Aborto legal: el Senado convirtió en Ley el proyecto impulsado por el Gobierno

El "sí" a la legalización del aborto, mediante el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, hasta la semana 14 de gestación se impuso por 38 votos afirmativos y 29 negativos y una abstención.

El Senado convirtió en la madrugada de este miércoles en ley el aborto legal y gratuito, en una histórica sesión que fue seguida por miles de manifestantes y colectivos de mujeres de todo el país y en la cual también se sancionó el Plan de los 1000 días de cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia.

Con los apoyos de senadores oficialistas y opositores, el proyecto sobre el aborto se transformó en ley en una votación crucial que deja al Gobierno con una de sus promesas de campaña saldadas en el cierre de su primer año de gestión y una victoria legislativa de cara al ciclo electoral que se avecina.

La sesión comenzó pasadas las 16 con la presencia de 67 de los 72 senadores, tanto en forma presencial como virtual. La senadora pampeana Norma Durango (Frente de Todos) anunció al inicio de la sesión que iban a pedir al Poder Ejecutivo que modifique la ley de aborto en la instancia promulgación para sustituir el término "salud integral".

En concreto, el cambio se refiere a las causales legales para practicar un aborto después de la semana 14 de gestación, entre las cuales se encuentra el "riesgo para la salud integral" de la mujer. El término había ido criticado por Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), por considerarlo "muy amplio"; de este modo los “verdes se aseguraban el voto del ex gobernador y también del entrerriano Edgardo Kueider (Frente de Todos).

 

Otra de las senadoras que modificó su voto en relación a lo que había manifestado en 2018 fue la rionegrina Silvina García Larraburu (Frente de Todos). Durante su discurso manifestó que su decisión "es un voto deconstruido" y que “la decisión de la interrupción voluntaria del embarazo es la demanda de las nuevas generaciones . Dos años atrás la senadora había anunciado que apoyaba el proyecto de aborto, pero al momento de votar lo hizo en contra.

El "sí" a la legalización del aborto (mediante el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo) hasta la semana 14 de gestación se impuso por 38 votos afirmativos y 29 negativos y una abstención, tras un acuerdo alcanzado con algunos senadores indefinidos para retoques en el texto al momento de la promulgación, en una sesión que comenzó el martes y se extendió durante 12 horas.

Así, la Cámara tradicionalmente más conservadora del Congreso, que frenó hace dos años la misma iniciativa por 38 votos contra 31, logró esta vez darle luz verde a una ley que prioriza el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo por sobre las objeciones basadas en los preceptos constitucionales de defensa de la vida desde la concepción.

El proyecto había sido una promesa de campaña de Alberto Fernández quien se involucró hasta último momento para conseguir los avales de los senadores indecisos. El pasado 1 de marzo, en el marco de la apertura de sesiones del Congreso, había prometido que en los siguientes 10 días enviaría el texto para comenzar su tratamiento. La pandemia postergó el debate y al filo del final del año el Gobierno se encaminó a aprobarlo. 

La nueva ley de aborto deja atrás una legislación de 99 años que castigaba con cuatro años de cárcel a las mujeres que abortaban y sólo permitía la interrupción de los embarazos en casos de violación o de peligro de vida para la persona gestante.
 

Que dice la ley del aborto en argentina

El proyecto de legalización del aborto permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación. Este plazo no regirá cuando el embarazo fuera producto de una violación, en los casos de menores de 13 años o si estuviera en riesgo la vida.

En los casos de los menores de 16 que decidan abortar se requerirá su consentimiento y que concurra acompañado por un familiar o un referente afectivo.

A su vez, la iniciativa habilita la objeción de conciencia de los profesionales que no están de acuerdo con esta práctica médica. En el caso de que una institución privada no cuente con profesionales para realizar la interrupción del embarazo deberá disponer la derivación a otra institución en la que sí pueda concretarse.

En el exterior del Congreso miles de personas se congregaron desde el último martes al mediodía y se prepararon para pasar la noche allí hasta el final de la votación. Del lado de la calle Hipólito Yrigoyen se reunieron los "celestes", en tanto que del lado de avenida Rivadavia quedaron los "verdes".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios