Alerta

Si no pagas las multas de transito a tiempo, ¿pueden quitarte el coche?

La DGT tiene el poder de tomar medidas significativas para cobrar las multas pendientes.

En esta noticia

Nadie disfruta recibir multas, ya sean por estacionamiento incorrecto, exceso de velocidad o cualquier otra violación de la reglamentación en las vías. En ciertos casos, es posible que no aceptemos la infracción, presentemos una reclamación o incluso nos neguemos a pagarla.

En estas situaciones, la Dirección General de Tránsito (DGT) puede ejercer ciertos derechos para asegurar el pago, como incautarse de dinero de nuestra cuenta para cubrir la multa. 

Pero, ¿estás realmente familiarizado con los embargos que la DGT puede imponer si no pagas tus multas? ¿Pueden quitarte el coche si no pagas?

Estos son los embargos que puede hacerte la DGT si no pagas tus multas a tiempo. (Imagen: archivo)

¿Qué puede quitarte la DGT para cobrarse sus multas?

El periodo estándar para pagar una multa tras cometer una infracción es de hasta 45 días después de recibir la notificación. Después de este tiempo, la multa pasa a ser responsabilidad de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, que la cobrará con un recargo del 20%.

Para lograrlo, pueden embargar bienes y propiedades registrados a nombre del infractor. Esto incluye las cuentas bancarias, de donde se extraerá el monto de la sanción. 

Y, si con esto no se recupera la totalidad de la multa, también pueden embargar una parte de los ingresos del infractor, como la pensión o el salario.

Es más: en caso de ser necesario, la agencia tributaria tiene la capacidad de tomar posesión del vehículo para cubrir el adeudo de la multa.

¿Cuáles son los motivos más habituales para recibir multas de tránsito?

Las multas de tráfico se emiten por diversas razones relacionadas con el incumplimiento de las normas de tráfico. Estos son algunos de los motivos más comunes:

1. Exceso de velocidad: Este es, con mucho, el motivo más común para recibir una multa de tráfico. Las cámaras de velocidad y los radares móviles capturan a los conductores que superan los límites de velocidad establecidos.

2. Conducir bajo los efectos del alcohol o drogas: Los controles de alcoholemia son comunes en muchas ciudades y países, y conducir después de consumir alcohol o drogas puede resultar en multas significativas, la retirada del permiso de conducir e incluso tiempo en prisión.

¿Cuáles son los motivos más habituales para recibir multas de tránsito? (Imagen: archivo)

3. No usar el cinturón de seguridad: La ley exige el uso del cinturón de seguridad para el conductor y todos los pasajeros. No hacerlo puede resultar en una multa.

4. Uso del teléfono móvil al volante: Usar un teléfono móvil mientras se conduce es peligroso y está prohibido en la mayoría de los lugares. Esto incluye enviar mensajes de texto, hacer llamadas sin un dispositivo de manos libres y usar el teléfono para cualquier otro propósito mientras se conduce.

5. No respetar las señales de tráfico: Ignorar las señales de stop, los semáforos en rojo, las señales de ceda el paso y otras señales de tráfico puede resultar en multas.

6. Estacionamiento indebido: Aparcar en un lugar no permitido, en una zona de estacionamiento restringido, o no pagar las tarifas de estacionamiento, también son razones comunes para recibir multas de tráfico.

7. No mantener una distancia de seguridad adecuada: Seguir a otro vehículo demasiado de cerca, también conocido como "tailgating", puede resultar en una multa.

8. Carecer de documentación en regla: Conducir sin una licencia válida, sin seguro del vehículo, o sin la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) en regla también puede resultar en multas.

Estos son solo algunos de los motivos más comunes, pero hay muchas otras acciones que pueden resultar en multas de tráfico. 

Es importante conocer y seguir todas las normas de tráfico para evitar multas y, lo que es más importante, para garantizar la seguridad en la carretera.

Temas relacionados
Más noticias de DGT