Trabas para importar

El desvelo de Guzmán por la escasez de dólares: cómo afecta en la vida cotidiana

Según la Cámara de Importadores, el 80% de lo que se compra al exterior se usa para producir otros bienes dentro del país, por eso adelantan que significa un freno para la recuperación económica, ¿Qué otras consecuencias genera? ¿Alcanzan los dólares hasta las elecciones?

El mal escenario externo se precipitó, pocos lo esperaban para principios de octubre cuando hace pocos meses el precio de la soja superó la barrera de los 600 dólares. Con la última restricción que colocó el Gobierno para evitar la filtración de dólares ya son 17 los impedimentos que al limitar las importaciones generan falta de variedad de productos y aumentos de precios, que desencadenan en una amenaza para la recuperación económica.

Luego del golpe que significó la pandemia para el comercio exterior, Argentina logró en el primer y segundo trimestre de este año superávit comercial gracias al salto de precio de los commodities. 

El segundo semestre siempre es más complejo por la menor cantidad de liquidaciones del campo. Sin embargo, la baja del precio de la soja y el contexto electoral empujaron al Central a perder 80 millones de dólares diarios y sumaron dificultades que obligaron a ajustar el cepo y restringir el pago anticipado de importaciones.

Martín Guzmán, ministro de Economía, admite que la falta de dólares es "la principal restricción para poder crecer de forma sostenida en la Argentina". Para resolverlo, busca que crezcan las exportaciones con iniciativas como la ley de Hidrocarburos, la de Promoción de Inversiones en la Industria Automotriz y la de Fomento del Desarrollo Agroindustrial.

Martín Guzmán, ministro de Economía

"La escasez de dólares impide la posibilidad de contar con importaciones. Ya sea porque no hay dólares para pagarlas, como porque no se puede acceder al crédito para importaciones, y los bienes y servicios que se importan son de vital importancia para las cadenas de valor argentinas", señaló José Pablo Dapena, economista y docente de UCEMA.

La consultora Abeceb coincidió en su informe mensual sobre el impacto del aumento de regulaciones. "Esto afectará a las importaciones. En esta línea, una brecha cambiaria más elevada que la vigente en la primera parte del año junto a mayores expectativas de devaluación podrían inducir un adelantamiento de compras y postergación de ventas, profundizando el sesgo deficitario del intercambio".

Las reservas brutas actualmente son de 42.800 millones de dólares, mientras que las netas (se descuentan encajes, swap con China y los DEG del FMI) de 5200 millones dólares. Como advierte Abeceb, el mayor control sobre el dólar se tradujo en un aumento de la brecha cambiaria con respecto al oficial que actualmente es del 88%.

Menor variedad:

Para los especialistas la disminución de variedad de productos importados es una de las consecuencias más visibles de la intensificación al control de importaciones. Y afecta tanto a las familias como a las empresas. A las últimas porque por la estructura productiva de nuestro país, los bienes que se importan son de suma importancia y están entrelazados con las cadenas de valor de productos nacionales.

"Lo que termina pasando es que se afecta la cadena de producción y puede empezar a haber escasez de bienes. El primer síntoma que ya estamos viendo es que se encuentra menos variedad. Luego, se pasa al desabastecimiento", explicó Dapena.

Precios:

Relacionado con la falta de productos, la restricción a las importaciones se siente en los precios. "Cualquier importador ante la expectativa de que le puedan cerrar aun más la canilla para importar precautoriamente suben los precios, porque no conocen el precio de reposición", explicó Sebastián Menescaldi

Y agregó: "Todavía no se ve un problema de desabastecimiento generalizado, pero sí problemas en determinados sectores. La cantidad de autos vendidos importados en agosto fue el menor valor mensual desde 2011, exceptuando la pandemia".

Amenaza para la recuperación:

Como las importaciones son un insumo, las cadenas de valor que están más influenciadas y las utilizan de una manera intensiva tendrán mayores inconvenientes para producir. De acuerdo al gerente general de la Cámara de Importadores de la Argentina (Cira), Fernando Furci: "Argentina destina más del 80% de todo lo que compra en el exterior directamente a la producción".

Para la Cira, además, en nuestro país la caída en las compras desde el exterior impacta directamente sobre la inversión y por eso consideran que "las restricciones en el acceso a dólares para importar son un ancla para la recuperación económica".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios