La trastiendaExclusivo Members

Ganancias, privatizaciones y más renuncias en el Gobierno: los cambios que se vienen esta semana

La cúpula libertaria se prepara para una de las semanas más importantes en lo que va de la gestión con la sesión de la Ley Bases en el Senado. Qué pasa con los votos en artículos clave. Los enroques que se vienen en el organigrama

"Miren, está renunciando", bromeaba ayer ante los periodistas en Casa Rosada Manuel Adorni mientras abrazaba a Mario Russo, quien se reía al mismo tiempo y lo abrazaba siguiéndole la corriente. El Ministro de Salud es uno de los altos funcionarios del Gobierno que más frecuentemente aparece como tentativo desplazado de la gestión de Javier Milei, pero el mismo vocero aseguró que no hay posibilidades de que se esté evaluando esa opción.

No todos los funcionarios del Gobierno tienen la misma tranquilidad. Tras la proliferación del escándalo por los alimentos y los contratos irregulares de la OEI en el Ministerio de Capital Humano, la desconfianza entre los funcionarios que la integran se ha incrementado: el exsecretario Pablo de la Torre llegó a su cargo como alguien de confianza de Sandra Pettovello y luego fue echado y denunciado ante la Oficina Anticorrupción. "Pueden investigar a cualquiera", es una de las afirmaciones que surgen desde la cartera ministerial.

Una de las protagonistas de las versiones de las mismas renuncias es la propia Pettovello. Un colaborador del Gobierno no se extraña ante los rumores: "En campaña renunció veinte veces. A veces desaparecía por una semana y no le contestaba a nadie. Al menos no hacía líos hacia afuera y quedaba todo en privado, ahora es más difícil". A estos rumores se le suma la renuncia de su mano derecha y "jefe de gabinete", Fernando Szereszevsky.

Mucho más ordenado es lo que sucede en la Jefatura de Gabinete, área que ahora ocupa Guillermo Francos en reemplazo de Nicolás Posse. Fuentes de ambas partes comentan que la transición entre ambos equipos todavía continúa pero que es buena. El flamante funcionario habría definido que la gran mayoría de los secretarios que dependían de su antecesor no tendrán cabida en la gestión que tendrá a posteriori.

Hacia el fin de la semana se dieron a conocer las salidas de los secretarios Alejandro Cosentino (Innovación, Ciencia y Tecnología) y Josefina Sanz (Simplificación del Estado). El primero ya tenía los días contados: desde el possismo reconocen que incluso "estaba raspado" con ellos y que no había un vínculo aceitado. La segunda se fue por decoro a Federico Sturzenegger, quien habría pedido las competencias de esa área para su futura área.

Los próximos recambios en el gabinete de Milei

¿Quiénes ya están preparando su salida? Aunque continúa siendo valorado por la cúpula mileista, el secretario de Empresas y Sociedades del Estado, Mauricio González Botto, está preparando su salida del Gobierno de manera ordenada para dársela, presuntamente, al interventor de los medios públicos, Diego Chaher

A pesar de que sería un hecho, ninguna vocería lo confirma. Sin embargo, el encargado de cerrar Télam, ya se presentó en varias audiencias como el futuro secretario de Francos, según pudo saber este medio.

Por ahora, Chaher está evaluando qué se hará con los nuevos directorios. Hay rumores de que podría haber recambios, pero dada la sensibilidad del tema no hay ninguna seguridad de que pudiera llegar a acontecer. Sí está confirmado un cambio sustancial: la Agencia de Noticias Télam quedará despojada de periodistas gráficos y la estructura restante pasará a configurar una agencia de publicidad. "Está confirmadísimo, va a ser así", ratificó un hombre de la mesa chica del Ejecutivo.

Otro de los nombres salientes es el exvicepresidente primero de la Cámara de Diputados Omar de Marchi, quien estaba al frente de la secretaría encargada de ser el enlace del Ejecutivo con el Legislativo. En la práctica aquella dinámica no terminó de asentarse con los otros funcionarios libertarios. A los pocos días de asumir Milei envió la Ley Bases y los alfiles más cercanos al círculo chico del Presidente fueron los que tomaron la batuta para el diálogo con el Congreso.

Muestra de aquello fue la foto que el jefe de bloque de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, se tomó con el ahora vicejefe de Gabinete José Rolandi para negociar su apoyo de la Ley Bases cuando vuelva a la cámara de origen. El funcionario había sido traído por Posse y lo pensaban como un funcionario de corte técnico. La confianza que ganó con Milei, Santiago Caputo y Guillermo Francos durante los últimos meses derivó en su continuidad pese a la rotación de jefe de Gabinete y que, incluso, fuera premiado con mayores responsabilidades.

Milei y Sturzenegger todavía no definieron cómo será la nueva área. Un importante funcionario reveló que el economista ultraliberal ya mantuvo con varios ministros diversas charlas para definir las delimitaciones de su área: incluso se confirmó que ya hubo una reunión con su par de Economía, Luis 'Toto' Caputo.

Lo que algunos funcionarios cercanos a Milei especulan es que no tenga un Ministerio sino una secretaría dependiente del Presidente. Es decir, la opción que más se baraja es que Sturzenegger sea el quinto secretario dependiente de Milei. Los otros cuatro son Karina Milei, Javier Herrera Bravo (Legal y Técnica), Eduardo Serenellini (Prensa) y María Ibarzabal Murphy (Planeamiento Estratégico Normativo).

Cada una de estas áreas tiene distintas razones de ser. Lógicamente, la Secretaría General a cargo de 'El Jefe' corresponde al rol de la persona de mayor confianza del primer mandatario. A pesar de haber llegado por dos funcionarios echados, Posse y Guillermo Ferraro, Herrera Bravo se ganó la confianza de la cúpula mileista por su perfil técnico: "Hace muy bien su trabajo".  

Serenellini es una de las personas que no pudo ser desplazada a pesar de la voluntad de Karina Milei y ocupa una frenética agenda de trabajo con reuniones con entidades de todo tipo, dado que las funciones vinculadas a la comunicación se las trasladaron a Manuel Adorni. Traída por Santiago Caputo, Ibarzabal Murphy vino a ocupar el perfil técnico que poco a poco fue abandonando Rolandi para dedicarse al diálogo con legisladores; ambos trabajan en tándem.

Justamente ese sector será quien deberá flexibilizar aún más las posiciones del Gobierno en relación a la Ley Bases. Un altísimo funcionario reconoció ante El Cronista que "hay votos que no están". Hay una seguridad casi plena de que se conseguirá aprobarlo en general. Esa misma certeza también está en que no se conseguirán aprobar aspectos clave del proyecto de ley sin hacer aún más concesiones.

Entre Ley Bases y el paquete fiscal hay más de una decena de capítulos en juego. Los más importantes que no tienen acuerdos son las facultades delegadas, las privatizaciones de empresas públicas, la reforma de impuesto a las Ganancias y el Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones (RIGI).

De las últimas reuniones que tuvieron funcionarios surgieron dos novedades significativas. El Gobierno estaría dispuesto a hacer algunas concesiones más para lograr más adhesiones en el apartado de Ganancias. También está en estudio quitar a Aerolíneas Argentinas de las empresas a privatizar, porque de cualquier manera saben que si la mantienen no podrán aprobar el resto.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.