EN DECLIVE

El consumo de carne sigue deprimido, apenas 47 kilos por habitante al año

El impacto de la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios explican en gran medida este resultado, frente a subas menores de carnes sustitutas como el pollo y el cerdo.

En octubre pasado el consumo aparente de carne vacuna equivalió a 47 kg/año, tomando el promedio móvil de los últimos doce meses (noviembre 2020 a octubre 2021) y esto representa una caída del 5,8% en términos interanuales, o algo así como 2,9 kilos por habitante por año menos que en el período anterior.

Así, en el último año cada argentino consumió en promedio casi tres kilos menos de carne. Esto pese a las medidas tomadas por el Gobierno desde mayo pasado pasado para impulsar el consumo interno.

La batería de medidas incluyó presiones sobre el sector exportador para volcar al consumo local mayor oferta (11 cortes a precios fijos), cupos de exportación, cierre de exportaciones para ciertos cortes, precios cuidados, precios congelados y a partir del 1° de enero de 2022 el cambio del sistema de distribución, pasando por troceo (trozos de 32 kilos) en lugar de media res. 

Carne: el cepo a las exportaciones contrajo 3% los precios en góndolas desde julio

Pero más allá de eso, lo concreto es que la baja del consumo de carne vacuna tiene que ver en esencia con la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios.

Según los datos informados hoy por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina (CICCRA), la caída del consumo de carne vacuna acumula una caída de 31,9% en la comparación con 2008, cuando se registró el pico de consumo por habitante con 69,1 kilo anual por habitante.

Desde 2018 cada año bajó un peldaño más el consumo de carne bovina per cápita en el país. 

La baja del consumo de carne vacuna tendría que ver en esencia con la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios

Parte de la explicación se encuentra en cómo se movieron los precios de los diversos cortes cárnicos en los últimos años.

Según un relevamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) los precios del un conjunto de 24 cortes de carne de vaca aumentaron en los últimos doce meses un 70,3%, mientras que el pollo avanzó 58,1% y el cerdo 38%.

No es un dato menor teniendo en cuenta que según datos oficiales los salarios aumentaron en el último año un 51,3%, pero en algunos segmentos como el sector informal de la economía, el ajuste llegó a sólo el 33,8%. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios