Brasil y Uruguay buscan abrir sus economías y desafían la agenda argentina en el Mercosur

Los presidentes de esos países, Jaír Bolsonaro Luis Lacalle Pou, se reunieron a solas y acordaron empujar una flexibilización del comercio por fuera del bloque sin importar el parecer de los demás socios.

Una señal de alarma se encendió en el Gobierno al conocerse que los presidentes de Brasil y Uruguay promoverán negociaciones comerciales por fuera del Mercosur, en abierta confrontación con el actual marco normativo de la unión aduanera que comparten ambos países con la Argentina y Paraguay.

Este miércoles, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou visitó a su par brasileño, Jaír Bolsonaro, y dialogaron sobre la propuesta de flexibilizar la actividad comercial con otros países sin perder la calidad de miembros del Mercosur, que está pronto a cumplir 30 años de vigencia. 

"El próximo paso en el mundo moderno es la flexibilización para que cada país, aun perteneciendo, pueda avanzar", subrayó el mandatario uruguayo durante una conferencia de prensa dada junto a Bolsonaro antes de abandonar el Palacio del Planalto.

En efecto, Brasil y Uruguay buscan romper el esquema de negociaciones en conjunto que prima desde el año 2000 en la unión aduanera, y que estipula que cualquier rebaja de aranceles de importación solo puede darse con el acuerdo de todos los socios. 

La Argentina, sin embargo, rechaza la "perforación" del Arancel Externo Común (AEC), sobre el que el resto de los socios han buscado hacer una revisión general con vistas a favorecer su rebaja y el abaratamiento de las importaciones, sin prever el impacto que esto pudiera tener sobre el entramado productivo.

El Gobierno priorizará exportar a mercados emergentes y relega los acuerdos comerciales

La "grieta" abierta sobre el futuro del Mercosur será sin dudas un tema a discutir entre los presidentes durante una cita cara a cara que se espera que mantengan el próximo 26 de marzo, cuando se prevén los festejos por los 30 años del bloque.

 El Gobierno, con otra agenda

Este miércoles, Alberto Fernández mantuvo una videoconferencia con el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, actuando como presidente pro tempore del Mercosur, mientras el luso lo hace en su rol de comandante rotativo del Consejo Europeo. 

Fernández y Costa abordaron las cuestiones pendientes para destrabar el capítulo comercial del acuerdo de asociación estratégica entre el Mercosur y la Unión Europea, cuando Francia todavía mantiene un veto sobre el tratado y exige cláusulas que aseguren mejores normas medioambientales y más exigencias en materia de sanidad animal.

En paralelo, la Cancillería convocó a los embajadores de los países de la Unión Europea en Buenos Aires para anticiparles la agenda con la que el Gobierno encara la presidencia del Mercosur. A contramano de la agenda netamente económica de los gobiernos de corte liberal que mandan en Brasil, Paraguay y Uruguay, la Argentina quiere potenciar la dimensión política y social del bloque, y para ello aspira a potenciar la agenda de integración de los cuatro países con la participación más activa de empresas, sindicatos, la academia y la sociedad civil. 

Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Compartí tus comentarios