Alberto apacigua ánimos en la comunidad judía e intenta pasar de página con Israel

El Presidente envió una carta al sucesor de Netanyahu, Naftali Bennett, nuevo primer ministro de ese país.

Horas después de un cambio rotundo para el futuro del Estado judío, Alberto Fernández envió un mensaje de saludo al flamante primer ministro de Israel, Naftali Benet, quien fuera el domingo ratificado como el sucesor de Benjamin Netanyahu.

El presidente argentino convocó al israelí a "renovar los vínculos" entre gobiernos, advirtiendo que "ambos países construyeron un espacio común que permite compartir una extensa agenda de trabajo". Fernández también hizo votos para que podamos "avanzar en tareas conjuntas".

Además, Fernández recordó los "numerosos lazos afectivos, históricos y culturales" que unen a los dos países, ya que "la comunidad judía en la República Argentina es la más importante de la región de América Latina".

El mensaje al premier israelí buscó dar vuelta la página tras el grave entredicho diplomático surgido a partir de la decisión del Gobierno de acompañar en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas una moción para constituir una comisión investigadora de posibles violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario en la escalada bélica ocurrida a comienzos de mayo entre Israel y Palestina. 

La comunidad judía cuestionó la propuesta de investigar presuntas violaciones a los DD.HH. por Israel

También, la relación económica pareció resentirse ante la advertencia de Israel de no comprar más carne argentina debido al cepo a las exportaciones. Así lo hizo saber la embajada en Buenos Aires, tras realizar gestiones para reanudar los envíos e incluso establecer un cupo, aunque sin éxito.

La llegada de Bennet al poder cortó con 12 años de gobierno de Netanyahu. El líder de derecha comandará Israel por los próximos dos años, como parte de un acuerdo con el centrista Yair Lapid, coautor de esta frágil coalición que apenas tiene la mitad más uno de los miembros del parlamento. Bennet, además, es el primer dirigente observante de los preceptos hebreos en acceder a la jefatura de gobierno, algo inédito en poco más de 70 años de historia.   

Vale recordar que Fernández, apenas asumir la presidencia, eligió Jerusalén como primer destino internacional, para conmemorar un nuevo aniversario del exterminio promovido por la Alemania nazi a comienzos del siglo XX, y asimismo recuperar diálogo que se creía dificultoso tras el retorno del kirchnerismo al poder.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios