Muy activo, Rodríguez Larreta diseñó un 25 de mayo con fuerte tono de campaña

En la Catedral, el Presidente no lo saludó. Hay quienes suponen que estuvo acordado. Fuerte mensaje político en el locro que organizó Martín Lousteau

Horacio Rodríguez Larreta llegó con la lengua afuera a la Catedral donde tendría lugar el Tédeum, el primero presencial desde que Alberto Fernández asumió la Presidencia. Su equipo -que busca prever todo- había pensado el asunto y llegó a la conclusión de que no le convenía al Jefe de Gobierno de la Ciudad una foto con el Presidente. En rigor, a ninguno de los dos. Y la foto, en efecto, no se dio. Claro que ni en Uspallata ni la Casa Rosada aceptan que allí hubo un acuerdo.  

Lo concreto es que cuando Fernández ingresó a la Catedral se dirigió a la fila de bancos que ocupa el equipo porteño y Larreta no estaba, por lo que el saludo fue para Jorge Macri, ministro de Gobierno de la Ciudad, y uno de los candidatos a acceder al sillón de la administración que ocupa el PRO desde el 2007.

Siempre puntual, esta vez Rodríguez Larreta llegó tarde. "Se demoró el izamiento de la bandera con los abanderados de las escuelas porteñas en el Polo Mugica del Barrio 31, que teníamos previsto hace tiempo", explicaron fuentes seguras. La transmisión oficial no lo ponchó en ningún momento, así que  El Cronista tuvo que preguntar si había estado presente. Solo por error del director del aire se lo vio cruzar en algún momento frente a una cámara, y bien al fondo.

Horacio Rodríguez Larreta salio a la cancha 

Diego Santilli versus Cristian Ritondo

En Barrio 31 la actividad del Jefe de Gobierno porteño fue para posicionar a su ministra de Educación, Soledad Acuña, a quien ya le dicen "la nueva (María Eugenia) Vidal", porque es una posible candidata a vicejefa en una eventual fórmula para gobernar la Ciudad. Tempranito, en Twitter, Larreta posteó una frase con un mensaje para la acción y un método: "en el día de la Revolución de Mayo recordemos que la historia no ocurre, la hacemos entre todos. ¡Feliz día de la Patria!".

Pero la campaña anticipada no terminó ahí. Salió de la Catedral y se dirigió, directo, al "Locro Patrio" que organizó Martín Lousteau en Parque Norte para 5000 personas. Cuando llegó, ya estaban comiendo las 8000 empanadas que se repartieron entre los comensales convocados por el radicalismo porteño y reinaba la euforia, quizás por el discreto vino tinto que recorría las mesas.

El senador radical es otro aspirante a ocupar la máxima magistratura porteña en el 2023 y tejió un vínculo político sólido con Larreta y su equipo, con quien comparten líneas de gestión y una visión acerca de cómo encarar los tiempos que vienen en la escala nacional. Incluso el Jefe de Gobierno porteño suele tejer alianzas en el interior con los candidatos del PRO que hacen política con los radicales de Evolución, el espacio que lidera Lousteau. 

El caso más notorio es el de Córdoba, que llevó a Rodrigo De Loredo como primer candidato a diputado nacional en una lista que fue respaldada por el PRO de esa provincia, que no está alineado con Mauricio Macri. Pero no es el único. Algo similar sucedió en Neuquén e incluso en la provincia de Buenos Aires, y por supuesto en CABA, donde Martín Tetaz fue el candidato propuesto por Evolución en la lista que encabezó Vidal.

En Parque Norte, Larreta reiteró otro mensaje que le interesa especialmente: "tenemos que consolidar la unidad en la diversidad de Juntos por el Cambio, porque lo importante es que sigamos juntos y que mantengamos nuestro espíritu de seguir ampliándonos, no solo para ganar la elección sino para transformar la Argentina". Dos semanas atrás, Macri le dijo a los diputados nacionales del PRO que "tenemos que ser más cambio que juntos" para evitar el riesgo de perder identidad.

Lousteau, por su lado, le devolvió la gentileza. "Mejorar los partidos es hacer mejor política y estoy convencido de que Horacio hace un mejor PRO y que Evolución es mejor política para la UCR y para Juntos por el Cambio", dijo.

Entre las mesas, se lo vio también a Facundo Manes, precandidato a presidente por el radicalismo. Cuando llegó Rodríguez Larreta, el neurólogo que "dio el paso" ya había dejado el lugar. ¿Otro que evitó una foto que podía comprometerlo en su campaña?

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.