Confirmado

La hora exacta en la que debes cenar para bajar de peso sin dieta, según Harvard

La dieta sana que funciona es la que no se sufre y existe una hora exacta en la que cenar puede favorecer el bajar de peso.

En esta noticia

El mundo de las dietas es amplio y muchas veces se lo asocia al sacrificio, sin embargo, esta palabra solo implica hábitos nutricionales. No necesariamente tienen que ser saludables pero sería lo ideal y al contrario de la creencia popular no necesitas padecer la dieta para que funcione.

Cada cuerpo es distinto, un mundo de posibilidades y reacciones que arrastran genética y factores ambientales. Si algo es bueno para unos no implica que también lo sea para otros, pero puede servir como guía y adaptarlo para una dieta personalizada.

En especial si tenés la costumbre de cenar tarde, ya que ingerir alimentos antes de irte a dormir puede afectar negativamente la salud, por lo que es recomendable establecer un horario adecuado para cenar y, por lo tanto, no subir de peso.

Ingerir alimentos antes de irte a dormir puede afectar negativamente la salud. Fuente: Archivo

La hora exacta en la que debes cenar para bajar de peso sin dieta según Harvard

El equipo de investigación de la Universidad de Murcia (UM) colaboró con la Universidad de Harvard, el Instituto Karolinska de Estocolmo y la Universidad de Granada, para realizar múltiples estudios tras los cuales revelaron por qué la hora exacta de las comidas influye en el peso.

Marta Garaulet, nutricionista e investigadora en la UM dirigió el proyecto que descubriría como la hora en la que se cena influye directamente sobre los índices de grasa corporal, el ritmo de pérdida de grasa, y podría aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Esto debido a que se encontró una enzima que ayuda al cuerpo a quemar grasa, la Lipasa Sensible a Hormonas (LSH), la cual si cenas tarde asimila que no debe procesar la grasa, destacó el portal de la UM.

A través del sitio web de la Academia Española de Nutrición y Dietética, Garaulet explicó que "mientras dormimos, el sistema digestivo (páncreas, hígado, intestino...) descansa y aprovecha para reparar todos los tejidos implicados en la digestión".

Durante las horas de sueño, actúa la hormona melatonina, por lo que "si comemos cuando sus niveles están altos, podría haber problemas en la producción de insulina, en la regulación del azúcar y también en la ganancia de peso".

Este no es un problema exclusivamente de los adultos, sino del cuerpo humano en general y puede afectar a los más pequeños del hogar. Lo cual se comprobó con un estudio realizado a escolares de entre 8 y 12 años, y se concluyó que aquellos que cenan después de las 20:45 horas presentan el doble de obesidad que los que cenan antes.

¿Cuál es la hora exacta para cenar y bajar de peso?

Las investigaciones de la UM y sus colaboradores destacan que la hora más adecuada para cenar es 2 horas y media antes de ir a dormir, por lo que no es exacta sino adaptable al estilo de vida personal. 

Esto ya que cenar más tarde supone, mayor propensión a la obesidad y un aumento de los valores de glucosa en sangre. A su vez, la peor hora para cenar (porque podrías subir de peso sin importar cuán saludable sea la cena), es antes de ir a dormir. 

Como ya explicó la nutricionista, mientras se duerme la grasa corporal no se procesa adecuadamente, sin contar los factores negativos que podrían radicar en la salud mental debido al impacto negativo en la calidad del descanso.

¿Cómo la cena puede impactar en la calidad del sueño?

Los alimentos con grandes cantidades de azúcar o los hidratos de carbono pueden modificar tus niveles de energía y afectar severamente el descanso. Esto podría favorecer al insomnio si el cuerpo no ha tenido tiempo suficiente de realizar la digestión.

Existe un dicho popular que sostiene: "desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo". La teoría detrás de esa fórmula da en el clavo, ya que lo ideal es consumir la mayor parte de las calorías por la mañana para quemarlas de manera más eficiente durante el día, lo que ayudaría a bajar de peso o mantenerlo.

De esta manera también se evitaría la sensación de pesadez que puede dificultar la conciliación del sueño o disminuir la calidad de este. Al cambiar este simple hábito se notaran los resultados positivos de inmediato en los ciclos nocturnos y el metabolismo.

Cenar tarde puede causar insomnio. Fuente: Archivo
Temas relacionados
Más noticias de Harvard