Criptomonedas: tomá el control de tus finanzas

Hay una nueva forma de manejar tu dinero que cada vez se está haciendo más popular entre los inversores, convirtiéndote en tu propio banco y obteniendo los beneficios de un mercado que lleva más de un año en expansión.

Las criptomonedas captaron la atención del sector económico en el último año gracias a su rendimiento y las ventajas que trajeron para las grandes empresas. También sumaron particulares interesados en las finanzas: el mundo cripto es un espacio autogestivo.

Cada uno es el dueño de sus cuentas, de sus credenciales y de sus permisos, no hay intermediarios de ningún tipo ni terceros influyendo en cada operación, todo se maneja persona a persona o persona a empresa en su defecto. Esto trae a la mesa dos grandes factores: libertad absoluta por un lado, pero un riesgo por el otro, ligado a los posibles errores humanos, la falta de seguros y la creciente cantidad de estafas en el sector que es una de las mayores causas de preocupación.

Sin embargo, la seguridad a nivel operacional es hasta el día de hoy la más robusta en su tipo. La tecnología Blockchain, sobre la que se basa todo este ecosistema, es inviolable. No solo transporta la información de forma encriptada, sino que también, dicha información está descentralizada y distribuida por toda la red conformada por más de 300.000 nodos en todo el mundo.

Los nodos trabajan de forma independiente realizando procesos que luego vuelven a inyectar dentro de la red de forma encriptada y validando constantemente toda la información que los demás nodos integran a la red. De esta forma el blockchain se vuelve impenetrable.

¿Será el fin de la era de los bancos?

La libertad que ofrece este nuevo modelo pone en riesgo la naturaleza de los bancos, que durante años intermediaron en las operaciones financieras, siendo los responsables de poner las reglas y cobrando por su servicio montos que con estos nuevos métodos parecen exorbitantes.

Las criptomonedas vienen a romper con este esquema, no sólo dando a los usuarios el control total de su dinero, sino que cobrando por transacciones similares hasta cinco veces menos. Pero estas no son las únicas ventajas. Además, la red sobre la que trabajan las criptomonedas, el Blockchain, ofrece una velocidad inigualable a comparación de los servicios bancarios y se pueden mover grandes cantidades de dinero en tan solo treinta minutos.

Capitalización total del mercado de criptodivisas al 10/09/2021.

En este espacio, el equivalente a los conocidos productos financieros, es otorgado por los llamados protocolos DeFi (Decentralized finance) que son quienes vienen a suplantar las funcionalidades bancarias. En vez de estar financiados por una entidad, están costeados por los propios usuarios que brindan un crédito con su dinero, cobrando por ello, para que los demás usuarios del protocolo puedan pedir préstamos, por ejemplo. Con esta tecnología es posible lograr objetivos similares a los de las finanzas tradicionales, dentro del universo cripto, sin la necesidad de entidades ni intermediarios.

Tags relacionados