Poder adquisitivo

Dólar sin techo: cómo impactará en las góndolas y el bolsillo

La brecha entre las cotizaciones del tipo de cambio oficial y las cotizaciones libres supera el 90% e incide sobre las expectativas de devaluación e inflación. De todos modos, por ahora no impacta en todos los sectores de la misma manera.

Mientras se acelera la inflación, la suba de casi $10 del dólar paralelo la última semana empujó a la brecha cambiaria a pasar el límite del 90%. Lo bueno, es que el rubro de alimentos y bebidas será el último en sentir el impacto del alza de la moneda. Lo malo, que advierten que si continúa en ascenso la brecha entre el tipo de cambio oficial y las cotizaciones libres, junto a casi 1500 precios congelados, eso se traducirá en faltante de productos.

La cotización paralela cerró el lunes a $194 para la compra, ronda valores máximos para este año. El razonamiento por detrás de que esta suba no tendrá un impacto inmediato en las góndolas es que las empresas de alimentos tienen acceso prioritario al dólar oficial para importar, a diferencia de otros rubros de la economía.

Precios congelados: según analistas la medida tendrá un resultado contrario al buscado, ¿por qué?

En esta línea, Sebastián Menescaldi, director asociado de Eco Go, señaló: "La incidencia directa del tipo de cambio informal sobre los precios es baja. En general nadie paga cosas al precio del blue. El tema es que el blue y la brecha tienen incidencia sobre la expectativa de tipo de cambio oficial futuro. Es por ese lado donde opera su incidencia en la evolución de los precios".

Por su parte, Fernando Marull, director de FMyA economía y finanzas, apuntó: "El impacto del dólar blue en los precios empieza a tener un poco más de fuerza porque hay niveles de brecha arriba del 100%. El mercado empieza a ver que no se va a sostener eventualmente el dólar oficial y va a tener que subir un poquito. Eso hace que ya haya ajustes a partir de ahora". Y agregó que siempre que el ajuste no se da por precios -por el congelamiento- es a través de cantidades, con riesgo a desabastecimiento.

La ansiedad e incertidumbre que generan las elecciones, obligaron a que el ministro de Economía Martín Guzmán haya aclarado el domingo: "No va a haber devaluación, el Banco Central está comprando dólares, tenemos superávit comercial y las exportaciones vienen creciendo".

Marull resumió: "en niveles de brecha de 100% se empieza a filtrar la brecha y el dólar paralelo en la inflación. Igualmente, creo que la inflación va más en línea con el dólar oficial".

En la tercera semana de octubre se registró aceleración en la inflación de alimentos. Según el índice de Relevamiento de la consultora LCG los más preocupante es la proporción de productos que tuvieron subas. Los últimos días aumentaron el 21% de la canasta total contra el 12% de promedio en las últimas 40 semanas. De esta manera, la inflación mensual hasta fin de año quedará instalada arriba del 3%.

Más allá de la buena noticia de que todavía no se reflejará en los alimentos, el dólar paralelo indirectamente influye en otros mercados.

"Probablemente en el segmento inmobiliario, en el turístico o en segmentos donde el dólar se puede usar como unidad de cuenta puede impactar, por lo menos más que de manera directa en los precios de la canasta de consumo", concluyó Menescaldi.

Tags relacionados

Comentarios

  • FR

    facundo rojas

    26/10/21

    El precio de los productos y la leyenda de 2 por persona demuestra que el control de precios no sirven. Ya pasaron cerca de 8 años y estamos peor de cuando empezaron

    0
    0
    Responder