ACTIVIDAD ECONÓMICA

La inversión lleva 8 meses en expansión, cuáles son los motores y qué pasará el resto del año

Según el relevamiento mensual del estudio Orlando Ferreres alcanza hoy al 17,9% del PIB, y creció en junio un 29,6%.

La Inversión Bruta Interna Mensual (IBIM), que releva todos los meses el estudio Orlando Ferreres y Asociados (OJF), tuvo en junio un crecimiento de 29,6% en términos interanuales, medidos en volumen físico, esto es descontando el efecto de los precios.

De esta manera, la inversión hilvanó ya ocho meses consecutivos en terreno positivo y está en niveles semejantes a los que tenía en octubre de 2019.

Una buena: la producción industrial volvió a crecer y avanzó 3% en junio

En el acumulado del primer semestre del año, la inversión trepó a 28,9%. Por su parte, en la medición en dólares se estima una inversión en u$s 5870 millones, que representa el 17,9% del Producto Interno Bruto (PIB), en términos de volumen físico y desestacionalizado.

De acuerdo al informe de la consultora, los principales drivers de la inversión en el país son la construcción, maquinaria y equipos y también vehículos.

Los equipos de origen importado crecieron 48,8%, mientras que los de origen nacional crecieron apenas 4,3%, aunque aquí incidió fuerte la elevada base de comparación, debido a el fuerte crecimiento de la producción de vehículos comerciales livianos y pesados en junio de 2020. 

Maquinaria agrícola y la inversión en equipo durable de producción fueron también claves el mes pasado. En el caso de la construcción, en tanto, en junio tuvo un incremento interanual de 37,1%" alcanzando niveles similares a los que observábamos antes del inicio de la pandemia", explicó la consultora.

Un optimismo impulsado por la obra pública

Hacia adelante, se espera que se profundice la tendencia. "Para los próximos meses esperamos que continúen mejorando los niveles de inversión de la mano del impulso de la obra pública", sostiene OFJ. 

Aclara, por otra parte, que podría darse "un adelantamiento de las decisiones de compra, ante la incertidumbre que genera la evolución de la inflación y el tipo de cambio luego de las elecciones".

Así, la clave vuelven a ser las expectativas. En un caso, las empresas invierten para posicionarse más temprano que tarde en un mercado que prevé oportunidades de negocios acompañando la recuperación de la actividad aun en estos meses de pandemia. 

Pero por otro lado, la típica incertidumbre de tiempos electorales y el escenario económico que puede presentarse de no lograr un acuerdo con el FMI, marcan el ritmo del clima inversor en el país.     

Tags relacionados

Comentarios

  • EG

    Elver galarga

    27/07/21

    Cuando van a tener la honestidad intelectual de separar la construccion residencial de la formacion bruta de capital fijo? Entienden que construir una fabrica o una usina electrica o comprar nueva maquinaria no es lo mismo que construir una casa? Una aumenta la base productiva de la sociedad y la otra no.

    1
    0
    Responder