Tampoco fueron sus principales aliados

Alfredo Cornejo pegó el faltazo a la convención de la UCR y abrió una interna en el partido

La cita que ungió nuevas autoridades partidarias no contó con el referente de Mendoza. Rechaza el estilo del jujeño Gerardo Morales, al que consideran "antiguo" y con pocas chances electorales.

No lo van a reconocer públicamente, pero los radicales mendocinos no están de acuerdo con la conducción de Gerardo Morales en la UCR a nivel nacional, y por eso se ausentaron de la convención radical que sesionó en viernes pasado en La Plata. 

Alfredo Cornejo alegó un viaje familiar que tenía previsto y Rodolfo Suárez situaciones urgentes en su provincia, pero lo concreto es que ni el exgobernador de Mendoza ni el actual mandatario dijeron presentes en el encuentro que consagró -informalmente- a Facundo Manes como precandidato a presidente del radicalismo dentro de Juntos por el Cambio (JxC).

Cornejo y Suárez no son los únicos críticos al estilo del gobernador jujeño dentro del radicalismo, pero son los únicos que lo exhibieron con su ausencia. Los demás consiguieron una buena negociación, como es el caso del espacio que lidera Martín Lousteau, Evolución, que logró la secretaría general de la convención para el exlegislador porteño Hernán Rossi y otros tres cargos más en la conducción del órgano partidario que no toma decisiones ejecutivas (como lo marcó Marcelo Stubrin en su discurso), pero es el "alma del partido", donde laten los debates y se despliegan en nuevas internas los viejos enconos que vienen desde el tiempo de los personalistas y antipersonalistas.

También un cornejista pura cepa obtuvo un cargo en la convención radical. Se trata de Andrés Lombardi, presidente de la Cámara de Diputados provincial y mano derecha del actual senador nacional por Mendoza. Como destacó el diario Los Andes, antes la representación por esa provincia estuvo en manos de María José Sanz, familiar de Ernesto Sanz, quedando de los 13 cargos, 8 para el oficialismo de Morales, 4 para Evolución y 1 para Cornejo.

La convención radical ratificó su participación en Juntos por el Cambio  

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, junto a Facundo Manes.

Criticado por "autoritario", muchos radicales reconocen en Morales capacidad de ordenar las aspiraciones de los distintos grupos de radicales que, por sus diferencias, le dejaron espacio al PRO para digitar candidaturas. "Es verdad que sus modos son poco refinados, pero de otro modo lo hubieran pasado por encima en su provincia y lleva dos mandatos gestionando con comodidad y dándole a Jujuy oportunidades económicas que no tuvo en su historia", comentó ante El Cronista un dirigente porteño ligado a la candidatura de Manes. Y agregó: "quizás lo que necesita el radicalismo ahora, que estamos convencidos de que estamos en condiciones de volver al poder, es un ordenamiento autoritario"

Es que la pelea en Juntos por el Cambio con el PRO  enmarca  la discusión que se está librando en el radicalismo. Así como a muchos no les interesa el perfil de los candidatos, ni siquiera el programa de un eventual gobierno, sino cómo volver a la Casa Rosada, otros ven en Morales un "dirigente antiguo, que rompe cualquier posibilidad de que el radicalismo y Juntos por el Cambio gane, porque es más empleado de algunos peronistas que otra cosa".

No hay que olvidar que Cornejo sorprendió compartiendo la mesa de Mauricio Macri en la quinta Los Abrojos cuando el ex presidente homenajeó al premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa y a la diputada española-argentina Cayetana Alvarez de Toledo. Es que después de largos desencuentros, Macri y Cornejo se dieron cuenta que compartían más ideas de las que creían y tejieron un vínculo sólido, que molesta en muchos círculos radicales.

Mauricio Macri dijo quién fue el presidente que más deuda tomó en la historia argentina

Estas diferencias se dan en un momento complicado para Juntos por el Cambio, desafiado por la figura de Javier Milei, quien encarna un movimiento difícil de criticar por su falta de precisiones y la ausencia de cualquier otra figura que no sea él mismo. "Grandes partidos con grandes historias no son garantía de nada en el mundo de hoy, hay que barajar y dar de nuevo para que no nos pase lo que ya vemos en otros países de la región", alertan en el radicalismo mendocino.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.