UNA ALERTA

El enojo de un empresario agropecuario argentino y un pedido desesperado al Gobierno

Reynaldo Postacchini, presidente de la AFAT, advirtió que el suministro de insumos se vio fuertemente afectado por los problemas con las importaciones.

Reynaldo Postacchini, presidente de la Asociación de Fábricas y Distribuidores Argentinos de Tractores y otros equipamientos Agrícolas, Viales, Mineros, Industriales y Motores (AFAT), la entidad que agrupa a firmas multinacionales de maquinaria agrícola que operan en el país, alertó sobre los problemas que afronta el sector por las trabas a las importaciones y dejó una dura advertencia.

El dirigente se quejó por la falta de insumos y suministros que impiden a ese sector de la industria funcionar con normalidad y abastecer a la demanda del mercado local.

"Antes de prometer la entrega de un producto y no cumplirlo, preferimos no tomar pedidos anticipados. Eso genera una demanda insatisfecha: el mercado está en comprador y nosotros no podemos hacer frente a eso de la manera esperada", dijo en diálogo con La Nación.

En esa línea, el empresario agregó: "Son momentos claves para el campo y no hay certezas. Hay una falta de un camino claro en cuestiones relacionadas a la productividad".

LOS PEDIDOS AL GOBIERNO

Postacchini sostuvo que, desde el sector, intentan advertir continuamente al Gobierno sobre la gravedad de la situación en la que se encuentra la actividad: "El mundo se sigue moviendo y los países competidores siguen trabajando y sacándonos ventajas. Con el compre nacional no vamos a salir adelante. Con el cierre al mundo a la Argentina no le fue bien, se retrasó y perdimos industrias y fábricas".

"A veces se dicen cosas para la tribuna, hablando de multinacionales como algo malo, sin contar que son empresas muy loables que dan trabajo genuino, que pagan sus impuestos e invierten el capital en el país", añadió. Y continuó: "Tenemos que dar gracias a Dios que tenemos firmas de afuera que todavía traen inversiones a la Argentina".

El director de AFAT pidió, además, "discutir honestamente la realidad del sector". "Hay cosas que no se pueden fabricar por un tema de escala", confesó.

LOS PROBLEMAS CON EL DÓLAR

Otro de los problemas que afronta el sector es el de la brecha cambiaria. "Cuando exportamos maquinaria a un precio en dólares determinado no es un número real porque el Estado te entrega un valor oficial. Exporto dólares que no son reales sumado a lo retrasado que está con respecto a la inflación. Los costos suben en dólares todos los días y no podemos ser competitivos", detalló Postacchini.

Si bien reconoció que la pandemia dejó secuelas en todo el mundo en lo referido a la provisión de insumos y la logística, y no es un problema exclusivo de Argentina, el empresario sostuvo que la falta de dólares para importar se convirtió en una situación difícil de sobrellevar para las fábricas del sector y conlleva a su ralentización.

En este contexto, el presidente de AFAT apuntó: "El Gobierno tiene un gran problema con la entrada de divisas. Pero su principal problema es que gasta más de lo que recauda. La estrategia para crecer sería equilibrio fiscal. Los países de la región tienen una inflación que no supera los dos dígitos. Esto demuestra que desde hace 70 años estamos haciendo mal las cosas".

Y agregó: "Lamentablemente, si no administramos de manera eficiente, la cosa no va a cambiar: el gasto del Estado es enorme. Hay dos ejes a seguir: la educación y una mejor administración pública de sus recursos escasos".

Finalmente, el dirigente empresarial pidió plantear seriamente el modelo de país que se quiere. "A veces preocupa que un día los dueños de las empresas decidan cerrar e irse del país por falta de previsibilidad. Ojalá que nunca pase algo así y que la Argentina no se convierta en Venezuela", concluyó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios