China tuvo superávit comercial récord en 2021 y las exportaciones se dispararon un 30%

La demanda mundial de bienes compensó los desafíos de una economía que tuvo que lidiar con la desaceleración inmobiliaria y las restricciones por Covid.

El año pasado, el superávit comercial de China se disparó a su nivel más alto registrado, ya que el auge sostenido de las exportaciones ayudó a contrarrestar la pérdida de impulso de la economía del país en general.

Los datos oficiales publicados este viernes mostraron que el superávit comercial de China fue de u$s 676.000 millones en 2021, un 26% más que el año anterior.

Las exportaciones aumentaron un 30%, alcanzando los u$s 3360 millones en todo el año, y el crecimiento interanual de diciembre, del 21%, se sumó a una racha de ganancias de dos dígitos en todos los meses de 2021.

Ómicron: la OMS advierte que es muy pronto para tratar al Covid como endemia

Los datos pusieron de manifiesto el dominio de China en el comercio mundial durante la pandemia, con la industria manufacturera beneficiada por un cambio en todo el mundo del consumo de servicios a bienes.

Los datos sobre el comercio se produjeron antes de la publicación, el lunes, de las cifras del producto bruto interno del cuarto trimestre, que se espera que reflejen desafíos más amplios, ya que la economía del país se enfrenta a la persistente debilidad del consumo, la desaceleración inmobiliaria y las estrictas medidas para contener el virus.

"La demanda externa fue probablemente el mayor motor de crecimiento el año pasado", dijo Larry Hu, economista jefe de China en Macquarie, quien sugirió que "ayudó a compensar la desaceleración del sector inmobiliario y el consumo muy débil".

China endurece las reglas para las empresas que cotizan en el exterior

Tras una profunda caída a principios de 2020, las exportaciones chinas empezaron a subir con fuerza poco después de que los casos domésticos del virus se redujeran y mientras se imponían confinamientos en otros países del mundo. Las exportaciones siguieron subiendo hasta 2021 a pesar de los retrasos y atascos generalizados en las cadenas de suministro mundiales.

"La capacidad de la cadena de suministro de China ha resistido mucho mejor que la del resto del mundo, por lo que se lleva una mayor porción de la torta [del comercio]", dijo Hu.

Pero además de una ola de incumplimientos en su industria inmobiliaria centrada en la desarrolladora Evergrande, fuertemente endeudada, China también ha mostrado signos de tensión por su estricta estrategia para minimizar los casos de Covid, que ha frenado la actividad de los consumidores.

Las autoridades han impuesto estrictos confinamientos en las ciudades de Xi'an y Tianjin en las últimas semanas, antes de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en Beijing el próximo mes.

Louis Kuijs, responsable de economía asiática de Oxford Economics, señaló que "aunque las restricciones por Covid causan cierta perturbación en las exportaciones chinas, no parecen tener un impacto agregado significativo en medio de los esfuerzos exitosos de las empresas y los gobiernos locales por mantener la producción".

Pero Kuijs y otros analistas han previsto una ralentización del crecimiento de las exportaciones para 2022, señalando que el año pasado se alcanzó un pico en la demanda exterior. El crecimiento interanual de las exportaciones en China se ha ralentizado cada mes desde septiembre, cuando alcanzó el 28%. En diciembre, las importaciones del país crecieron un 20% interanual.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios