Importaciones de gasExclusivo Members

Vaca Muerta: Javier Milei ya sufre lo mismo que Macri y Alberto Fernández

El Gobierno volvió a postergar, por tercera vez, una licitación crucial para el inicio de la segunda etapa del gasoducto Néstor Kirchner de Vaca Muerta. Ya había sucedido varias veces para el primer tramo, hace 4 años.

"No hay plata", parecen haber dicho las empresas privadas que podrían participar de la construcción de la segunda etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) de Vaca Muerta, algunas de las cuales incluso se podrían beneficiar de esa mega obra al acelerar sus negocios de producción y transporte de gas natural y eventualmente las exportaciones a Brasil.

El presidente Javier Milei empieza a sufrir lo mismo que les pasó a sus antecesores Mauricio Macri y Alberto Fernández entre 2019 y 2020 con la primera etapa del gasoducto: ningún privado se acerca definitivamente con financiamiento propio, por lo que la obra sigue demorándose in aeternum.

Así, la empresa pública Energía Argentina (Enarsa) postergó hoy, por tercera vez, el plazo de presentación de ofertas para la compra de cañerías hasta el 22 de abril. La fecha original era el 1 de diciembre y se fue prorrogando primero hasta el 20 de diciembre y después hasta el 22 de enero. 

Hasta el momento solamente estaba firme el interés de Techint para hacer los caños en su planta de Usiminas, en Brasil, con el financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) por unos 400 millones de dólares, pero la tensión bilateral entre Milei y su par vecino, Luiz Inácio Lula Da Silva, enfrió el proceso.

El gasoducto Vaca Muerta y su historia

Fuentes cercanas a la licitación señalaron que China y Arabia Saudita preguntaron tiempo atrás por la obra, mientras que también merodean los hermanos Mas, dueños del Inter Miami -el equipo donde juega Leo Messi-, quienes ven en la Argentina un enorme potencial para su constructora Pumpco, a partir de los negocios que abren el petróleo y el gas de Vaca Muerta.

A los privados, más allá del enorme interés, les está costando viabilizar una propuesta técnica y económica con un esquema financiero posible en este contexto de la Argentina, donde pese a la apertura comercial y las desregulaciones que propone La Libertad Avanza, el riesgo país continúa en la zona de los 2000 puntos básicos.

A las empresas privadas les cuesta conseguir un esquema financiero sostenible en medio de los vaivenes económicos del país

Como antecedente, vale recordar que Macri lanzó en julio de 2019 la licitación para la construcción del primer tramo del gasoducto de Vaca Muerta con financiamiento privado, pero el alza del riesgo país y el cambio de Gobierno dejó varias veces desierta esa convocatoria, hasta que Fernández la dio de baja.

La obra fue presa de las internas del Frente de Todos durante dos años, hasta que la invasión de Rusia a Ucrania y la disparada de los precios internacionales del gas tornó urgente su construcción en tiempo récord, mas no fue suficiente para evitar una salida extraordinaria de dólares para afrontar las importaciones de energía en 2022 y 2023.

El gasoducto solo avanzó cuando el Estado nacional se hizo cargo de su financiamiento, con recursos propios y parte de la recaudación por el "impuesto a las grandes fortunas" cobrado en 2021, en ocasión de la pandemia.

La obra completa de la segunda etapa irá a través de 524 kilómetros desde Salliqueló (Buenos Aires), en donde terminó la primera etapa, hasta San Jerónimo (Santa Fe), en las inmediaciones de Rosario, en donde se conectará al Gasoducto Norte, que con su reversión futura podrá sustituir importaciones de gas de Bolivia y eventualmente servir como infraestructura para exportaciones regionales. Tendría unos 43.000 tubos de acero con costura de 36 pulgadas de espesor, 12 metros de largo y unos 5000 kilos  cada uno.

Su costo total será de unos 3000 millones de dólares y el Gobierno anterior esperaba que pudiera estar terminada para mediados de 2025, para contar con una capacidad extra de transporte de gas de 39 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d), de los cuales 25 MMm3/d serían para que las centrales termoeléctricas utilicen ese combustible en lugar de gasoil y fuel oil, más caros y contaminantes.

Temas relacionados
Más noticias de Vaca Muerta

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • VE

    Viel Eduardo

    18/01/24

    Monino dijo porque la tiene que hacer el Estado. muchachos. Allí la respuesta, la señora sabe ingles, pero nada de obras.

    0
    0
    Responder