ENERGÍA EN CRISIS

Exministro de Macri advirtió que faltará gas por dos años y le puso números al desbalance energético

El titular de Energía, Juan José Aranguren, cuestionó las demoras para construir el nuevo gasoducto desde Vaca Muerta, y anticipó que también habrá impacto en la generación de electricidad. Calificó a la crisis energética como la "crónica de una muerte anunciada".

En esta noticia

El exministro de Energía, Juan José Aranguren, advirtió hoy que la Argentina tendrá problemas con el abastecimiento de gas al menos por los próximos dos años, por los crecientes problemas para importar ese insumo clave.

El funcionario durante el macrismo atribuyó la escasez de gasoil en varias localidades del país a "las distorsiones que se dan por precios internos que están muy desfasados con los precios internacionales".

Gas: intercambio con Chile y exportaciones sin cortes, en la agenda bilateral

En su opinión y buscando un giro literario a la crisis energética, con el gas natural se está "viviendo la crónica de una muerte anunciada". Al respecto, consideró que el país tiene "precios superiores a nivel internacional por el conflicto en Ucrania, pero ahora hay un problema adicional: dificultades para importar. Por lo tanto, habrá una competencia muy seria por este producto a nivel global".

Aranguren fue muy crítico de la política energética de este Gobierno y anticipó faltantes y suba de precios.

En relación a las obras del nuevo gasoducto de Vaca Muerta, Aranguren señaló: "No hay capacidad de evacuación del gas que se produce en la cuenca neuquina. Y eso nos limita, a pesar que somos un país con recursos importantes de gas natural".

Entre mayo y septiembre de este año, el país va a requerir alrededor de 4.400 millones de metros cúbicos de gas natural en la forma de gas licuado

"Creo que ahora es tarde para solucionarlo y tendremos escasez para este invierno y el próximo", sentenció el exministro en declaraciones formuladas al programa "Cristina sin vueltas", que se emite por radio Rivadavia.

Vaca Muerta: la constructora Sacde ampliará un gasoducto de TGS

Cuál es el costo fiscal de la falta de gas

En este contexto, Aranguren precisó que según la Secretaría de Energía, la Argentina va a requerir, entre mayo y septiembre de este año, alrededor de 4400 millones de metros cúbicos de gas natural en la forma de gas licuado: dijo que eso constituye 69 cargamentos de importación, contra 56 del año pasado.

Este año la importación de gas licuado absorbería unos u$s 5400 millones más que en 2021, advirtió Aranguren.

Y dio un dato que preocupa ante la escasez de dólares. "Lo que sucede ahora es que la importación es mucho más cara: necesitamos u$s 5400 millones más que en 2021, es un 1,2% del PBI".

Qué pasará con los precios

Al respecto, recordó que el gas "es uno de los insumos más importantes para generar energía eléctrica. Por lo tanto, el servicio eléctrico también va a incrementarse en su costo".

Gas licuado: las importaciones ya costaron el 75% de todo 2021 pero falta comprar 60 barcos

Aranguren fue lapidario cuando se refirió a las causas de la escasez de gas, asegurando que no hay un problema de inversión, sino "falta de planificación".

En cuanto a las tarifas, el ex ministro de la gestión Cambiemos apuntó: "Con valores congelados y un tipo de cambio oficial que aumenta a la mitad de la inflación, tenemos tasas de inflación del 60%. Por ende, las tarifas las terminamos pagando con inflación".

Así, argumentó que "es falso decir que no estamos pagando la energía al valor que corresponde, la pagamos igual a costo internacional. Pero el consumidor no lo ve en su factura. Y la reacción inmediata del consumidor es consumir más", explicó. 

"En un momento en que la energía nos cuesta más, estamos dando un incentivo para que se consuma más", lanzó Aranguren.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.