Zoom Editorial

Qué dos datos alientan a la economía y por qué es clave el acuerdo con el FMI

A modo de conclusión se puede decir que el año termina como empezó si se habla de las reservas del Banco Central (BCRA). O también se puede entender que con una inflación de 50% y sin recuperación de los salarios por arriba de los precios, los argentinos son más pobres. Las dos afirmaciones, en líneas generales, son correctas.

Pero si lo que se quiere es aventurar cómo se viene el 2022, y cuál será la capacidad que tendrá el Gobierno de sostener el ritmo de crecimiento de la economía, hay dos datos que pueden ser claves en la medida de entender su evolución. Por un lado, la disponibilidad de divisas: a lo largo de 2021 el BCRA termina con reservas brutas en el mismo nivel que inició el año. Pero el verdadero dato a seguir es la capacidad de comprar divisas y este año de punta a punta fueron más de u$s 5000 millones lo que compró. Las reservas siempre fluctúan, por eso es determinante saber el flujo. Según los datos de diciembre, el complejo cerealero liquidó en el orden de los u$s 2700 millones, con algunos picos de más de u$s 200 millones diarios. Habrá que ver en enero si se mantiene esa tendencia como esperan en el BCRA.

El BCRA afirmó ayer que está dispuesto a flexibilizar las regulaciones o cepos el año próximo si lo permiten las condiciones generales de la economía.

"En la medida que las condiciones macroeconómicas lo permitan se irán flexibilizando las regulaciones, con el objetivo de mantener en el mediano y largo plazo un conjunto de normativas macroprudenciales compatibles con la dinamización de los flujos de capitales orientados a la economía real", señaló la autoridad monetaria.

Mientras tanto, las reservas seguirán sin recuperarse en la medida que no se cierre el acuerdo con el FMI, por eso el flujo mostrará la capacidad de seguir abasteciendo de insumos a la producción.

El otro dato, que se conocerá recién la próxima semana, tiene que ver con la recaudación impositiva. Según estimaciones que maneja El Cronista, registrará en diciembre un incremento por encima del 70% frente al mismo mes de 2020. Con una particularidad, los impuestos vinculados al mercado de trabajo registraron una mejora del 68% mientras que tributos asociados a la dinámica del mercado interno como el IVA escalaron por encima del 70%. Cuando se confirmen estos números, el Gobierno podrá mostrar que el crecimiento sigue sostenido y que la tendencia a mejorar el resultado fiscal podrá alcanzarse más por la mejora del ingreso que por la caída del gasto. En la evolución de la recaudación hay parte sustancial de la negociación nunca cerrada con el Fondo. Por ahora, la AFIP le aporta buenas noticias. Economía cree que con dólares y pesos alcanza, pero el mercado sabe que sin acuerdo con el FMI se cerrarán las dos canillas.


Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios