Independiente

Denuncias contra los Moyano: de compras sospechosas a un esponsoreo abultado

El presidente de Independiente, Fabian Doman, presentó la denuncia en la justicia. Cuáles son las acusaciones contra Hugo y Pablo Moyano, y por qué hacen referencia a un posible vínculo con el narcotráfico.

En esta noticia

Independiente presentó una denuncia penal por lavado de activos y administración fraudulenta contra su expresidente Hugo Moyano. El documento, presentado por el actual ejecutivo del Club, Fabian Doman, también incluye a Pablo Moyano y Héctor Maldonado, que ocuparon los cargos de vicepresidente y secretario general durante la gestión del líder del Sindicato de Camioneros.

Fuera de la dirigencia, también se denunció al abogado José Luis Barredo, al futbolista Gonzalo Verón, con quien el club mantiene una deuda de alrededor de 11 millones de dólares; a su representante, Nazareno Marcollese y a las autoridades de la empresa OCA.

La actual dirigencia alega que la anterior tomó decisiones en perjuicio del Club y beneficiando a terceros, e incluso especula con un posible lavado de dinero vinculado a narcotraficantes mexicanos.

"Lo que queremos es que devuelvan la plata que hoy no está en el club, especialmente el sponsoreo no cobrado de OCA y la plata que aparentemente falta en el pase de Figal. También creemos que el caso Verón es escandaloso y tuvo mala praxis por parte de las autoridades", cuentan desde la dirigencia del Club.

Los hechos en los que se sostiene denuncia, que fue avalada por toda la Comisión Directiva del Club, son el millonario conflicto laboral con Verón, el no cobro del acuerdo de sponsoreo de la camiseta con OCA e irregularidades en la compra del jugador Cecilio Domínguez al club América de México y en la venta de Nicolás Figal al Inter de Miami.

El sponsor de OCA

Respecto a OCA, empresa vinculada a la familia Moyano, se explica que se realizó un acuerdo de marketing que llamaba la atención, ya que "superaba los contratos análogos" de Boca y River, que son generalmente los mejores pagos en el fútbol argentino.

La empresa, sin embargo, dejó de cumplir con su obligación de pago y, según dice la actual dirigencia, el Club no realizó el proceso correspondiente para reclamar la deuda. El documento alega que, por acción y omisión, "el Club ha perdido la posibilidad de cobrar, en todo o aunque sea en parte, el crédito que tenía contra la empresa OCA".

La deuda millonaria con Verón

En el caso de Verón, dice el documento, se firmó un contrato "de montos absolutamente exagerados" para un jugador que "por su bajo rendimiento debió ser cedido a préstamo" al club Aldosivi de Mar del Plata.

Ante el eventual incumplimiento del pago de la deuda al jugador, que definen como "absolutamente inexplicable e impagable", Verón se dio por despedido y demandó al Club.

Fue entonces que la dirigencia de Moyano optó por no contestar la demanda, que implica un reconocimiento de todos los reclamos del jugador, una omisión calificada por la dirigencia de Doman como "tan inexplicable e inaceptable que aun cuando pretenda invocarse un error o una negligencia la excusa es inadmisible".

Como consecuencia, el Tribunal de Trabajo N°2 de Avellaneda sentenció al club a pagarle al damnificado más de 2300 millones de pesos, cerca de 11 millones de dólares al precio oficial. 

Independiente hoy argumenta que esta omisión habría sido adrede y fruto de un negociado ilícito, especulando que el proceso laboral "encubre una maniobra detrás de la cual podrían estar representados intereses del narcotráfico, los cuales podrían haberse insertado a través de agentes deportivos con estrechas vinculaciones en la república de México", en referencia al también denunciado Nazareno Marcollese, representante de Verón y, según afirma el documento, dirigente del Club América de México.

La compra de Domínguez y la conexión con Marcollese

La compra del jugador Cecilio Domínguez, proveniente del mencionado club mexicano, se llevó a cabo por una suma mayor a seis millones de dólares, un monto que la actual dirigencia describe como "exorbitante" e "imposible de cumplir".

Además, se les pagó a dos agentes distintos como intermediarios de la misma operación: en primera instancia a Diego Serrati Samaniego, por el 10% de la suma abonada al jugador, y seis meses después 300 mil dólares al ya mencionado Nazareno Marcollese, a quien nuevamente le alegan "estrechos vínculos con el Club América".

La presencia de Marcollese en ambos casos, insinúa el documento, es un hilo conector que podría revelar un mayor entramado de corrupción que, según plantean, podría estar vinculado con el narcotráfico internacional.

La venta de Figal

Otro de los hechos descritos en el documento es la venta de Nicolás Figal, que califican como "escandalosa". El jugador, que actualmente se desempeña como titular en Boca, fue vendido al Inter de Miami por el monto de 2,5 millones de dólares, un precio "vil", según la denuncia.

Además explican que, argumentando una necesidad inmediata de liquidez, la anterior dirigencia cedió el saldo de 2 millones de dólares que debía ser pagado en tres cuotas, recibiendo a cambio la suma de 1,2 millones.

"Es decir que el Club cobró solo el 60% del monto que debía percibir", expresa el texto. "Nuevamente, como en los casos precedentes, la actitud de los exdirigentes fue injustificadamente ‘generosa' con terceros y absolutamente perjudicial para la Institución", continua.

Temas relacionados
Más noticias de denuncia judicial

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.