EL CRONISTA EN NEUQUÉN

Transición energética en Argentina: el "doble desafío" de desarrollo que las empresas y los especialistas debaten en IDEA

En el evento de IDEA "Las oportunidades de la transición energética en la Argentina", empresas de la industria de hidrocarburos, especialistas y representantes del sector público debatieron sobre el desarrollo del sector en línea con el cuidado del medio ambiente.

Empresarios de las principales empresas energéticas del país se reunieron este miérciles en la ciudad de Neuquén para participar en un encuentro organizado por el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) en torno a "Las oportunidades de la transición energética en la Argentina".

Entre los participantes del sector privado se cuentan representantes de compañías como Vista, Tecpetrol, YPF, Pan American Energy, Exxon Mobil o Total Austral, entre otros. Por parte del ámbito público, cerrará la jornada el ministro de Economía, Martín Guzmán, junto a la secretaria de Cambio Climático, Cecilia Nicolini, mientras que el evento, en el Hotel Casino Magic de la ciudad, también contará con la participación del gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez.

Exclusivo: una por una, las 14 empresas de China que invertirán en la Argentina

Electricidad: el ENRE presentó informes sobre los servicios y pide una definición para tarifas

El evento gira en torno a la transición sustentable de la industria energética en el país para contribuir al objetivo de reducción de emisiones de carbono a nivel global: diversos representantes abordarán la agenda del cambio climático y las distintas acciones que se están llevando a cabo.

Tal como explican desde IDEA, el foco también está puesto "en el futuro del sector y la necesidad de promover la convivencia de las energías renovables y la industria de hidrocarburos para potenciar el desarrollo federal del país".

Así lo resumió Roberto Murchison, presidente de IDEA y titular del Grupo Murchison: "No es posible pensar en el desarrollo del país sin contemplar el desarrollo sostenible, este debe ser ambiental pero también social y político".

Roberto Murchison, presidente de IDEA. FOTO: IDEA.

Por eso esta edición de "Las oportunidades de la transición energética en la Argentina" plantea un doble desafío, ya que la producción en el país debe crecer y se apuesta a ello, pero "hay que lograrlo respetando el medio ambiente como nunca se ha hecho antes". En ese contexto, hoy las empresas argentinas se reúnen para debatir cómo ser "parte de la solución y no del problema".

TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN ARGENTINA: LA VISIÓN DEL SECTOR

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, abrió el evento con una idea fuerte: el desarrollo de los hidrocarburos y la sustentabilidad deben ir de la mano, no son dicotomías, sino que resultan compatibles.

"Los recursos que tenemos aquí fortalecen, aseguran y aceleran la transición energética, no la difieren", aseguró el funcionario, destacando particularmente la industria del gas natural y su relevancia en el país, con un 55% de participación en la matriz energética nacional.

Qué pasará con el gas para las industrias en invierno

Vaca Muerta: el plan de Neuquén para ser un polo de exportaciones de petróleo

Así, Gutiérrez instó a "seguir compatibilizando" para que la reconversión energética no pase únicamente por la aplicación de energías limpias, la primera pata de la transición, sino también por la neutralización y la disminución del impacto de las industria energética tradicional.

Lo siguió Bjørn Otto Sverdrup, el presidente del Comité Ejecutivo de OGCI (Oil and Gas Climate Initiative), la entidad internacional que reúne a las 12 empresas mundiales más importantes del sector en busca de acelerar la respuesta de la industria al cambio climático.

Sverdrup se refirió a la "descarbonización realista" de la industria del petróleo y del gas y remarcó la importancia de que las empresas del sector reporten sus propias huellas de carbono y establezcan ambiciones para su reducción.

"Entre todas las industrias del mundo, probablemente hay pocas que tengan que cambiar más en las próximas décadas que la del petróleo y el gas", explicó el especialistas internacional. En esta línea, subrayó que la industria tiene una fuerte capacidad para contribuir al cambio, por lo que "la escala de la oportunidad es enorme".

Omar Gutiérrez, gobernador de Neuquén. FOTO: IDEA.

"A largo plazo. el carbón debe irse y ser reemplazado por energías renovables", consignó. Es por esta razón que Sverdrup indicó que las empresas de oil & gas están comenzando a verse a sí mismas como empresas de energía en general, lo que incluye opciones alternativas y más bondadosas con el medio ambiente.

En el panorama general de apertura participó también Daniel Gerold, consultor independiente en petróleo, gas y energía, quién repasó el peso de la industria de los hidrocarburos en la economía argentina. 

Ante esto, Gerold señaló un aspecto clave de la economía nacional, como lo es la correlación entre el crecimiento del país y la demanda de energía: "Cuando la economía se desploma, la demanda de energía cae", ilustró. Es por esto que, según Gerold, una economía en crecimiento se complementa de forma obligatoria con un desarrollo energético acorde.

Una de las particularidades de la Argentina en contraste con otros países y regiones es el uso del gas natural: mientras que el 86% de la estructura energética nacional depende de hidrocarburos, número similar al de Europa o los Estados Unidos, la diferencia es que aquí prácticamente no se consume carbón y se prioriza el gas.

El GNC aumenta otra vez en mayo: de cuánto será la suba

Cómo es el gasoducto de Vaca Muerta y cuándo empieza la obra

Gerold resaltó este punto porque el gas natural se conoce hoy como el "combustible de transición", por lo que, además de resultar "fundamental" para el desarrollo económico nacional, también permite a la Argentina correr con ventaja en el proceso de transición energética por tratarse de un proceso que emite menos carbono y tiene gran oportunidad de desarrollo.

"La Argentina tiene un punto de partida relevante en esta transición, está bien posicionada, puede desarrollar gas y petróleo para su consumo local y para exportar", repasó Gerold. 

Finalmente, concluyó refiriéndose al importante desbalance cambiario nacional y como la industria de la energía puede aportar a la entrada de divisas "frescas" del exterior a través de la exportación de gas y petróleo: "Además, esto puede ayudar a resolver uno de los mayores problemas del país, que es el ingreso de dólares".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.