Turismo

Escapadas: queda a 3 horas de Barcelona y es uno de los rincones más hermosos de los Pirineos

Este municipio en el noreste de España es uno de los más hermosos de los Pirineos. No solo ofrece vistas privilegiadas y gastronomía de primera, es el lugar del único Parque Nacional de Cataluña.

En esta noticia

A la hora de elegir destinos para alejarse del bullicio cotidiano, España cuenta con una gran variedad de opciones. Los diferentes destinos son una muestra de la tradición, historia y riqueza cultural que ofrece el país.

Entre estos destinos, el Vall de Boí es uno de los más destacados. Con sus montañas, ríos y prados verdes, este rincón del norte de España es uno de los más hermosos del país y es ideal para hacer una escapada diferente.

Dónde queda Vall de Boí

Este municipio se encuentra en la provincia de Lleida, en la región de Cataluña, al noreste de España. Está situado en la comarca de la Alta Ribagorza, en el corazón de los Pirineos.

Cuáles son los pueblos que integran la Vall de Boí

Los ocho núcleos de población que integran este municipio apenas superan el millar de habitantes. En estos lugares mantienen la estructura arquitectónica original y las edificaciones residenciales tradicionales, aunque la mayoría han experimentado una adaptación a las exigencias modernas para acoger al turismo y a los visitantes con segundas viviendas. 

El núcleo más relevante del valle, en términos de servicios, es Barruera. Es un sitio de visita imprescindible y resulta sencillo encontrar hospedaje, restaurantes, supermercados, comercios, panaderías, entre otros. Este pueblo se sitúa en la zona más baja del valle, junto al río Noguera de Tor, donde se localiza la oficina de turismo. A menos de 4 km se encuentra Durro, posiblemente el pueblo con la imagen más característica por su mirador.

A aproximadamente 4 km de Barruera, en dirección norte, se halla Erill la Vall. Allí se puede conocer el "conjunto románico", un lugar destinado a difundir todo el saber en torno al patrimonio del valle. Desde Erill la Vall hay solamente 3 km adicionales para arribar a Boí.

Qué hacer en el Vall de Boí

Iglesias románicas

La iglesia de San Juan de Boí es parte del "conjunto románico" de la región (Fuente: Shutterstock)

El mayor atractivo turístico del Vall de Boí es el llamado "conjunto románico". Está compuesto por las iglesias de San Clemente y Santa María de Taüll, San Juan de Boí, Santa Eulalia de Erill el Valle, San Feliu de Barruera, la Natividad de Durro, Santa María de Cardet, la Asunción de Cóll y la ermita de San Quirco de Durro.

Estas edificaciones eclesiásticas han sido declaradas como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Se pueden hacer visitas guiadas, las cuales son organizadas por el Centro del Románico del Vall de Boí, entidad encargada de la gestión de todo este conjunto.

Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici es el único de este tipo en Cataluña (Fuente: Shutterstock)

Este espacio natural protegido es el único parque nacional de Cataluña. Cuenta con un paisaje de alta montaña, en el cual se destaca su relieve y su gran riqueza de fauna y vegetación. Cuenta con casi 200 lagos e innumerables riachuelos, haciendo del agua una de las protagonistas indiscutidas de este lugar.

Gracias a sus cielos negros, este Parque Nacional ha sido designado como Destino Turístico y Reserva Starlight por la UNESCO. En estos espacios se establece un compro­miso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas para fines culturales, cientí­ficos, astronómicos, paisajísticos o naturales

Miradores

El mirador de la ermita Sant Quirc de Durro es uno de los más hermosos del valle (Fuente: Shutterstock)

A lo largo y a lo ancho del Valle del Boí se pueden encontrar un conjunto de miradores que destacan por sus vistas y paisajes impresionantes.

  • Mirador de Santa María de Cardet
    Un mirador accesible que permite llegar a los pies del majestuoso ábside de Santa María de Cardet, uno de los más impresionantes del valle. La iglesia se erigió en la fuerte pendiente de la montaña, aprovechando la inclinación del terreno para construir una pequeña cripta en su interior, la única en todo el conjunto románico de la Vall de Boí. Además, ofrece vistas privilegiadas de Barruera y toda el área natural del Salencar.

  • Mirador de la Santeta
    Se encuentra a solo 15 minutos del pueblo de Taüll, siguiendo un camino protegido que comienza en la iglesia de Santa María, reconocida como Patrimonio Mundial por la Unesco desde el año 2000.

    ]Este sendero conduce hasta un impresionante mirador, con los pueblos de Boí, Erill la Vall y Barruera en la distancia y cerrando el valle y en lo alto, el pueblo de Cardet.

  • Mirador de les Cuirilles
    Desde Taüll, a unos 30 minutos del pueblo, se encuentra este sendero que nos llevará a apreciar las vistas del pueblo de Taüll y de la vastedad de las montañas que lo rodean.

  • Mirador del Camí del Pago
    El antiguo camino que conecta los núcleos de población de Boí y Durro es una de las principales rutas de senderistas y corredores. En el pasado, el sendero fue testigo del tránsito de habitantes, arrieros y de expediciones de gran importancia en el Valle de Boí.

  • Mirador del Tussal de Comú
    Está situado un cruce de valles y permite disfrutar los pueblos de Boí, Taüll y el Pla de l'Ermita. Al norte, el Parque Nacional de Aigüestortes y el balneario de Caldes de Boí y hacia el oeste el pequeño valle que forma el pueblo de Erill la Vall. Un lugar para contemplar la magnitud del valle y relajarse.

  • Mirador de la ermita Sant Quirc de Durro
    Uno de los mejores miradores del valle en términos de perspectiva. Desde aquí se pueden ver casi todos los pueblos de un extremo a otro del valle, desde su entrada al pie de Cóll o Saraís hasta el embalse de Cavallers.

    Caminando desde la ermita, a unos 40 minutos, se puede llegar al mirador de la Escaleta, que se puede encontrar siguiendo el camino indicado por la ruta de la fauna de Durro.

Gastronomía

Caracoles a la llauna, parte de la gastronomía tradicional del Vall de Boí. (Fuente: Shutterstock)

La gastronomía de la Vall de Boí es una cocina de montaña que se basa en los recursos naturales y se elabora siguiendo tradiciones muy antiguas.

Algunos de sus platos más tradicionales son los caracoles a la llauna, la escalivada con bacalao, el fricandó, los panadones. En cuanto a lo dulce, se destacan las cristianas de San Blás.

Escapadas: queda a 1 hora de Zaragoza y es una ventana a la España de ayer

Escapadas: este pueblito español es el más bello del mundo, según la Organización Mundial del Turismo

Cómo llegar al Vall de Boí

Para iniciar el recorrido del Vall de Boí se recomienda iniciar desde Barruera.

Desde Barcelona

Acceder a la A-2 desde C/ de Sepúlveda, C-31 y Salida 195A. Seguir por la A-2 hacia A14R2. Tomar la salida 15 de A-14. y continuar por la N-230 hacia Carrer Major. El trayecto es de 290 km y se recorre en alrededor de tres horas y media.

Desde Zaragoza

Tomar P.º de Teruel y Av. de José Anselmo Clavé hacia P.º de María Agustín/N-232/N-330. Continuar por A-23, A-22, N-123 y N-230 hacia la L-500 y seguir hacia Carrer Major. La distancia es de 235 km y el tiempo aproximado de viaje es de tres horas.

Temas relacionados
Más noticias de escapadas