en las últimas semanas, desde Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil hasta Benjamin Netanyahu en Israel. Con los vientos de cola de la pandemia, las convulsiones económicas, la crisis energética y una guerra en Europa, parece que no podemos dejar las sombras de nuestro pasado.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.