Saudi Aramco redobla la apuesta en plena guerra de precios

En abril, Arabia Saudita abastecerá al mercado de petróleo con 12,3 millones de barriles diarios, incluyendo el petróleo almacenado. El CEO de la petrolera dijo que probablemente los niveles de mayo sean similares

En plena guerra de precios con Rusia y otras naciones petroleras, el CEO de Saudi Aramco afirmó que el gigante estatal de energía puede sostener los niveles máximos de producción de petróleo sin tener que hacer ninguna inversión de capital adicional.

Hace una semana Arabia Saudita redujo drásticamente los precios de venta y anunció planes para aumentar las exportaciones después de que Moscú se negó a respaldar un plan de la OPEP -organización liderada por el reino- que profundizaba los recortes de producción en respuesta al brote de coronavirus, que redujo la demanda.

Amin Nasser, hablando con analistas el lunes después del anuncio de los resultados anuales de Saudi Aramco, dijo que la compañía podría mantener su máxima capacidad de producción de 12 millones de barriles diarios hasta un año sin hacer ninguna inversión de capital adicional; y podría aumentar aún más "si es necesario".

En abril, Arabia Saudita abastecerá el mercado con 12,3 millones barriles diarios, incluyendo el petróleo almacenado. Nasser dijo que era poco probable que los niveles de mayo sean diferentes, comentarios que sumaron presión sobre los precios del petróleo, que cayeron a los niveles más bajos de los últimos cuatro años.

Nasser contó que el gobierno le pidió a la empresa que amplíe la capacidad máxima a 13 millones de barriles diarios, algo que Saudi Aramco está haciendo en un plazo "acelerado". "Vemos que el aumento del nivel de producción tiene un impacto positivo en nuestras finanzas en el largo plazo", comentó.

En el período previo al debut de la compañía en la bolsa de valores en diciembre, Saudi Aramco trató de mostrarse como una empresa que no se diferencia de otras grandes energéticas internacionales. Pero los últimos movimientos del reino recalcan hasta qué punto es un brazo del Estado, que es propietario del 98% de la empresa.

El lunes, el crudo Brent, la referencia internacional del petróleo, cayó por debajo de u$s 30 el barril por primera vez desde 2016, mientras la propagación del coronavirus golpea la economía mundial y los mercados financieros.

Saudi Aramco dijo que, en un entorno de precios del crudo más bajos, recortará el gasto de capital a entre u$s 25.000 y 30.000 millones en 2020, comparado con los u$s 35.000 millones de 2019. Las nuevas metas no incluirían la inversión necesaria para alcanzar el objetivo de capacidad máxima de 13 millones b/d ordenado por el gobierno, según la empresa.

Todavía no estaba claro cuánto tiempo tardará Saudi Aramco en alcanzar este objetivo, ya que los aumentos históricos de capacidad llevan años en concretarse, dijo Nasser.

Hasta ahora Saudi Aramco viene probando los niveles de producción de petróleo cercanos a 11 millones b/d. Pero se necesitarán miles de millones de dólares de inversión para que Saudi Aramco pueda gestionar sus reservas, la producción de petróleo y las exportaciones de manera tal que le permita elevar la capacidad máxima más allá de 12 millones b/d.

Neil Beveridge, analista senior de petróleo y gas de Bernstein, dijo: "Creemos que puede llegar a esta [capacidad máxima de 13 millones b/d] en 2023 una vez ampliadas las instalaciones y con mayor caudal de los campos existentes".

En una señal de que la empresa más rentable del mundo y el mayor productor de petróleo se prepara para vivir con precios bajos durante algún tiempo, el director financiero de Saudi Aramco, Khalid al-Dabbagh, dijo que se sentía "muy cómodo" con precios cercanos a u$s 30 el barril. Saudi Aramco, agregó, fue capaz de cumplir con su compromiso de pago de dividendos anuales de u$s 75.000 millones incluso en este entorno.

Arabia Saudita depende del dividendo de Saudi Aramco para llenar las arcas del gobierno. La empresa, aunque sigue siendo enormemente rentable en comparación con otras grandes petroleras, sufrió un golpe financiero en 2019. Su utilidad neta disminuyó 21% anual a u$s 88.200 millones, debido a la caída de los precios del crudo y a los menores márgenes que dejan los productos químicos y las refinerías.

Este es el primer anuncio de ganancias desde que cotizan sus acciones tras la mega oferta pública inicial por u$s 29.400 millones que valuó a la compañía en u$s 1,7 billones. El precio de las acciones de Saudi Aramco cayeron por debajo del precio de su debut en la Bolsa de 32 a 28,70 riyales saudíes en medio de la agitación del mercado petrolero.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados