Financiamiento

Qué son los Derechos Especiales de Giro que el FMI ampliará y que supondrán más fondos para Argentina

El FMI estudia la posibilidad de otorgar u$s 650.000 M más a los países miembros mediante los DEG, con el fin de paliar los efectos de la pandemia.¿Cómo funciona este sistema?

El FMI se apresta a tratar una ampliación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) para sus países miembros, una medida que supondría u$s 4350 millones para Argentina en medio de la escacez de reservas que afronta el país.

En concreto el organismo prevé subir la asignación del DEG, el activo del FMI, a u$s 650.000 millones en total para todos los países miembros. La misma directora del organismo, Kristalina Georgieva, se mostró entusiasmada con la posibilidad en sus redes sociales luego de que los directores ejecutivos del FMI expresaran "un amplio apoyo para considerar una asignación de DEG de u$s 650 mil millones".

El martes pasado la propuesta inicial fue discutida por el directorio y esta será perfeccionada por Georgieva para presentarla nuevamente en junio. El objetivo de la ampliación y la asignación del DEG a los países miembros es el de cubrir a estos ante los estragos de la pandemia, colaborando con la recuperación mundial de la crisis.

Martín Guzmán, quién se encuentra en Washington D.C. para asistir a reuniones con el organismo e incluso conversó con Georgieva el mismo martes del anuncio del DEG, se mostró de acuerdo con la dirigente también mediante sus redes sociales: "La extensión de los derechos especiales de giro es un logro importante al que se llegó gracias a liderazgos positivos en un momento muy difícil para el mundo. Le va a permitir a los países que más lo necesitan tener mejores condiciones para lidiar con los efectos de la pandemia", publicó en Twitter el ministro.

Ya que Argentina tiene una cuota con el FMI de un 0,7 %, se le otorgarían aproximadamente u$s 4350 millones de los u$s 650.000 millones. Pero, ¿Qué es el DEG y cómo funciona este sistema?

QUÉ SON LOS DERECHOS ESPECIALES DE GIRO y CÓMO FUNCIONAN

Los Derechos Especiales de Giro (DEG) son activos de reserva internacional creados por el organismo con el fin de "complementar las reservas oficiales de los países miembros". Así, este sistema, creado en 1969 ante el modelo de paridades fijas establecido en el acuerdo de Bretton Woods, "representa un activo potencial frente a las monedas de libre uso de los países miembros del FMI".

En un principio, el DEG se definió como un valor equivalente a 0,888671 gramos de oro fino, el valor del dólar en ese momento. Sin embargo, al desplomarse en 1973 el sistema de patrón-dólar establecido en Bretton Woods, el DEG pasó a definirse en base a una cesta de monedas que, actualmente, incluye al dólar estadounidense, al euro, al renminbi chino (yuan), al yen japonés y a la libra esterlina.

De esta forma, el valor de este se determina sumando determinados montos de cada una de las monedas de la cesta valorados en dólares estadounidenses, sobre la base de los tipos de cambio cotizados a mediodía en el mercado de Londres. Al día de la fecha, jueves 25 de marzo, 1 DEG equivale a u$s 1,42.

La composición de la cesta se somete a un examen en el Directorio Ejecutivo cada cinco años. Así, en 2016 se sumó al yuan como moneda de libre uso y se comenzó a considerar como parte de la canasta del DEG.

En la misma revisión, se estableció que DEG 204.100 millones (equivalentes a unos u$s 285.000 M aproximadamente) serían creados y asignados a los países miembros del FMI con el fin de otorgarlos ante una "necesidad mundial", tal como establece el mismo FMI: "Las asignaciones generales de DEG deben basarse en una necesidad mundial y a largo plazo de complementar los activos de reserva existentes".

Actualmente, Georgieva busca elevar ese monto para desembolsar u$s 650.000 millones con el fin de amparar a los países miembros ante la crisis del coronavirus y colaborar con su recuperación. El FMI puede otorgar DEG a los países de acuerdo a sus cuotas con este, de esta forma, la Argentina obtendría el 0,7 % del monto establecido.

Tal como explica la página web del organismo, "los tenedores de DEG pueden obtener estas monedas (usd, euro, renminbi, yen o libra) a cambio de sus DEG mediante dos operaciones: primero, la concertación de acuerdos de canje voluntario entre países miembros y, segundo, la designación, por parte del FMI, de países miembros con una sólida situación externa para que compren DEG a países miembros con una situación externa poco firme".

Las designaciones generales del DEG sólo se han efectuado en 3 ocasiones: La primera asignación, por un total de DEG 9.300 millones, se distribuyó entre 1970 y 1972; la segunda, por DEG 12.100 millones, se distribuyó entre 1979 y 1981; y la tercera, por DEG 161.200 millones, se efectuó el 28 de agosto de 2009.

Ahora, existe la posibilidad de una cuarta entrega del DEG, lo que no sólo ayudaría a los 189 países miembros del FMI a paliar los efectos de la pandemia, sino que le permitiría a Martín Guzmán respirar más tranquilo en sus acuerdos con el Fondo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios