ELECCIONES 2021

El Gobierno va a la campaña con margen para las obras y rojo en los fondos de la ayuda social

Un análisis de la ejecución del gasto al cabo del primer semestre muestra holgura en los presupuestos de Obras Públicas y Hábitat. Pero casi el 80% de la caja asistencial ya fue consumida.

Pasada la vorágine del fin de semana y el cierre de listas, con los precandidatos ya presentados en sociedad, el Gobierno se lanzó informalmente de lleno a la campaña legislativa con un acto en el que el presidente Alberto Fernández, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, buscaron apuntalar a la cara visible de la lista, Victoria Tolosa Paz, y evidenciar cómo se aprovecharán los resortes del Estado para favorecer el humor y al apoyo al frente oficialista.

En el partido bonaerense de Merlo, Fernández entregó viviendas del Plan Procrear junto al ministro de Hábitat y Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, y el titular de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, entre otros, y destacó junto con Kicillof el rol de la obra pública en la dinamización de la economía para salir de la crisis económica que, en parte heredada, se acentuó en 2020 con las restricciones introducidas para frenar el avance del coronavirus.

Así las cosas, el Gobierno llega a la antesala electoral con margen suficiente para volcar, al menos, $ 180.000 millones en construcción y obra pública, a la vista del ritmo de la ejecución presupuestaria que se dio hasta ahora.

Según se desprende de los datos que monitorea el ministerio de Economía, la cartera de Obras Públicas, con un presupuesto anual de $ 266.590 millones, apenas gastó el 54% de sus fondos reservados al concluir la tercera semana de julio. Katopodis, clave en el armado electoral, tiene todavía margen para ejecutar más $ 120.000 hasta fin de año.

La otra cartera a la que se otorgó un rol clave, Hábitat y Desarrollo Territorial, cuenta este año con $ 116.000 millones para propiciar la urbanización de barrios, la construcción de viviendas y la garantía de créditos hipotecarios subsidiados. El ministerio del que en noviembre pasadose hizo cargo Jorge Ferraresi gastó 46,4% y tiene por ejecutar $ 62.000 millones.

El que se quedó sin margen fue Daniel Arroyo, titular de Desarrollo Social. La cartera más comprometida en la política de transferencias de ingresos ejecutó casi el 80% de su presupuesto de $ 262.000 millones. Ello se debe a la ampliación en mayo de los montos que giran por la Tarjeta AlimentAr a las familias carenciadas con menores de 14 años, y por el bono concedido a beneficiarios del progama Potenciar Trabajo.

Entre las carteras con más ejecución -un sinónimo, también, de la buena o mala gestión de los recursos- está la Procuración General del Tesoro, que lidera Carlos Zannini, con 78% del gasto ya devengado; mientras el Ministerio de Transporte apenas ejecutó 27,5% de los $ 190.000 millones disponibles. Mujeres, Géneros y Diversidad también tiene mala calificación: a mitad de año, no logró ejecutar el 25% de su cuenta.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios