Diputados

La oposición advierte sobre los efectos del proyecto de Ganancias para empresas

Tras la presentación del proyecto, referentes de diferentes espacios plantearon que la iniciativa no representa un alivio fiscal, sino todo lo contrario.

Si bien el Ejecutivo asegura que su nuevo proyecto de ley que modifica el esquema del Impuesto a las Ganancias para las empresas significa un nuevo "alivio fiscal", desde la oposición advirtieron que, por el contrario, aumenta la presión tributaria. El texto que ingresó el viernes en Diputados implica un "alivio" si se lo compara con el proyecto que el propio Gobierno había impulsado hace apenas un mes atrás. No así si se lo compara con el Pacto Fiscal del macrismo que estaba vigente y para el 2020 fue suspendida por el gobierno de Alberto Fernández, pero no para el 2021. 

Pese a que el Ejecutivo asegura que su iniciativa implica "más alivio fiscal" (sic), lo cierto es que, el nuevo esquema de alícuotas representa una mayor presión para las sociedades. Al menos si se lo compara con el Pacto Fiscal al que se arribó durante el gobierno de Cambiemos en 2017. Según este acuerdo, que fue suspendido el año pasado por el Frente de Todos, este año, todas las empresas deben pagar (sin importar los beneficios percibidos) una alícuota del 25%.

¿Dónde está la contradicción oficialista? El FdT afirma que "Gobierno bajará el Impuesto a las Ganancias al 90% de las empresas",  al señalar que, de avanzar su iniciativa, "casi el 90% de las empresas pagará 25%". Mientras que si se mantiene en pie el Pacto Fiscal 2017 el 100% de las empresas pagarían esa alícuota

De acuerdo con el esquema planteado en el último proyecto, las empresas pagarán un 25% para un primer tramo de beneficios de hasta $5 millones anuales, un 30% para un tramo intermedio de $5 millones a $20 millones anuales, y para los beneficios superiores a ese umbral se aumentará al 35%.

Es decir, el proyecto representa un "alivio fiscal" solo si se lo compara con el otro proyecto que el propio presentó un mes atrás. "Pese a elevar la alícuota al 35% para firmas que ganen más de $ 2,6 millones anuales (u$s 26.000, al tipo de cambio oficial), más del 70% de las empresas pasarán a pagar la alícuota del 25%", dijo Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete sobre la iniciativa de marzo. Allí estaría el alivio: se incrementa del 70% al 90% el porcentaje de empresas que pagarían la alícuota más baja.

Críticas de la oposición

"Es realmente inédito que se presente una medida como un ‘alivio' porque no resulta tan gravosa como el último proyecto que presentaron", planteó el diputado de Juntos por el Cambio Alejandro Cacace a propósito de la iniciativa. Y recordó que "con la reforma tributaria de 2017 todas las empresas a partir de 2020 debían pagar el 25%, y el Presidente, a días de asumir en 2019, suspendió esa baja y dejó la alícuota en 30%". Vale recordar que aquella suspensión fue para el período 2020.

Asimismo, el radical recordó: "La reforma tributaria de 2017 buscaba gravar más los dividendos para así incentivar la reinversión de las utilidades. Este proyecto da marcha atrás y abandona esa lógica, disminuyendo la alícuota para dividendos, en detrimento de la inversión. Todo esto se da en un contexto donde las empresas sufren una presión tributaria récord del 106%, la segunda más alta del mundo, de acuerdo al Banco Mundial".

Cuánto pagarán las empresas según sus ingresos si se aprueba el proyecto

Por último, el referente económico de JxC en la Cámara baja planteó: "La progresividad del Impuesto a las Ganancias de sociedades no opera como la progresividad del Impuesto a las Ganancias sobre las personas físicas. En las personas físicas, prácticamente toda la carga recae sobre el contribuyente, mientras que las empresas tienen la capacidad de trasladar su impuesto a los consumidores en los precios". Y remató: "El discurso de ‘vamos a cobrarles a las empresas' no es más que retórica en verdad".

Aumento de la presión tributaria 

En tanto, el presidente del bloque Consenso Federal, Alejandro "Topo" Rodríguez planteó que las modificaciones que impulsa el Gobierno "suponen una recaudación adicional de $ 100.000 millones". Por lo que consideró que es "lisa y llanamente un aumento de la presión tributaria, porque significa el doble de lo que se dejaría de recaudar por la suba del mínimo no imponible de Ganancias a trabajadores en relación de dependencia". De acuerdo a cifras que arrojan desde el entorno de Sergio Massa, autor de la medida, su impacto fiscal sería de $ 53.000 millones. 

Asimismo, el bonaerense señaló que hace más de una década que en la Argentina "crece sistemáticamente la presión tributaria, complicando gravemente la inversión productiva y la creación de trabajo".

"Según estimaciones que maneja Roberto Lavagna, cada año la presión tributaria ha venido aumentando en el orden de los u$s 35.000 millones como promedio. Eso significa que, por aumento de impuestos, en una década, el sector privado ha transferido al Estado recursos adicionales equivalentes a un PBI", aseguró Rodríguez.

Qué dice el proyecto para modificar Ganancias de empresas

De paso, no solo opinó que "hay que hacer lo contrario de lo que se viene haciendo", sino también, "avanzar con el proyecto de cero Impuesto a las Ganancias, por dos o tres años, a las pymes que reinviertan utilidades en bienes de capital y generen nuevos puestos de trabajo. Lo presentamos hace casi un año en la Cámara de Diputados".

Y remató: "También se requiere una rebaja generalizada de aportes patronales, que no esté focalizada en una región sino en todo el país, entre otras decisiones".

Temas relacionados
Más noticias de Diputados

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.