Consumo interno

¿Adiós al asado? El consumo de carne vacuna es el más bajo en 18 años

Con los datos de marzo se completó el peor primer trimestre en 18 años. Los analistas adjudican la baja en especial a la situación económica y la inflación. En contraste, las exportaciones muestran el mejor indicador en décadas.

Pese al acuerdo de cortes vacunos rebajados, el consumo interno de carne bovina registró en marzo una nueva contracción, una baja del 2,5% en relación al mes anterior. 

Así, tomando el consumo (aparente) de los últimos doce meses se ubicó en 49,3 kg por persona por año, el menor nivel al menos desde 2005 a la fecha. Y el contraste es muy notorio cuando se compara con el pico de consumo aparente alcanzado en marzo de 2008, con 66 kg/hab/año. 

Esto se dio en un contexto de restricciones a las exportaciones de carne para atender "la mesa de los argentinos" y fuerte liquidación de stocks por parte de los productores. Entre marzo de 2008 y marzo de 2021 los argentinos dejaron de consumir 16,9 kilos de carne vacuna al año, una contracción de 25,5%.

Según el último relevamiento de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina (CICCRA), el volumen absorbido por el mercado interno "habría descendido a 527.300 toneladas equivalentes a res con hueso (Tn r/c/h) en el primer trimestre del año, con una caída interanual de 4,3%".

Pero es más relevante aún que "habría sido el peor primer trimestre de los últimos dieciocho años", señala el informe de la entidad. Hay que remontarse al período enero-marzo de 2003, cuando la economía nacional todavía intentaba reponerse del cimbronazo del colapso de la Convertibilidad para encontrar un dato inferior. 

CICCRA atribuye la menor demanda de carne a "la continua retracción del poder adquisitivo de las familias y el mayor nivel de desocupación", un fenómeno que se observa desde hace tres años, a lo que hay que sumar también cambios en las pautas de consumo.

Hace apenas tres meses, un despacho de la agencia Télam daba cuenta de que con datos consolidados a diciembre pasado, el 2020 terminó con un consumo de 49,7 kilos de consumo per cápita, el menor nivel en cien años

El panorama es bien distinto cuando se observa la evolución de las exportaciones, que en febrero (último dato) terminaron en 45 mil toneladas peso producto (tn pp). "Fue el mejor febrero en décadas y el primero en que se registró un volumen exportado superior 40.000 tn pp.", apuntó el informe. 

En comparación a febrero de 2020 las exportaciones de carne crecieron 24,4% en toneladas equivalentes res con hueso. Tomando los datos del primer trimestre alcanzaron las 198 mil toneladas equivalentes, lo que da un incremento del 11,8% anual. Nada mal para un contexto de relativas restricciones por pandemia.

En cuanto a la faena, marzo marcó una suba interanual de 4,1%, al llegar a 1,14 millón de cabezas, pero si se corrige la serie por los días laborables "surge que la faena retrocedió 8,6% respecto a febrero y 8,9% en comparación con igual mes del año pasado", destacó CICCRA.

En relación a los precios, la entidad advierte que hay una cuestión de costos que está afectando al envío a feedlot, que se encareció fuerte por la suba del precio del maíz. Así, la respuesta de los productores es impulsar la recría en pasturas naturales. 

"Empiezan a manifestarse las recrías largas a campo, motivo por el cual la oferta de animales de consumo se encuentra disminuida. Por ello, y a pesar de la escasa demanda del mercado interno, los precios no ceden", explicó la entidad.  

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios