ANÁLISIS DEL PAÍS

Con un gobierno debilitado, Massa es el único que puede evitar el caos en Argentina, según The Economist

La prestigiosa publicación del Reino Unido focalizó su artículo en la lucha del ministro de Economía contra la inflación y su tenso vínculo con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La influyente revista británica The Economist analizó en su última edición la coyuntura argentina y aseguró que el ministro de Economía, Sergio Massa, "es lo único que se interpone entre la Argentina y el caos".

En este sentido, la prestigiosa publicación que se edita en el Reino Unido afirmó: "El mayor de los peligros es político. Cristina Fernández tuiteó que el Gobierno debería hacer más para moderar los precios de los alimentos; su hijo, Máximo, diputado nacional, arremetió contra el ‘dólar sojero'. Sin embargo, Fernández (de Kirchner) debe saber que Massa es lo único que se interpone entre Argentina y el caos".

Sergio Massa junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El impacto de Sergio Massa en la imagen de gestión del Gobierno

El Club de París le puso fecha a la negociación por la deuda con la Argentina

A su vez, The Economist destacó que Massa incrementó las alicaídas reservas del Banco Central al haberles ofrecido el "dólar soja" a los exportadores, con una mejor tasa de cambio para vender sus divisas estadounidenses. "Aún así, las reservas netas son de solo 2000 millones de dólares, según el FMI. Para cuidarlas mientras los fanáticos argentinos se preparan para viajar a Qatar para la Copa Mundial de fútbol del próximo mes, introdujo un impuesto sobre el gasto turístico en el extranjero".

El Banco Central pudo aumentar sus alicaídas reservas gracias al "dólar soja" implementado por Massa, destacó The Economist en su artículo sobre Argentina. 

THE ECONOMIST: LOS ELOGIOS DEL FMI A SERGIO MASSA

Asimismo, se remarcó que el actual titular del Palacio de Hacienda "ha reducido los gastos del Gobierno, elaborado un presupuesto más estricto y está trabajando para recortar los subsidios indiscriminados de las facturas de servicios públicos y el transporte público. El ministro recibió un impulso cuando el FMI aprobó el 7 de octubre un desembolso de 3800 millones de dólares. El Fondo elogió los esfuerzos de Massa, pero advirtió que los riesgos siguen siendo altos".

La revista con sede en Londres agrega que "el país se enfrenta a elecciones generales dentro de un año, que ampliamente se espera que gane la oposición. La reforma a fondo de la economía y el retorno al crecimiento sostenido tendrán que esperar a un gobierno más fuerte y decidido. Para el actual ‘el objetivo es sobrevivir, porque no gobiernan', dice Luis Tonelli, politólogo cercano a la oposición. Enfrentando cargos legales por corrupción -que, según ella, es persecución política-, la Señora Fernández tiene interés en ser reelegida como senadora para conservar la inmunidad de prisión".

Sobre la crisis económica que atraviesa el país, The Economist añade: "Camine por la calle Lavalle o la calle Florida en el centro de Buenos Aires y cada 20 metros alguien gritará ‘cambio', ofreciendo comprar o vender dólares a una tasa que es aproximadamente el doble de la oficial. En los supermercados los precios suben cada mes. La inflación este año se dirige al 100%. Como ha sucedido varias veces en los últimos 50 años, Argentina se encuentra nuevamente perdida en un laberinto económico creado principalmente por ella misma. Las distorsiones han llegado al punto de peligro. ‘Si esto continúa, volveremos a ver saqueos de supermercados', dice un taxista".

El ministro de Economía, Sergio Massa, junto a la directora del FMI, Kristalina Georgieva, en Washington.

Georgieva advirtió que "pese a la presión popular" el FMI no será flexible con el programa acordado con la Argentina

La polémica receta de Cavallo para bajar la inflación desde hoy: qué le pide al Gobierno

LAS CAUSAS DE LA CRISIS POLÍTICA EN ARGENTINA, SEGÚN THE ECONOMIST

Con respecto al complejo escenario en que se haya inmersa la Argentina, la publicación enfatizó que "en la raíz de la actual inestabilidad se encuentra un gobierno peronista débil y dividido. Alberto Fernández, el presidente, le debe su cargo a la decisión de Cristina Fernández de Kirchner -sin parentesco con el presidente-, la figura más poderosa del peronismo, de elegirlo como el candidato peronista y postularse para ser su vicepresidenta".

En esta misma línea, The Economist indicó que "ambos heredaron una economía que su predecesor conservador, Mauricio Macri, había intentado arreglar sin éxito. Llegó a un acuerdo de 57.000 millones de dólares con el FMI para evitar el desastre. El primer ministro de Finanzas de Fernández, Martín Guzmán, un académico, amplió los controles de precios y cambios, reestructuró los bonos extranjeros y negoció un nuevo acuerdo con el FMI".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.