Recambio ministerial

Alberto vuelve al ruedo y se esperan los nombres que cubrirán los huecos en el gabinete

El Presidente tiene pocos días más para resolver los nombres que lo acompañarán en Desarrollo Social, Defensa, y en lugares claves de Obras Públicas.

Terminado el aislamiento que se autoimpuso al volver de Perú, 

el presidente Alberto Fernández retomó el jueves por la tarde la actividad oficial y dejó el claustro de Olivos con tarea pendiente. Entre ella, la de rellenar las dos vacantes generadas en Desarrollo Social y Defensa, a partir de las candidaturas de los ministros Daniel Arroyo  y Agustín Rossi

La semana pasada, desde el país andino, el presidente dio la orden a sus funcionarios que se postularon a las elecciones legislativas de resignar sus puestos en el Ejecutivo. Lo planteó como "un deber moral".

La señal fue acatada sin chistar por Arroyo, titular de la cartera social y decimosegundo integrante de la lista del Frente de Todos en la provincia, aunque sin rubricar formalmente la dimisión hasta hallar reemplazante, y así impedir una acefalía en esta jurisdicción. 

Pero el pedido de apartamiento no cayó tan bien en el caso del santafesino Rossi, que desobedeció la orden de acompañar la "lista de unidad" del gobernador Omar Perotti, bendecida por Fernández y Cristina Kirchner.

Pese lo dicho, según supo este diario, el presidente encabezó gestiones para hacer desistir a Rossi de enfrentar en primarias al gobernador Perotti, y así mantenerlo en el cargo. Pero el extitular del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados durante el cristinismo siente que "allí no está representado el peronismo santafesino". La campaña, según dejó entrever, se le está haciendo cuesta arriba, sin apoyo nacional y con "el aparato" jugando en contra. De hecho, denunció "aprietes a intendentes y presidentes comunales" para que no lo reciban.

El pacto que llevó a Perotti a lograr congeniar su interés con el del kirchnerismo "orgánico" también podría tener repercusión en la vacancia del Edificio Libertador. El secretario de Seguridad Pública de esa provincia, Germán Montenegro, exsecretario de Asuntos Militares entre 2005 y 2010, aparecía con chances de suceder a Rossi. Aunque su moderada influencia política le juega en contra en la consideración final.

En Desarrollo Social, desde hace días se descuenta el desembarco del intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, luego de que este resolviera la interna de su sucesión al frente del municipio del oeste del Gran Buenos Aires. 

Fernández también debe resolver los cambios de piezas por otros funcionarios que se suman a la campaña, y operan en el Ministerio de Obras Públicas. Son el secretario de Obras Públicas, Martín Gill, quien encabezará en Córdoba la lista del Frente de Todos y es una apuesta personal del presidente, y el titular del Ente de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Enrique Cresto, quien competirá en Entre Ríos. 

Pese a la expectativa de cubrir los huecos en la administración pública, el presidente podría demorar hasta la próxima semana las definiciones, atento al cronograma electoral, que desde el 18 de agosto impide los actos públicos susceptibles de captar el voto, y marca la largada oficial de la actividad proselitista.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios