Este año vence deuda equivalente a u$s 53.086 millones, pero el 46% es intraestatal

Del total de la deuda que se debe abonar en el año, unos u$s 28.404 millones corresponde a acreedores privados y a organismos multilaterales, según estimaciones la OPC. El detalle por mes y por acreedor.

La reestructuración de las deudas con acreedores privados tanto las emitidas bajo legislación local como bajo ley extranjera descomprimió considerablemente los perfiles de vencimientos de 2021 y los años subsiguientes.

No obstante, el Tesoro deberá afrontar pagos de deuda equivalentes a u$s 53.086 millones, según una estimación de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC), de la cual el 72% está denominado en pesos.

El informe, que toma un tipo de cambio de $ 88,05668 por dólar, incluye a los vencimientos por títulos públicos en pesos y en moneda extranjera; las obligaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el Club de París y con otros multilaterales; y la deuda que se debe afrontar con el Banco Central (BCRA), en letras intransferibles y adelantos transitorios (AA.TT.).

De las obligaciones de pago totales, el 46,5% es deuda intra sector público, unos u$s 24.682 millones que deben cobrar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS y el BCRA.

Los principales vencimientos de deuda del año corresponden a títulos públicos en pesos, que valuados en dólares alcanzan los u$s 26.898 millones. De este monto, unos u$s 17.000 millones están en manos privadas, el resto son acreencias con el propio Estado.

Naturalmente, la recopilación de la OPC realizada el 11 de febrero no incluye las próximas emisiones de letras y bonos que realizará el Ministerio de Economía y que eventualmente vencerán a lo largo del año, por lo que seguramente la cifra de las obligaciones una vez terminado 2021 totalizará un número más elevado, a pesar de que entre julio y septiembre ya operan vencimientos equivalentes a u$s 9951 millones, un monto nada despreciable.

Un capítulo aparte es el de los vencimientos con los organismos multilaterales. Con el FMI, el Gobierno debe afrontar dos vencimientos de capital por u$s 1868 millones cada uno tanto en septiembre como en diciembre. La intención es que sean reprogramados con el nuevo acuerdo, a diferencia de los tres pagos de intereses trimestrales por cerca de u$s 300 millones de mayo, agosto y noviembre que sí se abonarán.

En tanto, otro vencimiento importante es el de u$s 2460 millones con el Club de París, que expira también en mayo. La intención del equipo económico es poder renegociar la deuda.

Pero el grupo acreedor tiene como requisito que el país que quiera sentarse a conversar cuente con un acuerdo firmado con el FMI, por cuestiones de auditoría de variables macroeconómicas, de ahí la necesidad del Gobierno de cerrar con el organismo que dirige Kristalina Georgieva entre marzo y abril.

También hay vencimientos considerables de otros organismos, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), que este año exigirán el pago de u$s 1097 millones y u$s 475 millones, respectivamente, pero distribuidos de forma homogénea. De todas maneras, la intención oficial es renovar estos créditos.

Respecto al dinero que se le debe devolver al BCRA, en marzo expiran u$s 2121 millones de letras intransferibles que el Ejecutivo prevé renovar sin sobresaltos, mientras que los adelantos transitorios que se deben cancelar ascienden a una suma equivalente a u$s 11.688 millones.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios