Entrenamiento

¿Cómo dejar de fumar? Este ejercicio que es altamente efectivo para cortar con este peligroso hábito

A la hora de cortar con el consumo de tabaco, existe un ejercicio que puede ayudar a abandonar el hábito. Cómo hacerlo en etapas para tener mejores resultados.

En esta noticia

Cada año, millones mueren por enfermedades relacionadas con el tabaco. El consumo reiterado de cigarrillos puede dañar a los pulmones, el corazón y otros órganos. Además, aumenta el riesgo de múltiples cánceres y puede afectar a los no fumadores a través del humo de segunda mano.

Es por este motivo que muchas personas buscan a diario algún método para lograr controlar esta adicción. Si bien existen tratamientos médicos diseñados para esto, el nivel de éxito puede variar según la persona.

Hay quienes encuentran en el ejercicio físico una forma para poder superar este problema. De esta manera no sólo están reemplazando un hábito por otro, también se ayuda al cuerpo a recuperarse de las secuelas que suele dejar esta adicción.

La actividad física ayuda a dejar de fumar

El ejercicio físico puede ayudar a dejar de fumar (Fuente: Freepik)

Existe una disciplina deportiva particularmente efectiva para lograr el objetivo de dejar de fumar: el running.

Iniciar esta práctica puede ser decisivo para superar definitivamente la dependencia del tabaco. Esta búsqueda de dejar de fumar, aunque complicada y desafiante a largo plazo, aporta indudables beneficios para la salud.

Correr fortalece la voluntad, algo que puede funcionar como una de las estrategias más eficaces para dejar de fumar. Este deporte contribuye también a reducir los daños causados por el consumo prolongado de tabaco.

Un estudio realizado por la Universidad de Oxford, en nombre de la Society For Research On Nicotine and Tobacco, analizó los comportamientos de más de 35.000 exfumadores.

El mismo reveló que mantener una rutina deportiva constante tras dejar el tabaco puede restaurar completamente la función pulmonar en dos años, reduciendo significativamente el riesgo de sufrir ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Otro beneficio importante de correr es la prevención del aumento de peso, un efecto secundario común al dejar de fumar. Al correr, se queman calorías adicionales y se estimula el metabolismo, lo que podría incluso ayudar a perder peso.

Cómo dejar de fumar haciendo running

Correr puede ayudar a dejar el hábito de fumar (Fuente: Freepik)

Incorporar el running en la vida cotidiana es una excelente manera de superar la adicción al tabaco. Sin embargo, es importante comenzar gradualmente, ya que los pulmones dañados por el tabaco necesitan tiempo para recuperarse y adaptarse a la actividad física intensa.

Primera fase

En los primeros tres meses, se busca recuperar la condición física. Se puede empezar alternando caminatas y carreras ligeras, sin sobrecargar el cuerpo. Una buena práctica es salir a caminar durante 30 minutos, alternando tres minutos de caminata con un minuto de carrera. A medida que se avanza, se pueden incrementar los minutos de carrera dentro de este periodo de media hora.

Segunda fase

Una vez superada la primera fase, se debe aumentar progresivamente la duración de la carrera hasta alcanzar una hora continua. Al lograr correr una hora sin dificultad, se puede elevar el nivel incrementando la velocidad o la duración del ejercicio. Por ejemplo, introducir cambios de ritmo, como sprints de cinco minutos cada diez minutos, una vez a la semana.

Tercera fase

En esta etapa, destinada a quienes ya tienen un buen nivel de condición física y pueden correr durante una hora con cambios de ritmo intensos, el objetivo es entrenar para una meta específica, como participar en una media maratón. Puede ser necesario seguir un plan de entrenamiento específico para prepararse adecuadamente para el evento. Así, lo que comenzó como una ayuda para dejar de fumar se transforma en una nueva afición.

Temas relacionados
Más noticias de ejercicio