Clases presenciales: así es el protocolo que la Ciudad estudia aplicar en las escuelas

Las autoridades educativas reciben hoy a los representantes de los gremios. Los sindicatos son los principales opositores al regreso de las clases con presencialidad. El Gobierno porteño les mostrará el borrador de las pautas que implementarán.

Las autoridades educativas de la Ciudad de Buenos Aires recibirán esta tarde a los representantes de los 17 gremios docentes para encontrar puntos en común respecto al inicio de clases con plena presencialidad, en el marco de la pandemia de coronavirus. Los sindicatos son los principales opositores del regreso de los estudiantes a las aulas porque sostienen que no están dadas las condiciones epidemiológicas, que las escuelas no fueron debidamente acondicionadas y que aún no se ha iniciado con la vacunación de los trabajadores de la educación.

De parte del Gobierno porteño encabezará el encuentro Manuel Vidal, subsecretario de Carrera Docente del ministerio que dirige Soledad Acuña. Les presentará un borrador del protocolo en el que trabajan para un regreso cuidado a los establecimientos educativos.

El documento ratifica que las clases comenzarán el 17 de febrero y se convocará a la totalidad del plantilla del personal docente y no docente. Sólo quedarán exceptuados aquellos que se encuadren en los grupos de riesgo.

Cada sala, grado o curso conformará una burbuja. Para el caso de docentes que participen o impartan clases en más de un grupo burbuja el documento indica que "se deberán extremar lasrestantes medidas de seguridad del presente protocolo, tales como, mayor distanciamiento del docente respecto de los estudiantes, evitar la circulación por el aula/espacio, entre otras".

En tanto, los estudiantes que formen parte de grupos de riesgo o convivan con personas con una comorbilidad asociada al Covid-19 quedarán exceptuados de asistir a la escuela y se deberán brindar alternativas remotas para garantizar la continuidad pedagógica.

Para los Niveles Inicial, Primario y Secundario los estudiantes deberán concurrir a clases de manera presencial de lunes a viernes, con una jornada escolar mínima de 3 horas para nivel inicial y de 4 horas para los restantes niveles. Cada escuela deberá planificar el cronograma de asistencia para cada burbuja conforme las posibilidades de organización y espacios disponibles. Las instancias presenciales serán complementadas mediante instancias de continuidad pedagógica remota.

Se tomará la temperatura a todos los que ingresen y una vez dentro se deberá mantener la distancia y permanecer con barbijo; los docentes deberán además llevar una máscara facial. A su vez, los establecimientos contarán con un espacio especialmente acondicionado para que allí aguarden quienes presenten síntomas compatibles con el Covid-19. En tanto, el Ministerio de Educación porteño es compromete a la provisión suficiente de insumos para la higiene de manos , dispensadores de alcohol en gel y de elementos de limpieza y desinfección.

La limpieza y desinfección se llevará a cabo después de cada turno.

Por último, estudian que sea requisito para el ingreso de los estudiantes a los establecimientos que el primer día de clases presenciales presenten una Declaración Jurada en la que su referente familiar o adulto responsable manifieste conocer todos los términos del protocolo, que el alumno se encuentra en condiciones de concurrir al establecimiento educativo y declarar su compromiso de no enviar al estudiante si alguna de las personas convivientes es caso confirmado de Covid-19 o manifiesta síntomas compatibles con sospechade infección. por COVID-19.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios