Medidas

Programa registradas: ¿alcanzan los estímulos para registrar trabajadoras?

En base al programa Registradas, la especialista en impuestos sugiere cómo ampliar el menú de medidas para que la registración funcione.

La propuesta del plan Registradas es algo para pensar. Por un lado, es destacable y muy positivo que el gobierno se ocupe de uno de los sectores más vulnerables como es el territorio de las personas que trabajan en casa de familia.

Históricamente es un sector ignorado, donde los años de trabajo no generaban derecho a jubilación ni a prestaciones sociales, ni al reconocimiento básico de que se trata de un trabajo que genera valor igual que cualquier otro sector de la economía.

La AFIP intimó a blanquear a trabajadoras de casas particulares: los pasos para estar al día

Registradas está pensado para las personas empeladas en casa particulares, esto se refiere a las personas que trabajan para otros que toman sus servicios dentro del hogar y no para revenderlo o lucrar con él.  Entran en esta categoría las personas que se empleen para trabajar el hogar en tareas de limpieza, cuidado de niñas y niños, cuidados de persona adultas no terapéutico, y personas de asistencia general en el hogar.

En el pico de registración en el régimen de casa particulares ante AFIP hubo más de 600.000, más del 90% de mujeres.

Hoy la cifra disminuyó muchísimo y Registradas viene a ocuparse de eso ofreciendo un subsidio a quienes "blanqueen" las relaciones laborales en curso o inicien relaciones laborales nuevas, de entre el 30% y el 50% del sueldo por 6 meses.

Registradas: paso a paso, cómo es el trámite para anotar a la empleada de casa particular, la escala salarial, los plazos para el blanqueo y qué sucede si no se cumple


la letra chica

Reitero, es destacable y muy positivo que Registradas se ocupe de un enorme sector de la economía argentina tradicionalmente ninguneado, pero puestos a leer la medida no parece suficiente estímulo para lograr el objetivo.

El objetivo es en definitiva que las personas que emplean personal en sus casas particulares declaren la relación, y ¿por qué se negaría alguien a hacerlo? No sería por un tema de costos porque los aportes son muy pequeños en relación al valor mínimo que debe reconocerse por estos trabajos, de hecho, está muy lejos de las cargas sociales que deban generarse por cualquier empleo "comercial" y se pensó así como una forma de que las casa particulares puedan tomar empleadas y empleados.

El Gobierno presentó el programa "Registradas" para blanquear trabajadoras de casas particulares

El asunto es que una vez que se comienza en negro y funciona, es difícil torcer la conducta de los empleadores, y solo un beneficio significativo lo lograría. Un subsidio de una parte del salario, que además exige su depósito en una cuenta bancaria que la mayor parte del universo de personal de casa particulares no tiene y habrá que tramitar, parece poco.

Lo que sí funciona, y tenemos pruebas, es otorgar un beneficio concreto y permanente que esté vinculado con una reducción en los impuestos que pagan quienes dan los empleos

Así funcionó cuando comenzó el régimen en el año 2005 que daba la posibilidad de descontar en ganancias los sueldos y las cargas sociales del personal exigiendo a cambio la registración formal del personal doméstico: Esa norma logró un objetivo que parecía imposible en esa época que era formalizar el mercado de empleo doméstico.

ganancias y monotributo

Hoy el incentivo Ganancias está limitado a poco más de $170.000 anuales no importa la cantidad de relaciones laborales declaradas. Ese límite debería eliminarse permitiendo la deducción total de los sueldos que se declaren pagados a las personas que se reconozcan como empleadas.

Alguien podría plantear que ese incentivo funciona para todos aquellos que hoy pagan impuesto a las ganancias y es cierto. Para el universo del "monotributismo" propongo dejar la idea original del Registradas.

De una u otra manera el objetivo es lograr la formalización laboral del mercado del empleado doméstico permitiendo la incorporación al sistema formal legal a niñeras, mucamas, cuidadoras de ancianos e innumerables colaboradores de tareas del hogar dándoles acceso a obra social, derechos jubilatorios y al crédito formal. 

Es de destacar que muchas de estas personas son mujeres cerca de los límites de pobreza en núcleos familiares donde la formalización de un miembro beneficia a todo su núcleo.

Dado el potencial de una medida que busque el blanqueo de relaciones laboral en las que se desarrolla una de las partes mas necesitadas de cuidado de la sociedad, creo que estaría muy bien repensar el formato de Registradas para que su impacto sea potente y tangible.

Seguramente le seguirá a una movida de este tipo un agradecimiento enorme de una masa de mujeres trabajadoras que probablemente supere el millón de argentinas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios