Las empresas de alimentos piden tiempo para cumplir con la ley de Etiquetado: quieren ver la letra chica

La letra chica de la norma saldría en marzo. La cartera de Vizzotti recibió a las cámaras empresarias. Las grandes compañías quieren más plazos para adecuarse a los octógonos.

El Ministerio de Salud presentó a las empresas alimenticias un bosquejo de cómo será la reglamentación de la Ley de Etiquetado Frontal. La cartera de Carla Vizzotti dijo que, si bien habrá exenciones para casos puntuales en los que no se pueda cumplir con los plazos, la letra chica no flexibilizará los tiempos previstos por la norma que sancionó el Congreso, como quieren las compañías.

La ley de Etiquetado Frontal ya fue promulgada: qué dice, qué falta y cuándo se empieza a aplicar

Según supo El Cronista de fuentes del sector privado, Salud convocó a representantes de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), a la Cámara de la Industria de Bebidas sin Alcohol (Cadibsa) -dominada por las fabricantes de gaseosas- y al Centro de la Industria Lechera (CIL), entre otras, el jueves 27 de enero.

Precios Cuidados: nuevos productos y precios arrancan hoy, cómo es la estrategia oficial

Comandada por la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado, la reunión también contó con el jefe de Gabinete del Ministerio de Desarrollo Productivo, Alejandro Sethman. Los funcionarios mostraron algunos detalles sobre la reglamentación, pero sin compartir ningún documento en papel. "No nos dieron nada, pero ratificaron algunas cuestiones de la ley, como los plazos" de adecuación, indicó una fuente del sector privado.

Las empresas buscaban extender esos plazos de aplicación. La ley da 180 días desde la sanción para que las grandes empresas implementen los octógonos negros. Las pymes tendrán hasta un año para adecuarse. Según Copal, en países que implementaron etiquetados similares, la adecuación demoró hasta un año y medio. Salud ratificó que los plazos serán los previstos en la norma.

La cartera de Vizzotti tiene 90 días desde la promulgación para reglamentar la ley. El plazo, que vence el 12 de este mes, podría extenderse hasta comienzos de marzo, pero Salud informó a las compañías que avanzará sin mayores demoras en la puesta a punto de una de las leyes más resistidas por los fabricantes de alimentos.

El Ministerio, interpretaron en las empresas, dio a entender que sí dará margen para alguna adecuación puntual. Las empresas remarcan como punto problemático el agotamiento de stocks. Esto involucra no solo a la mercadería que ya está en la góndola, sino a los envases y etiquetas que están en proceso de fabricación para ser puestos en el mercado en los próximos meses.

En una gran compañía indicaron que, por ejemplo, hay promociones previstas para mitad de año que demandan etiquetas que ya están en proceso de terminación.

No habrá, eso sí, cambios en los parámetros con los que se definirá si un producto debe llevar un octógono negro por exceso de azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales o calorías. La ley utiliza los parámetros de la Organización Panamericana de Salud (OPS), que las empresas juzgan demasiado estrictos.

La reunión técnica fue la primera que las autoridades de salud mantuvieron con las empresas desde que, en noviembre, Vizzotti convocó a las compañías para transmitirles "tranquilidad" y "espíritu constructivo", según el sector privado. Salud continuaba en estos días con encuentros con otros actores interesados en la reglamentación, como las ONGs que impulsaron el tema en el Congreso.

Directivos de Copal se reunirán este lunes para hacer una puesta en común de los puntos que les adelantaron las autoridades y buscarán una nueva reunión con Salud para plantear sus observaciones. "La duda es qué nivel de apertura tenemos para hacer una devolución", indicaron en las industrias. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.