FTExclusivo Members

Israel bombardea Gaza y moviliza sus tropas para un ataque terrestre

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron que habían alcanzado un total de más de 1300 objetivos hasta la fecha, más de 200 de ellos durante la noche, y que se habían disparado 4500 misiles desde Gaza.

Israel bombardeó la Franja de Gaza y se preparaba para una invasión terrestre del enclave, tres días después de que un ataque de Hamás desencadenara la guerra más sangrienta en territorio israelí en décadas.

El ejército israelí dijo que había atacado más de 1300 objetivos en Gaza en respuesta a la mortal incursión del sábado por el grupo terrorista, mientras que más de 4500 misiles habían sido disparados desde el enclave.

Mientras sonaban sirenas en todo Israel advirtiendo de nuevos ataques con misiles, muchos de los cuales se dirigían a la ciudad de Ashkelon, el ejército informó que había encontrado los cadáveres de "docenas" de civiles, entre ellos bebés y niños, en un kibutz cercano a la frontera con Gaza, en el sur del país.

Israel moviliza 300.000 reservistas mientras Hamás amenaza con matar rehenes

Un vocero de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) describió el área de Kfar Aza como "una masacre: niños, mujeres y ancianos... fueron masacrados".

El kibutz fue uno de los últimos sitios donde las tropas israelíes redujeron a militantes palestinos armados en combates que continuaron hasta la mañana del lunes. El vocero dijo que las víctimas se contaban por "docenas [y] todavía las estamos contando".

Las FDI afirmaron que la zona cercana a la frontera con Gaza era ahora "más o menos segura", y añadieron que habían recuperado los cadáveres de 1500 palestinos que habían irrumpido en territorio israelí.

Por tercer día consecutivo, Israel también bombardeó zonas del Líbano, su vecino del norte, en respuesta a una ola transfronteriza de misiles.

Mientras Israel se preparaba para una guerra prolongada en Gaza, el partido Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu afirmó que los esfuerzos para formar un gobierno de emergencia "avanzan a grandes pasos".

El país ha convocado a 60.000 reservistas, que se suman a la cifra récord de 300.000 ya movilizados, y ha desplegado 35 batallones militares y cuatro divisiones, mientras crea "una infraestructura para futuras operaciones" en una aparente preparación de un ataque terrestre a Gaza ampliamente anticipado.

Más de 2 millones de personas viven en el enclave controlado por Hamás y decenas de miles ya han huido de sus hogares para buscar refugio de los ataques israelíes desde el aire y el mar. Según la ONU, los bombardeos han desplazado al menos a 200.000 personas.  

Guerra Israel - Hamas: quién es 'el invitado', el cerebro detrás de los ataques

Youssef al-Aqqad, director del Hospital Europeo de Gaza en Khan Younis, en el sur del enclave, dijo que la zona había sido bombardeada todos los días desde el sábado, con 87 muertos, entre ellos mujeres y niños.

"Casas y edificios han sido bombardeados", dijo. "Escribimos 'desconocido' en los cadáveres. Oímos los bombardeos cada segundo".

Los objetivos israelíes en Gaza incluían lo que, según las FDI, era un centro de mando operativo de Hamás en una mezquita, un punto de entrada para un túnel utilizado por los terroristas y otras "infraestructuras operativas" dentro de una segunda mezquita.

Israel acusa al grupo palestino, que tomó el control de Gaza en 2007, de instalar infraestructuras militares en zonas civiles y lugares religiosos.

Las FDI también postearon en X que habían matado a Jawad Abu Shamala, jefe de Economía de Hamás, en un ataque aéreo.

El Financial Times no pudo confirmar de forma independiente estas afirmaciones.

Hamás ha amenazado con matar a un rehén por cada ataque aéreo israelí sin previo aviso que tenga como objetivo a civiles en Gaza.

La ONU advirtió que esperaba que "una grave escasez de agua potable, ya de por sí escasa", afectara a más de 610.000 personas en el territorio. En el marco de un " sitio total", las autoridades israelíes han cortado el suministro de agua y electricidad a Gaza.

Ataque de Hamas a Israel: cómo son los poderosos portaviones y aviones de guerra que envió Estados Unidos

Las FDI afirmaron que más de 1000 israelíes habían muerto desde la incursión del sábado, y que decenas más permanecían como rehenes en Gaza. Añadió que se había notificado a 50 familias que sus parientes habían sido tomados como rehenes. Las autoridades palestinas dijeron que 900 de sus ciudadanos habían muerto.

El presidente estadounidense, Joe Biden, se refirió a los ataques en un discurso pronunciado desde la Casa Blanca, en el que afirmó que Israel tiene tanto el "derecho" como el "deber" de responder. Confirmó que había estadounidenses entre los rehenes del grupo terrorista y dijo que al menos 14 de ellos habían muerto.

Biden describió los atentados de Hamás como "pura maldad" que traía a la memoria sombríos recuerdos de "genocidio y antisemitismo", y prometió que EE.UU. estaría "al lado de Israel". Flanqueado por la vicepresidenta, Kamala Harris, y el secretario de Estado, Antony Blinken, Biden pidió al Congreso que contribuya a reforzar la ayuda a Israel según sea necesario y afirmó que había llegado el momento de que " EE.UU. se una".

"No hay lugar para el odio en EE.UU.: ni contra los judíos, ni contra los musulmanes, ni contra nadie", afirmó.

El martes, la Unión Europea, el mayor proveedor mundial de ayuda a los palestinos, declaró que continuaría con la asistencia hasta que hubiera completado una revisión sobre si los fondos se canalizarían hacia Hamás. Al igual que EE.UU. e Israel, el bloque considera a la organización un grupo terrorista.

Temas relacionados
Más noticias de Conflicto Israel Hamas

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.