OPINIÓN

La importancia de la salud mental de los colaboradores y los espacios de trabajo

 El domingo 10 de octubre, en el mundo se celebró el Día de la Salud Mental, promovido por la Federación Mundial de la Salud Mental.

Este tema, que increíblemente puede clasificarse como taboo o poco charlado alrededor del globo, es inmensamente importante en todos los aspectos de nuestras vidas.

Específicamente en el ámbito laboral, en donde las prácticas pueden volverse competitivas o estresantes, y donde los colaboradores pueden no lograr establecer -sobre todo en tiempos de pandemia- un balance entre la vida laboral y familiar.

Ante este panorama, en las empresas nos enfrentamos al reto de superar el estigma social que supone hablar abiertamente sobre las enfermedades mentales y sensibilizarnos más sobre los factores de riesgo que provocan tales enfermedades, así como los mecanismos existentes para su detección y atención oportuna frente a situaciones de riesgo.

Burn out

Un estudio de ManpowerGroup lanzado recientemente revela que 1 de cada 3 líderes locales afirman que sienten "burn out" laboral, están ansiosos y estresados, a raíz del contexto de la pandemia.

Del home-office al office-home: qué es y por qué avanza en las empresas argentinas

Tanto líderes como colaboradores sienten la presión laboral, y es por esto que en nuestra compañía buscamos apuntar a la generación de empleos con condiciones más humanas en el trato, con el objetivo de que todos sean capaces de reconocer los unos en los otros síntomas de depresión, incluyendo tristeza excesiva, desesperanza, pérdida de interés en actividades, de apetito o trastornos de sueño.

Mientras pensamos más allá de la pandemia, será fundamental que las organizaciones continúen enfocándose en el bienestar de sus colaboradores.

Equipos más felices y productivos

Si algo nos enseñó esta crisis es que son temas que no podemos permitirnos ignorar; volver a las viejas formas de trabajar -largas horas, eternos viajes al trabajo y poco tiempo para nosotros-, significará que perdimos la oportunidad de fortalecer nuestra cultura y hacer que nuestros equipos sean más saludables, felices y productivos.

Trabajar menos días por semana, el reclamo de 3 de cada 4 empleados

En este sentido, hay un elemento en el que todas las empresas deberían pensar, sobre todo en estos momentos en que nos toca reorganizar nuestros modelos de retorno: el diseño de la oficina, la flexibilidad y cómo estos pueden mejorar nuestro bienestar general.

Como verdadera creyente y entusiasta de los espacios flexibles, veo enormes beneficios de incorporar estos conceptos como pilares importantes de nuestra estrategia de bienestar:

Diseño de oficinas, espacios flexibles e inspiradores

Somos producto de nuestro entorno. El lugar de trabajo se ha redefinido como un centro para la colaboración y la productividad y el diseño de este debe evolucionar para respaldar este cambio logrando un equilibrio entre el enfoque y la colaboración, mejorando la experiencia y el bienestar de los colaboradores.

Empresas, ambiente laboral y resultados: el futuro es de los vagos

La pandemia ha presentado a los líderes empresariales una oportunidad única de pensar en el espacio de oficinas de una manera nueva.

Estoy segura de que las empresas que logren comprender que esto es importante para el bienestar, tendrán una clara ventaja en el futuro a corto plazo.

El futuro del trabajo es flexible

Muchas empresas están retornando a las oficinas de manera híbrida, la cual existe cuando permiten a sus colaboradores trabajar de forma remota, de forma presencial o dividir su tiempo entre los dos.

Alquilan departamentos cerca de casa para home-office: se pagan en dólares como las oficinas

El concepto relevante es la posibilidad de que los colabores elijan con total libertad dónde y cuándo hacer su mejor trabajo. Cuando se confía en ellos de esta manera, se sienten más felices y rinden al máximo.

Si bien cada empresa tiene sus propias razones para realizar la transición a esta nueva forma de trabajar, hay una cosa en la que todos podemos estar de acuerdo: el lugar de trabajo híbrido prioriza la experiencia del colaborador y el bienestar general.

Una parte importante de esta proviene de escuchar a nuestra gente y actuar con empatía.

Ahora más que nunca anhelamos la conexión, la cercanía social y las conversaciones significativas cara a cara. Es nuestra responsabilidad proporcionar un entorno seguro para que se produzcan estas interacciones; al final, estas relaciones generan una mejor colaboración, comunicación y confianza dentro de la empresa

Tags relacionados

Compartí tus comentarios