Zoom editorial

Tras la unción de Cristina, el Massa candidato pone el foco en el FMI

Cristina Fernández dio el lunes pasado el primer paso; movió la pelota, para ponerlo en términos futbolísticos, un mundo que conoce muy bien el ministro de Economía, candidato a presidente y extitular de Tigre. Luego de que el viernes por la noche se terminara de definir que Unión por la Patria (UP) presentaría una fórmula presidencial única, liderada por Massa y acompañado por Agustín Rossi, todas las miradas estuvieron puestas en cómo reaccionaría el núcleo duro del kirchnerismo.

Se sabe, Massa no representa el ideal de ese espacio, y lo que se buscaba eran las caras de quienes en principio no ven con buenos ojos su postulación. Lo que se esperaba, entonces, era la unción de Cristina; que la líder indiscutida del movimiento diera en público su bendición y dijera "es por acá", para así alinear pensamientos y voces.

Pero esa unción no vino sola; llegó con dos misiones implícitas -aunque tal vez no tanto-. En medio de la validación pública Cristina dejó también otros dos mensajes muy claros. El primero, que la inflación es un problema, pero que buena parte de esta problemática está basada en en las maniobras de las empresas para no ver deterioradas sus ganancias.

Bomba: Javier Milei ya tiene los fondos para dolarizar al precio del blue

Los cinco datos clave que destacó el Gobierno ante los empresarios de la construcción

El segundo, que con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se negocia, pero siempre dejando en claro que el organismo no es parte de la solución sino del problema. La realidad es que Massa nunca demostró pensar lo contrario. Tal vez sin ser tan duro en el mensaje, siempre habló en una dirección similar.

Lo que buscó Cristina además de hacer pública su bendición es mostrar al menos una parte de lo que se propondrá como gestión; un mensaje que bajó tanto para el propio Massa como los votantes de Unión por la Patria.

Este mensaje llega, además, en momentos en que el ministro de Economía debe volver a negociar con el FMI. Y la intención es cerrar esta instancia, pero con el argumento de que no se hará "a cualquier costo". La bajada de línea es no es romper -ni cerca de eso- pero sí ser más categórico en algunas definiciones.

El discurso sí será ahora algo más explícito, pero siempre con la idea de acordar las nuevas metas. Incluso, el foco a futuro es no tener que volver a recurrir al Fondo tras esta etapa. Economía el FMI discuten cómo deberán cerrar los números del primer semestre para que se pueda anunciar que todo salió tal cual lo planeado. Algo de esto se podría dar a conocer hoy, aunque tras tantas idas y vueltas mejor esperar a que el acuerdo se haga oficial.

Temas relacionados
Más noticias de Elecciones 2023
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.