Opinión

La importancia de calcular el stock de carbono en el sector agropecuario

El factor climático constituye uno de los componentes de mayor incidencia para la producción de alimentos. El sector agropecuario es indudablemente uno de los sectores con mayor experiencia en la adaptación a la variabilidad climática. Históricamente, ha modificado sus manejos culturales en base a los cambios observados en el ambiente.

Sin embargo, hay una diferencia entre variabilidad climática y cambio climático, que modifica sustancialmente su forma de abordaje.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en su artículo 1°, define al mismo como la composición de la atmósfera global y que se suma a la variabilidad natural del clima observada. 

El objetivo último de la CMNUCC es lograr la estabilización de las concentraciones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático.

Ese nivel debería lograrse en un plazo suficiente para permitir que los ecosistemas se adapten naturalmente al cambio climático, asegurar que la producción de alimentos no se vea amenazada y permitir que el desarrollo económico prosiga de manera sostenible.

En este sentido, Fundación ProYungas, viene incentivando a las empresas del sector citrícola a que midan y cuantifiquen el stock de carbono de las áreas silvestres que integran sus propiedades, así como también la medición del mismo contenido en las plantaciones de cítricos.

El valor del stock de carbono calculado en estas áreas constituye la cantidad acumulada de carbono que fue removida de la atmósfera y fijada en la vegetación. Se puede asumir, de esta manera, que las empresas citrícolas mediante acciones de conservación de las áreas silvestres y de buenas prácticas de manejo de las áreas productivas mantienen estos sumideros de carbono en condiciones óptimas y que aseguran su sostenibilidad. 

El cálculo del stock de carbono contenido en plantaciones de cítricos es una materia incipiente a nivel mundial, por lo tanto no existen consensos sobre metodologías de estudio o protocolos de aplicación.

Desde San Miguel. para calcular el stock de carbono de la compañía se tomaron los lineamientos generales sobre captura de CO2 del IPCC y estudios preexistentes de stock de carbono en cítricos de otros países

Desde San Miguel, el compromiso con el entorno ambiental tanto en las operaciones como en la estrategia climática es prioritario y es por ello que para calcular el stock de carbono de la compañía se tomaron los lineamientos generales sobre captura de CO2 del IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) y estudios preexistentes de stock de carbono en cítricos de otros países.

El resultado arroja la conservación como bosque nativo del 61% de la tierra de la plantación ubicada en Tucumán. La medición y cuantificación del stock de carbono de las áreas silvestres como la de las plantaciones de cítricos constituye la cantidad acumulada de carbono que fue removida de la atmósfera y fijada en la vegetación. 

De los estudios realizados junto a Fundación Proyungas se desprende que la organización cuenta con un Stock de Carbono almacenado en las plantaciones de cítricos de la Finca Caspinchango de 75,92 tn/ha y una tasa anual de fijación de carbono en las plantaciones de cítricos de Finca Caspinchango es de 3,4 tn/ha/año.

Este trabajo se viene realizando año tras año de manera sostenida. Asegurar la sostenibilidad y conservación de la biósfera es prioritario y es por ello que alentamos a todas las empresas del sector a sumarse al Cálculo de Stock de Carbono para contribuir entre todos un mundo mejor antes de que sea demasiado tarde.

Temas relacionados
Más noticias de huella de carbono
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.