ELECCIONES Y VIVIENDA

Viviendas sociales: el Gobierno sale a la compra de tierras privadas para un ambicioso plan

El Ministerio de Desarrollo Territorial lanzará la semana que viene una licitación nacional para adquirir tierras y construir 80.000 casas; se trata de un plan novedoso que busca sumar a los intendentes

En una decisión política totalmente disruptiva y en medio de la campaña electoral el Gobierno saldrá la semana que viene a comprar tierras de privados en todo el país para poner en marcha un ambicioso plan de viviendas como parte del Programa Nacional de Suelo Urbano.

El Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, a cargo de Jorge Ferraresi, convocará a una licitación pública nacional la semana que viene para comprar terrenos de privados y establecer un novedoso plan de unas 80.000 viviendas.

"Estamos haciendo exactamente lo contrario a lo que hacía el macrismo que era vender tierras del Estado o canalizar ese negocio para los sectores ABC1de la sociedad como parte de un negocio inmobiliario gigante", explicó el secretario de Desarrollo Territorial del Ministerio de Hábitat, Luciano Scatolini, a El Cronista.

De esta manera, desde el lunes se empezará un proceso de compras de tierras por parte del Estado con la lógica de construir viviendas y al mismo tiempo desarrollar consorcios. Se prevé que los intendentes puedan sumarse a este programa y compartir con el gobierno nacional parte de este proyecto. La decisión no es casual: se da en medio de la campaña electoral donde los jefes comunales estarán ávidos de sumar votos y mostrar una mejora económica en medio de tanta crisis por la pandemia.

No está definida aun la cantidad de terrenos que comparará el Estado porque del tamaño y las zonas dependerá el programa que contempla la construcción de 80.000 viviendas.

El Plan Nacional del Suelo Urbano está destinado al financiamiento y apoyo para la generación de lotes con servicios y los instrumentos legales que sean necesarios para favorecer la producción de suelo urbanizado.

Este programa impulsa también la creación de Bancos de Tierras, entendidos como un sistema de administración e incorporación de inmuebles al patrimonio municipal, que sirva para regularizar, constituir reservas de tierras públicas y lograr un aprovechamiento integral de las mismas. Aquí es donde los intendentes pueden formar parte también de la iniciativa con el aporte de terrenos fiscales comunales.

Scatolini dijo que tras el llamado a licitación para que haya oferentes de tierras privadas aptas para la subdivisión y la traza de un plan de viviendas se pasará a la etapa de coordinación con los municipios e incluso con los mismos privados para evaluar un esquema de consorcios mixtos urbanos.

Para llevar adelante este ambicioso plan de viviendas el Gobierno prevé un presupuesto trienal de 264.000 millones de pesos para un total estimado en más de 264.000 viviendas a levantarse en los próximos tres años. La primera etapa será de 80.000 viviendas.

El secretario de Desarrollo Territorial destacó que la compra de tierras del Estado difiere sustancialmente del esquema que tenía el gobierno de Mauricio Macri donde, según datos del Ministerio de Desarrollo Territorial, entre 2016 y 2019 se vendieron sólo en la Ciudad de Buenos Aires 50 predios del tamaño de un estadio de fútbol de grandes magnitudes como el de River Plate para llevar adelante un plan de 25.000 departamentos de 50 metros cuadrados cada uno.

"Todo eso formó parte de un negocio inmobibliario para viviendas de sectores ABC1", dijo Scatolini.

El proceso de compra de tierras privadas por parte del Estado es un cambio de paradigma y se da en un momento en que la economía argentina pasa por uno de sus peores momentos a raíz del impacto de la pandemia.

Sin embargo, el gobierno cree que este plan será reactivador de la economía y servirá también para llevar adelante la idea de "ciudades con viviendas más equitativas".

De todas maneras, en el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat aclararon que las viviendas no se entregarán de manera gratuita ni serán un subsidio. Se pagarán a largo plazo y en función del salario de los beneficiarios.

Para llevar adelante todo este ambicioso programa ya se puso en marcha la Mesa Intersectorial de Políticas de Suelo conformada por cinco componentes: un Comité Federal, compuesto por representantes sectoriales de todas las regiones; Comités Regionales, compuestos por representantes de todas las entidades del Registro de Instituciones vinculadas a la Políticas de Suelo; la Secretaría Ejecutiva, compuesta por funcionarios y equipos técnicos del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat; un Consejo Asesor que acompañará el trabajo de la Secretaría Ejecutiva y un grupo de representantes del sector público.

Todos los representantes que participan del Comité Federal y de los Comités Regionales se encuentran inscriptos en el Registro de Instituciones vinculadas a las Políticas de Suelo conformado a partir de la convocatoria abierta a instituciones argentinas ligadas al acceso al hábitat, las políticas de suelo y la gestión territorial, que cumplen con los criterios de pertinencia, representatividad y trayectoria.

Entre los ejes temáticos a debatir se encuentran los marcos legales para la ejecución de políticas de suelo, los programas con financiamiento estatal para la generación de lotes con servicios y/o suelo urbano, los aspectos tributarios y fiscales que impacten sobre el suelo y la asistencia técnica y capacitación en materia de suelo.

Además, Ferraresi implementó la creación del Registro Territorial de Suelo Apto para Programas Habitacionales y Proyectos Urbanos y del Observatorio Nacional de Precios del Suelo.

Así, se prevé la construcción y análisis de datos acerca de la situación de acceso al suelo en todo el territorio nacional, lo que constituirá un insumo fundamental para el diseño, la ejecución y la evaluación y monitoreo de las políticas y programas implementados.

Tags relacionados

Comentarios

  • JF

    Javier Ferrin

    04/06/21

    Yo soy malo para las matemáticas... pero que me lo expliquen:
    "El Gobierno prevé un presupuesto trienal de 264.000 millones de pesos para un total estimado en más de 264.000 viviendas a levantarse en los próximos tres años"

    O sea, 1 millon de pesos x vivienda en 3 años... o sea 330 mil pesos x año por vivienda. COn eso no pagan ni el sueldoi de un albañil.... cómo piensan construir las viviendas?

    0
    0
    Responder