Transferencias 3.0, códigos QR y facturación electrónica, claves para automatizar los negocios

La pandemia trajo consigo un crecimiento exponencial de los pagos digitales, en busca de reducir el manejo de efectivo.

"¿Te puedo pagar con QR?". "Sí, acá tenés... "¿Te hago envío de dinero? La factura te va a llegar a tu mail, ¿dale? ¿O preferís por WhatsApp"?.

Casi sin darnos cuenta, estas expresiones se hicieron corrientes entre los argentinos, son parte de nuestra cotidianeidad y ya no nos sorprenden. Sin embargo, el vértigo de lo que pasa nos puede hacer perder de vista que hasta hace pocos años esto simplemente no existía y que su crecimiento pre pandémico, aunque era constante y significativo, no se compara con lo que ocurre actualmente.

La pandemia trajo consigo un crecimiento exponencial de los pagos digitales, debido a la necesidad de reducir el manejo de dinero en efectivo.

El fenómeno simplemente explotó. Los pagos digitales se adueñaron del movimiento comercial, se capilarizaron sin distinguir entre grandes, chicos o medianos comercios, ni entre consumidores opulentos o populares. Hoy se puede pagar en forma digital desde un auto hasta un kilo de papas.

Y la perspectiva de futuro es exponencial. Para tener una referencia: el BCRA y el ecosistema de bancos, fintech y cámaras del sector financiero prevén que la tasa a la cual los pagos digitales le ganan al efectivo crezca hasta el 5% por año en los próximos tres años. Hoy esta alcanza a 1% al año.

Bitcoin sube 9% y empuja al mercado al alza: en cuánto se está cotizando en el país

Según datos de fines de 2020 incluidos en el Informe de Inclusión Financiera que el BCRA publicó en mayo, por cada extracción de efectivo de un cajero, se realizaron dos pagos por medios electrónicos.

Todo este fenómeno se engloba en lo que se denomina las Transferencias 3.0, por la forma en la que el Banco Central denominó su programa para promover un nuevo sistema de pagos, el cual tiene dos objetivos fundamentales: por un lado, masificar la utilización de dinero electrónico disminuyendo así el uso de efectivo, y por el otro reducir costos.

El sistema de Transferencias 3.0 fue presentado a fines de octubre por la autoridad monetaria luego de un trabajo conjunto entre el regulador, los bancos, las fintech, los procesadores de pagos y las cámaras compensadoras. La normativa propone una implementación escalonada hasta el 30 de noviembre de este año.

Uno de los pivote o el pivot fundamental de las Transferencias 3.0 son los códigos QR, cuya interoperabilidad, es decir un solo código para todas las billeteras, tenderá a ser -su implantación es gradual, no exenta de idas y vueltas- un antes y un después para el ecosistema de pagos digitales.

Los 5 hábitos de los millonarios para ser productivos y felices que podés imitar hoy

Las ventajas del QR interoperable son contundentes. El comercio ya no necesitará tener un muestrario de códigos pegado en el local por cada billetera o tarjeta que puedan tener sus clientes, lo que le hará la vida más fácil al consumidor.

Ambos se beneficiarán, además, con la realidad de que es más económico. Tiene un tope de comisión de 8 por mil para los comercios y les permite eliminar los gastos ocultos que implica el manejo de efectivo. Entre ellos, el transporte y el almacenamiento. Es gratuito para las personas usuarias.

Es un sistema de pagos abierto. No es propiedad de una empresa o banco. Cualquier startup de billetera digital podría conectarse. Es interoperable entre diferentes formas de pago. Ello permite facilitar las transacciones.

Asegura la inmediatez en la acreditación del dinero: los vendedores reciben el dinero en forma automática. Genera mayor inclusión financiera: podrán acceder a este sistema personas que no estén bancarizadas.

Cuando hablamos de Código QR (Quick Response Code: Código de Respuesta Rápida) nos referimos a un código compuesto por puntos que puede escanearse desde el celular para abonar en comercios sin tener efectivo ni tarjetas, por ejemplo desde la app de una billetera virtual.

Que sea interoperable implica que pueda ser leído por cualquier billetera virtual. Para ese fin, se crea una interfaz estandarizada de pagos que permite compatibilizar los pagos desde todas las cuentas, las bancarias y las de billeteras virtuales.

Este gurú financiero mundial pronostica un "gran colapso" de los mercados: qué activo aconseja adquirir

Esto significa que un mismo código QR permitirá hacer pagos con transferencias desde cualquier cuenta, ya sea de un banco o de un proveedor de servicios de pago.

De esta forma, este medio de pago se equipara al uso de efectivo.

El sistema interoperable ya se encuentra habilitado para pagos con tarjeta de débito o con sistemas prepagos con saldo en cuenta.

Y avanza. El 19 de agosto de este año, el Banco Central estableció que las entidades financieras y los prestadores de sistemas de pagos deberán generar en 60 días un código QR que identifique a las cuentas de sus clientes comerciales, de tal manera de poder recibir transferencias inmediatas o pagos con transferencias.

A su vez, las cuentas corrientes de personas humanas y jurídicas en entidades financieras y las cuentas de pago de los proveedores de servicios de pago, cuyos titulares sean personas jurídicas, deberán ser identificadas ahora también por un código QR. Hasta el momento tenían como códigos de identificación un número de CBU/CVU y un alias.

Es decir, todo está cambiando. Es un fenómeno dinámico.

En este escenario, los comercios tienen que prestar cada vez más atención a los medios de pago que están aceptando, cuáles son sus costos y en cuánto tiempo cuentan con el dinero disponible.

La fintech argentina que busca 22 empleados con sueldos altísimos: $ 350.000 al mes

Todo esto es un contexto donde facilitar el pago es mejorar la experiencia de compra, o la experiencia de usuario, un imperativo para cualquiera que quiera prosperar en los negocios de esta era.

La automatización del proceso de facturación es un paso fundamental y complemento perfecto para avanzar en la digitalización integral del negocio, que es de lo que se trata.

Existen empresas que hacen un aporte con soluciones que, entre otras ventajas, facilitan la entrega del comprobante al instante, impulsan la confianza en la marca vendedora, ayudan a cumplir los tiempos de entrega -ya que en E-commerce la mercadería no puede despacharse hasta ser facturada- y ayuda a las marcas a disminuir las posibilidades de error en la emisión de la factura.

De este modo, los comercios tienen una gran oportunidad para brindar una excelente experiencia de usuario a través de las Transferencias 3.0, códigos QR y la automatización de su facturación.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.