Zoom Editorial

Milei desafila la motosierra, Bullrich se centraliza y Massa trae dólares del FMI

Pasó poco más de una semana de las elecciones primarias y millones de argentinos se siguen preguntando por qué Javier Milei fue el más votado.

Si bien el candidato de La Libertad Avanza irrumpió con fuerza en la política, ninguna encuesta lo daba con 30 puntos.

Los consultores políticos analizan el escenario con cuidado. La mayoría cree que la elección de octubre está abierta y cualquiera de los tres candidatos (Milei, Sergio Massa y Patricia Bullrich), tienen posibilidades de llegar a la presidencia.

También la mayoría cree que Massa puede repuntar como lo hizo Macri en la elección que perdió contra Alberto Fernández, que Bullrich está afectada porque Milei la colocó en la mira para sacarle votos y que precisamente Milei comienza a desafilar su motosierra para que el plan que proyecta aplicar tenga mayor credibilidad.

Un análisis de la consultora Ad hoc, que comanda Javier Correa, de abril pasado explica muy bien el fenómeno de la Libertad Avanza y por qué un representante de la derecha como Javier Milei cuenta con votantes que no son de derecha.

¿Cómo explicamos que un candidato que está a la derecha de Juntos por el Cambio se beneficie con el drenaje de desencantados que crece desde el peronismo?

Ad hoc señala que pensar al sistema político argentino únicamente por el espacio ideológico izquierda derecha que ocupan los partidos es una simplificación y un error. Lo complejo del fenómeno es que no estamos hablando sólo de un candidato de derecha, sino que hablamos del emergente del único gran consenso que tienen los segmentos electorales en la Argentina: la política, en sus versiones más taquilleras, ha desencantado recientemente. Esta visión no solo es generalizada, sino que también afecta a los propios votantes fieles de las distintas fuerzas.

Entonces, ¿la polarización que plantea Milei es ideológica? La respuesta es no. En realidad no es ideológica, es emocional.

"No es peronismo versus antiperonismo, es enojados versus la casta. Y la casta son todos los políticos. Dame tu corazón enojado para castigar a esa casta. Los hartos versus los privilegiados deja del mismo lado del fango al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio. En este lío pesca Milei", afirma Ad hoc.

¿Le alcanzarán a Sergio Massa los desembolsos del Fondo Monetario y las medidas que tomará para mejorar el bolsillo de los trabajadores para dar vuelta el resultado? ¿Le alcanzará a Patricia Bullrich con moderar su discurso y captar a los electores de Horacio Rodríguez Larreta? ¿O le alcanzará a Javier Milei con hablar de un plan motosierra, difícil de aplicar, pero que endulza los oídos de sus fieles?

Temas relacionados
Más noticias de Sergio Massa
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.